lunes, 6 de junio de 2011

OLIGOTERAPIA


Los oligoelementos son elementos químicos que a pesar de estar en el organismo en cantidades muy pequeñas son imprescindibles para el buen funcionamiento de éste.

La Oligoterapia utiliza estos oligoelementos en dosis muy bajas, a menudo infraalimentarias. Estas concentraciones son las necesarias para que los oligoelementos actúen como cofactores enzimáticos a nivel intracelulcar.

Se trata pues de las concentraciones que el organismo necesita para funcionar de manera correcta, nunca de cantidades superiores a las fisiológicas.
Esto hace que no exista ningún peligro de toxicidad ni para la madre ni para el niño en ninguna de las fases del embarazo.

En cuanto a la lactancia, la toma de oligoelementos por parte de la madre, no supone ningún riesgo de toxicidad por las mismas razones y además no produce ningún cambio en el sabor o las características de la leche, por lo que no altera en ningún modo el proceso natural de la lactancia.

Posología y modo de administración

La posología y vías de administración en embarazadas y madres lactantes son las mismas que en el resto de la población.



En los niños, son comunes las patologías leves que se resuelven simplemente reestableciendo el equilibrio perdido. Por este motivo, la Oligoterapia es muy eficaz en Pediatría.
Los oligoelementos catalíticos pueden administrarse a niños desde el primer día de vida.
Debido a las pequeñas dosis que se emplean en Oligoterapia, no existe ningún peligro de toxicidad en los niños.

La dosificación es la misma que en los adultos, pues en Oligoterapia se emplean las mínimas concentraciones de oligoelementos necesarias para que actúen como cofactores enzimáticos y esto es independiente del peso del paciente.

Posología y modo de administración

Por el contrario, la posología en los niños suele ser menor que en los adultos, pues las situaciones de desequilibrio son más fácilmente solucionables, de forma que a menudo se necesitan menos tomas semanales en el niño que en el adulto.

En los niños, la vía de administración idónea es, igual que en los adultos, la sublingual. Las dificultades que puede entrañar esta vía se solventan administrando el preparado mediante una jeringa que sirve para distribuir el líquido por la cavidad oral y que consigue que la mucosa oral pueda absorber el oligoelemento. En la práctica esta forma de administración en bebes y niños se ha mostrado totalmente eficaz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate