martes, 7 de junio de 2011

Consejos para disfrutar de los baños de sol con seguridad

        Tome preparados naturales adecuados para preparar su piel desde al menos un mes antes de exponerse al sol habitualmente.

        No se exponga nunca al sol sin una protección adecuada.

        Incremente de forma gradual la duración del tiempo de exposición.

        Elija una protección adecuada a su tipo de piel.

        Aunque se aplique protección solar, evite baños de sol de larga duración.

        Procure evitar la exposición en la horas centrales del día (12:00 – 16.00 H)

        Aplique loción solar abundantemente al menos 20 min. antes de la exposición.

        No olvide aplicar loción protectora repetidamente, ya que el agua, la transpiración y el secado de la piel eliminan parcialmente el producto aplicado.

        Advertencia: La duración del baño solar no debe aumentarse por la aplicación repetida de crema solar.

        Evite las quemaduras solares, especialmente en niños. La piel tiene “memoria” y la zona quemada se quemará con más facilidad en el futuro.

        No exponga a niños ni a recién nacidos a los rayos del sol de forma directa.

        Una protección total ante el sol no la puede garantizar ningún cosmético.

        Después del baño de sol es recomendable la aplicación de un buen “after sun” para hidratar y calmar la piel, cuidándola y contribuyendo a un bonito bronceado.



                                                                       .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate