jueves, 27 de junio de 2013

Menopax

La menopausia es un proceso natural en el que la mujer padece un disminución en la producción de las hormonas sexuales femeninas, y en concreto, de los estrógenos y la progesterona. Este déficit hormonal da lugar a un conjunto de síntomas que en el 80% de los casos, se manifiesta con más o menos intensidad, en formas de sofocos, sudoración, sequedad vaginal, alteraciones cutáneas, así como cambios de humor, irritabilidad o cansancio, entre otras manifestaciones.

Numerosos estudios epidemiológicos realizados en poblaciones asiáticas han desvelado que las dietas ricas en unos compuestos naturales conocidos como los fitoestrógenos pueden desempeñar un papel beneficioso en la sintomatología climatérica. De hecho, las mujeres orientales que se encontraban en esta etapa de la vida tenían una menor incidencia de sofocos, dolores articulares y musculares, irritabilidad, cambios de humor, aumento de peso, etc. 
Los mismo estudios sugieren que estas poblaciones disfrutan de un menor riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares y fracturas como consecuencia de la osteoporosis.

Los fitoestrógenos están dotados de una actividad estrogénica débil por lo que mimetizan y modulan las acciones de los estrógenos endógenos. Por este motivo, la menopausia, aunque también su consumo se asocia a un menor riesgo de ciertas enfermedades como son la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres dependientes de hormona como el de mama, próstata o endometrio.

Menopax de Sura Vitasan es una fórmula elaborada a partir de extractos de plantas estandarizados para garantizar una máxima eficacia en la reducción de los síntomas asociados a la menopausia. Entre las plantas destacan el Trébol rojo (Isoflavonas), Dong Quai (Ligustilide), Cimifuga racemosa (Triterpene) y el Sauzgatillo (Agnusides, Aucubin) que presentan un elevado contenido en fitoestrógenos. Entre estos compuestos se encuentran las isoflavonas, activas muy reconocidos para paliar los síntomas que acompañan la etapa del climaterio. 
La formulación de Sura Vitasan también contiene flavonoides procedentes del Diente de león y de la Dioscórea villosa, dos plantas con interesantes beneficios sobre el sistema vascular.

Ingredientes por cada 2 cápsulas:
Dong Quai (1% ligustilide) e.e. => 250 mg
Sauzgatillo (0.5% agnusides, 0.6% aucubin) e.e. => 250 mg
Trébol rojo (40% isoflavonas) e.e. => 150 mg
Diente de león (3% flavonoides) e.e. => 125 mg
Cimifuga racemosa (2.5% triterpene) e.e. => 60 mg
Dioscórea villosa (16% disgenine) e.e. => 50 mg

e.e. = extractos estandarizados

Otros ingredientes:
Estearato de magnesio vegetal y sílice hidratado.
Cápsula vegetal:
Celulosa vegetal y agua pura.
Forma de presentación:
Envases de 30 y 60 cápsulas.
 














El contenido de este artículo pretende únicamente informar y no reemplaza el consejo médico. Antes de tomar cualquier complemento alimenticio consultar con un profesional de la salud. Una alimentación sana y equilibrada junto con ejercicio son esenciales para el mantenimiento de una buena salud.


miércoles, 26 de junio de 2013

Neuronil Plus





En determinas épocas del año y en ciertos periodos de la vida, nuestro organismo y nuestra mente se resiente de un cansancio que se refleja en pérdidas de memoria, dificultad para concentrarse, dificultades para dormir e incluso depresión.


NEURONILPLUS es un preparado especialmente formulado para contrarrestar estos nocivos efectos que se manifiestan especialmente en estudiantes, personas mayores y colectivos sometidos a un gran estrés tanto físico como emocional. 


Su fórmula combina fosfatidilserina con vitaminas del grupo B y antioxidantes que se han mostrado útiles como promotores de la actividad cerebral y contra el envejecimiento neuronal, así como eficaces en estados de depresión y fatiga.


La Fosfatidilserina, es un fosfolípido esencial para el funcionamiento de las células cerebrales; su alto contenido en el cerebro se relaciona con una buena actividad neurotransmisora a nivel sináptico que se traduce por una mayor capacidad de memorización, aprendizaje y entendimiento.


El fósforo es un componente destacado en el tejido nervioso y cerebral, se aloja en el núcleo de las células y junto con el calcio es un componente del tejido glandular.


El Citrato de colina, combinación de citrato y colina, mejora el funcionamiento de la mente y del cuerpo al aumentar la absorción de magnesio. Su aporte mejora el movimiento y la coordinación al mismo tiempo que estimula la memoria y la función cognitiva. También es fundamental en el metabolismo de las grasas: favorece su movilización y acelera su combustión produciendo energía. 


El Glicerato de magnesio, asegura un aporte de magnesio, mineral necesario en las células nerviosas; su déficit provoca una disminución de la memoria y de la capacidad de retención. 


La Vitamina B6, tiene un efecto antidepresivo, su ausencia favorece la irritabilidad. Esto se debe a que actúa en la configuración del ADN. 


La Vitamina B2 o riboflavina, interviene en el metabolismo energético. La riboflavina es indispensable para el crecimiento normal y la conservación de los tejidos. Si existe un déficit, algunos tejidos quedan más dañados que otros. 


El ácido pantótenico o Vitamina B5 interviene en el metabolismo celular como coenzima en la liberación de energía a partir de las grasas, proteínas y carbohidratos. 


El ácido fólico o Vitamina B9 es una coenzima necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina. Interviene en la síntesis de bases púricas y pirimidínicas y en la eritropoyesis.


La Vitamina B1, se encuentra en las terminaciones nerviosas. Participa en la formación de acetilcolina. Su aporte combate los estados de fatiga, anorexia, y debilidad de memoria.


La Vitamina B12 o cianocoblamina es fundamental en el metabolismo del fósforo y el mantenimiento de las células nerviosas (interviene en la síntesis del ADN), es un neurotrófico para los tejidos nerviosos. Colabora en la formación de la colina y es un buen protector hepático.


El flúor actúa como tonificante y es indispensable para la excitabilidad de las membranas celulares. 


El Selenio, es un mineral de carácter antioxidante muy relacionado con la vitamina E, ejerce su acción a nivel de las estructuras lipídicas de las membranas celulares. 

 Información del producto:
Cada cápsula aporta:
Fluor => 1.75 mg (50% C.D.R.)
Selenio => 27.8 microgramos (50%. C.D.R.)
Vitamina B2 => 1.4 mg (100% C.D.R.)
Vitamina B1 => 1.1 mg (100% C.D.R.)
Vitamina B12 => 2.5 microgramos (100% C.D.R.)
Vitamina B6 => 1.4 mg (100% C.D.R.)
Vitamina B9 => 200 microgramos (100% C.D.R.)
Vitamina B5 => 6 mg (100 C.D.R.)
Fosfatildiserina => 100 mg
Citrato de colina => 20 mg
Glicerofosfato de magnesio => 100 mg 

C.D.R.: Cantidad Diaria Recomendada

Recomendación de consumo
1 cápsula diaria junto con el desayuno

Presentación:
Envase con 60 cápsulas.
















La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


lunes, 24 de junio de 2013

Uno de cada 5 niños es alérgico

La excesiva higiene y otros factores como la alimentación o la contaminación incrementan el número de casos de niños alérgicos cada año, y ya suponen uno de cada cinco, según los expertos reunidos en el Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP), que se celebró recientemente en Ávila. Tan sólo en el caso del asma el número de niños se ha duplicado en las últimas tres décadas, según datos de la SEICAP.

El hecho de que los niños se desarrollen “en un ambiente de asepsia, con ausencia de gérmenes, rodeados de una higiene excesiva, con tanta esterilización, vacunados de todo y sin riesgo de infecciones provoca que su sistema inmunológico no active el mecanismo de defensa sino el que favorece las alergias”, explica el doctor Marcel Íbero, presidente de la SEICAP. Un estudio reciente publicado en la revista Immunity permitió probar como la exposición a los gérmenes del medio ambiente en niños pequeños permite un desarrollo normal del sistema inmune, lo que contribuye a evitar futuras alergias y lo protege de infecciones. Según el doctor Íbero “en un ambiente de gérmenes como el de los países del tercer mundo o con carencias sanitarias, la respuesta inmunológica TH2 con la que nacen los niños y que favorece las alergias se convierte en TH1, que es la que activa la defensa para poder combatir las infecciones”.

El progreso y la occidentalización han contribuido a "la aparición de cambios en el estilo de vida de las personas que viven en países desarrollados, que han modificado sus hábitos de higiene, de alimentación o incluso la decoración de las casas. Todo este conjunto de causas, unidas a la contaminación, provocan cambios en el sistema inmunológico de los niños ya desde el vientre de la madre, cuya respuesta de defensa se vuelve más débil y favorece la aparición de alergias”, explica el doctor Luis García Marcos, del Servicio de Alergología Pediátrica del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Un informe publicado este mes por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud Pública (NCHS) de EEUU confirma el aumento de niños con alergias y el mayor número de casos en niños procedentes de familias con ingresos más altos que en niños por debajo del umbral de la pobreza. La diferencia es amplia en el caso de las alergias respiratorias, afectando al 14,9% en los niños con menos ingresos y al 18,3% a los que tienen un nivel económico más alto.

Los síntomas más comunes de las alergias incluyen tos, picor de ojos y nariz, sibilancias, urticaria, angioedema, asma, rinitis, conjuntivitis, síntomas digestivos, dificultades para respirar, ezcema o reacciones de anafilaxia. Esto resulta “muy molesto e influye de manera notable en la calidad de vida de los niños. En muchos casos se traduce en problemas de escolarización, de aprendizaje y faltas al colegio. En casos graves requiere el ingreso hospitalario”, asegura el doctor García Marcos.

jueves, 20 de junio de 2013

Descubre la manteca de Karité pura de Mon



La manteca de karité ecológica de Mon proviene de las nueces de este árbol africano. Es totalmente natural y todo el mundo la puede usar, desde bebés hasta ancianos sobre el rostro y el cuerpo, en manos, codos, pies, rodillas, labios y zonas íntimas.

Antiirritante, para las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica.
Las personas con SQM (sensibilidad química múltiple) pueden usarlo sin problemas como cosmético diario.
Es un cosmético muy rico en vitamina F, con buenos resultados contra la psoriasis.
Embarazo: previene la aparición y la formación de estrías. Durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho y protege al bebé de enrojecimientos de la piel por la fricción de los pañales. Se puede aplicar todas las veces que sea necesario.


Manteca de karité 100% ecológica

La característica exclusiva del karité, el secreto que hace que sea un producto único, es su altísimo contenido en "insaponificables" (del 12 al 18 por ciento), que son fundamentales para mejorar la tonicidad de la piel, mantener se elasticidad y regenerarla.

Afeitado para pieles sensibles: aplica una fina capa antes del jabon, realizarás un fácil afeitado sin irritaciones.

Mascarilla capilar: untar el pelo con manteca de karité y envolverlo con una toalla durante 20 minutos, lavar después. Ideal para nutrir el cabello seco.

Piel fina y suave: llena la bañera y vierte una cucharada de karité, extenderá una fina capa invisible por todo el cuerpo, que quedará terso, satinado, hidratado y muy suave.

Previene la formación de llagas, regenera heridas y activa la curación dérmica de los herpes.

Es un protector solar (equivalente a un FPS4 totalmente natural.


Crema facial de karité ecológico regenerante
Hidronutritiva para pieles secas


Crema protectora y nutritiva para pieles con tendencia seca.
Elaborada con manteca de karité ecológica, centella asiática, aceite de oliva y aceite esencial puro de mirra y naranja. Aplicar por la mañana y por la noche.








Mantenca de karité +10
100% pura y ecológica

Es un eficaz regenerante celular, con muchas propiedades anti-edad, que nutre y suaviza la piel.
+10 es una mezcla de manteca de karité con otros ingredientes naturales. En pocos dias notaremos los resultados en la prevención del envejecimiento de la piel, al tener un importante efecto antiarrugas y en la lucha contra las estrías.
Composición 100% natural
Karité ecológico, aceite de Argán, aceite puro de rosa mosqueta y aceites esenciales de lavanda, árbol del té, limón, naranja, cedro, té verde, mirra y manzanilla.


Protector labial de karité



Muy adecuado para tratar los labios resecos por el frío, a los que aporta un atractivo brillo. También se puede utilizar en la nariz irritada por alergias o resfriados.
Labial natural o con aroma de fresa o coco.






Crema solar SPF 30 de karité



El karité es muy utilizado como protector solar por las mujeres africanas. 
Crema protectora con karité y aloe vera, enriquecida con lavanda ecológica y rosas.






Crema de manos y pies de karité



Enriquecida con aceite esencial de limón y almendras, es muy hidratante, libre de grasas, para pedicuras, manicuras y reflexoterapia.
Utilízala para masajear las manos, aportando gran suavidad en cutículas y uñas y ayudando a fortalecerlas.







Sabías que...
la manteca de karité, pese a su aspecto graso, no es comedogénica, (no produce granitos) por lo que es ideal para el cuidado de todo tipo de pieles, desde las más sensibles a la más grasas.

Mensaje directo de Mon

"Quizás fuimos los primeros en realizar el comercio justo.
En el verano de 1990, en el corazón de Burkina Faso, descubrimos el karité. Aprendimos sus propiedades y usos. Posiblemente, os aseguramos que, sin saberlo, fuimos de los primeros en realizar lo que ahora se conoce como el comercio justo. Pensamos que era lógico pagar un precio justo a nuestros proveedores de Burkina Faso, muy superior al que recibían de las grandes empresas. Desde entonces seguimos aplicando la misma filosofía en nuestras compras."



Nos gustaría terminar  agradeciendo a Mon su inestimable ayuda e información para la confección de esta nueva entrada en nuestro blog. 


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud. 

lunes, 17 de junio de 2013

Fototipos



Fototipo I
  • Piel: rosada y muy pálida.
  • Ojos: claros
  • Pelo: rubio o pelirrojo
  • Bronceado/Quemaduras: casi nunca/con facilidad
  • Protección solar necesaria: alta


Fototipo II
  • Piel: clara
  • Ojos: azules, verdes o marrón claro
  • Pelo: claro.
  • Bronceado/Quemaduras: Muy lento/con facilidad
  • Protección solar necesaria: alta

Fototipo III
  • Piel: clara en invierno y bronceada en verano
  • Ojos: verdes o marrones.
  • Pelo: castaño
  • Bronceado/Quemaduras: facilidad en verano/exposición larga al sol.
  • Protección solar necesaria: alta

Fototipo IV
  • Piel: morena
  • Ojos: marrones
  • Pelo: castaño o moreno
  • Bronceado/Quemaduras: con facilidad/dificilmente
  • Protección solar necesaria: media

Fototipo V
  • Piel: oscura
  • Ojos: marrones o negros
  • Pelo: moreno o negro
  • Bronceado/Quemaduras: con mucha facilidad/dificilmente
  • Protección solar necesaria: baja

Fototipo VI
  • Piel: muy oscura
  • Ojos: marrones oscuros o negros
  • Pelo: negro
  • Bronceado/Quemaduras: con mucha facilidad/muy difícil
  • Protección solar necesaria: baja

miércoles, 12 de junio de 2013

Test para evaluar su estrés oxidativo

¿Desea conocer su nivel de estrés oxidativo?
Puede calcular este riesgo de forma muy sencilla respondiendo a este cuestionario.
Debemos precisar lo siguiente. Se trata de estimar un riesgo, no de determinar científicamente un nivel de estrés oxidante.

Sume las respuestas de los "protectores" a las de los "agresores"


Aspectos "protectores"

A) Frutas y verduras
Consume:
  • al menos 5 raciones de fruta y verdura al día  (+8)
  • un promedio de 4 raciones (+8)
  • un promedio de 3 raciones (+6)
  • un promedio de 2 raciones (+4)
  • un promedio de 1 ración (+2)
B) Pescado
Consume:
  • al menos 3 veces por semana (+6)
  • al menos 2 veces por semana (+4)
  • al menos 1 vez por semana (+2)
  • menos de 1 vez por semana (0)

C) Mariscos
Consume:
  • al menos 2 veces por mes (+4)
  • al menos 1 vez por mes (+1)
  • menos de 1 vez por mes (0)
Puntuación TOTAL de "protectores":



Puntos "agresores"

A) Fuma
  • más de 1 paquete al día (-10)
  • un promedio de 1 paquete al día (-8)
  • un promedio de 10 cigarros al día (-6)
  • puros de vez en cuando (-4)
  • no fuma (0)
B) Alcohol
  • un promedio de más de 2 vasos al día (vino tinto, blanco, cerveza y demás alcoholes) (-8)
  • hace algún exceso de vez en cuando (-5)
  • nada de alcohol (0)
C) Estrés
Está estresado:
Puntúe su nivel de estrés de 0 a 10 donde 0 significa nada de estrés y 10 es el nivel máximo.
Escriba su resultado con símbolo negativo

D) Enfermedades psíquicas y física
  • Padece una enfermedad crónica (-10)
  • Toma uno o varios medicamentos todos los días o regularmente (-5)
  • Se siente siempre cansado desde hace al menos un mes (-5)
  • Está convaleciente de una enfermedad aguda (-10)
  • Acaba de sufrir un gran shock, una gran decepción (-5)
  • Acaba de pasar por un período especialmente difícil (-10)
  • Desde hace al menos 3 meses tiene pequeños problemas de salud (molestias digestivas u otro tipo de problemas...) (-5)

Puntuación TOTAL de "agresores":


Sume las respuestas de "agresores" y las respuestas de "protectores":

Su puntuación es negativa
Sin duda sufre un estrés oxidativo elevado. Cambie sus costumbres... es momento de intervenir.

Su puntuación es positiva pero baja (de 0 a 5)
Al menor problema va a desarrollar estrés oxidativo.

Su puntuación está muy por encima de 0
¡Enhorabuena! Seguramente lleva una vida sana y tiene una alimentación rica en frutas y verduras. 
 ¡Siga así!



Test extraído del libro "La Revolution des antioxydants" del Dr. Brack, edición Albin Michel.

lunes, 10 de junio de 2013

Estrés: Qué es y cómo nos afecta

Hoy os traemos un nuevo artículo de una de nuestras compañeras, Deva Camino Monteserín, y que fue publicado por la revista de la Asociación A.C.C.U. Asturias (Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Asturias).



Creo que deberíamos comenzar por definir el estrés aunque todos tengamos una idea aproximada de su significado. El origen de esta palabra es inglés y podríamos traducirlo como "tensión", lo que resulta ya muy significativo. Desde el punto de vista fisiológico se trata de "un conjunto de mecanismos de defensa que se ponen en marcha ante situaciones que se perciben como amenazantes o de demanda incrementada". Quisiera hacer hincapié en que se trata de cómo percibimos las situaciones ¿Esta el vaso de agua medio lleno o medio vacío? Simplemente está a medias pero ¿cómo lo vemos nosotros? Pues bien, sobre eso podemos actuar, lo que nos facilitará muchísimo el control de estrés, pero vayamos por partes.

Debemos saber que el estrés se produce en la gran mayoría de los seres vivos pues se trata de mecanismos de supervivencia que evolutivamente se han ido desarrollando en las diferentes especies. Las bacterias pueden percibir una situación ambiental amenazante y pondrán en marcha mecanismos de defensa como puede ser el encapsulamiento o desplazarse a otro área, como vemos aquí el estrés resulta positivo. También en las plantas, por ejemplo ante un estrés hídrico ralentizan su metabolismo y la veremos mustias y "tristonas", pero esto les permite consumir menos energía y sobrevivir. Podemos comparar esto con la estrategia de hibernación de muchas animales ante un estrés térmico por frío intenso, y así con cientos y cientos de ejemplos donde el estrés resulta una magnífica herramienta para la supervivencia.

En los mamíferos el sistema límbico, o cerebro medio, se encarga de gestionar las emociones: el miedo de un cánido ante el abandono de su dueño, el afecto por las crías de una madre gorila... y así el cerebro ha seguido desarrollándose en cada especie. En el caso de los humanos hemos conseguido en buena medida el control de nuestro entorno lo que disminuye mucho el estrés ambiental.
Muchos millones de personas disfrutamos ya de avanzados sistemas de bienestar como el acceso a la calefacción o el agua potable.
Sin embargo en nosotros se ha disparado el estrés emocional, en parte por lo complejo de nuestro sistema social, por las exigencias del mundo moderno, por nuestras elevadas expectativas, por las prisas...

El hecho además de tener imaginación, algo que parece exclusivo de la especie humana, nos permite planificar a largo plazo y plantearnos retos y objetivos que nos hacen avanzar en la vida. Como no todo iba a ser positivo también tendemos a elucubrar y ponernos en la peor de las situaciones sin que tengamos la certeza de que eso vaya a suceder. ¿Y si me riñen? ¿Y si suspendo? O ¿y si mi jefe se enfada? ¿Y si no lo acabo a tiempo? ¿Y si a mi pareja le parece absurdo? ¿Y si, y si, y si?...
Hay personas que viven atrapadas en cuestiones a las que no se les puede dar una respuesta fundamentada y atenazadas por su posible resolución negativa.

Los pensamientos negativos provocan un estrés en base a situaciones irreales

Como indicábamos antes el estrés se trata de un conjunto de mecanismos de defensa automatizados, lo que nos resultó muy útil en otras épocas, pero obviamente no es lo mismo defenderse de una hiena en la sabana, donde poco sentido tiene pararse a razonar, que enfrentarse a las situaciones de estrés actual, y por desgracia algunos de los mecanismos que pone en marcha el estrés de manera instintiva ya no resultan adaptativos para nuestro día a día. 
Por ejemplo, cuando a consecuencia del estrés nuestro corazón y nuestra respiración se aceleran y nuestro estómago se cierra, el organismo nos está preparando para una lucho o una huida, la sangre se dirige entonces a nuestros músculos y la digestión se detiene, no es el momento de comer sino de correr o emplear la fuerza, pero no puedes salir huyendo de tu jefe ni tampoco intentar enfrentarse a él a golpes... o no deberíamos. 
Entonces nuestros mecanismos de defensa son en parte retenidos por nuestro raciocinio y nos sentimos como el motor de un coche que se acelera pero que mantienen parado... El motor con el tiempo se quema.
Para evitar que esto suceda debemos o bien evitar llegar a una situación de estrés o bien disiparlo cuando lo padecemos.

Para evitarlo debemos trabajar sobre la percepción de las situaciones, nuestro cerebro es el que evalúa y cataloga cada situación. A cada uno nos estresan cosas diferentes: una montaña rusa es un placer para algunos y una angustia para otros, o la crítica, demoledora para unos pero que otros viven con indiferencia. Sin embargo existen una serie de causas muy habituales: cambios en la convivencia (divorcios, viudedad,...), cambiar de trabajo, problemas económicos, las cargas familiares o el padecimiento de una enfermedad.
Resulta interesante conocerlas para poder preveer como afrontarlas. En realidad, y a pesar de la variedad interpersonal, para que una situación sea catalogada como estresante por nuestro cerebro debe cumplir alguno de estos requisitos: ser novedosa, impredecible, difícil de manejar (por exceso de carga o por su complejidad) y/o amenazadora para nuestra persona o personalidad (es decir para nuestra integridad física o psíquica).

Fisiológicamente para que se desencadene el estrés inicialmente se libera por la hipófisis una hormona denominada corticotropina o adrenocorticotropa (ACTH).
En la mujer existen más receptores para esta hormona que en el hombre lo que explica en parte sus mayores niveles de estrés, alrededor del doble que el de los varones. 
De todas formas en estos datos influyen también muchísimos factores sociales que hacen que varíen entre los distintos países. En España, por ejemplo, el intento de conciliación de la vida laboral y familiar es una causa muy frecuente de estrés que otros países como los estados del norte de Europa parecen tener solucionado.

El cortisol es la hormona que predomina en la respuesta de estrés crónico


Siguiendo con la corticotropina, esta produce que se liberen a su vez hormonas como la adrenalina y la cortisona que desencadenaran toda una serie de respuestas, algunas bien conocidas: aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, tensión muscular, aumento de la atención... Otras no tanto: aumento de la glucosa en sangre, disminución de la inmunidad, consumo de proteinas musculares,...
Los mecanismos del estrés varían con el tiempo y esto es consecuencia fundamentalmente de que durante el estrés puntual o agudo, predomina la acción de la adrenalina, mientras que en el estrés crónico predomina la cortisona.

Algunas de estas respuestas resultan adaptativas en el corto plazo, y se definen como "euestrés" nos permiten aprenden mejor y actuar más rápido, facilitándonos hacer frente a la situación. Por el contrario, un estrés mantenido en el tiempo tiende a agotar al organismo, lo que desemboca en que predominen respuestas desadaptativas, surge entonces la confusión, desánimo, el cansancio, el nerviosismo..., son síntomas que se denominan de "disestrés", y pueden tener consecuencias muy perniciosas para la salud.

El estrés nos provoca nerviosismo e inseguridad, lo que afecta nuestro comportamiento


En ocasiones el acelerado ritmo de vida que lleva la persona estresada le hace no darse cuenta de su situación, sin embargo los síntomas físicos aparecen de todas formas. Es por ello que resulta interesante que los conozcamos para poder evaluar nuestra situación: taquicardias, respiraciones cortas, cefaleas, contracturas musculares, dificultad para conciliar o mantener el sueño, digestiones pesadas, acidez estomacal, diarreas...
Como vemos afecta a muchos procesos y me gustaría reseñar aquí que nuestro sistema digestivo está controlado además de por el sistema nervioso central por el sistema nervioso entérico (también llamado segundo cerebro) que se comunica con éste y con el sistema límbico (como indicaba anteriormente el "gestor" de las emociones).
Se cree por ello que al sistema digestivo le afectan especialmente las situaciones de estrés, aunque algunas de sus patologías posiblemente residan en fallos de funcionamiento del sistema nervioso entérico, de las hormonas que influyen sobre él o de su conexión con el resto de redes neuronales.
Para los que tengais más curiosidad sobre este tema os diré que la rama de la ciencia que se encarga de su estudio es la neurogastroenterología.

Retomando el tema inicial, debemos también saber que a largo plazo los síntomas del estrés pueden variar e incrementar su gravedad. Estas son algunas de sus consecuencias: pérdida de cabello por agotamiento de los nutrientes relacionados con el metabolismo consecuente al estrés; una glucemia permanentemente elevada (el azúcar en sangre), lo que oxida nuestros vasos sanguíneos dificultando nuestra circulación y empeorando nuestra visión; un aumento de la tensión arterial y de la producción de colesterol (ambos factores incrementan el riesgo cardiovascular, principal causa de muerte en los países occidentales); una disminución de la inmunidad resultando en un mayor número de infecciones y de mayor duración (resfriados, gripes,...); también pérdidas de memoria en el medio plazo, trastornos hormonales, disminución de la fertilidad, etc...

Como veis el número de procesos afectados por el estrés es inmenso y cada vez se le relaciona con más patologías. A veces conocer estas cosas resulta incómodo ¿De verdad tanto daño puedo hacerle a mi salud sino varío mi estilo de vida estresante? La respuesta es si, y casi siento tener que continuar con la lista, pero resulta fundamental para tomar conciencia de ello; centrémonos ahora en las consecuencias psicológicas.
En el corto plazo son bastante conocidas: irritabilidad, hipersensibilidad, nerviosismo, angustia, inseguridad, confusión... Pero más importante es conocer en que puede desembocar todo esto: baja autoestima, ansiedad, depresión, manías obsesivas, trastornos alimentarios, adicciones,...

El estrés crónico es nefasto para nuestro bienestar y por tanto también para el bienestar de los que más queremos, por ello hemos de tomar conciencia y actuar en consecuencia cuanto antes.

Muchas cefaleas tienen su origen en el estrés, que ocasiona transtornos muy variados


Es muy habitual en nuestro país que se receten psicofármacos (mayoritariamente penzodiacepinas como el lorazepan, el diazepan,...) para tratar de paliar los efectos del estrés. Pues bien, sobre este abuso han llamado la atención diversos organismos internacionales a nuestro sistema nacional de salud.
Es cierto que estos fármacos pueden resultar útiles en situaciones puntuales pero se sabe que su eficacia disminuye considerablemente tras sus primeros quince días de uso, al tiempo que aumental el nivel de tolerancia a la dosis y nuestras dependencia de los mismos.
Pensemos que en este país existen personas medicadas con psicofármacos desde hace años, incluso decenios. Muchos han intentado abandonarlos sin éxito porque al hacerlo han sentido un profundo desasosiego, debemos saber que ese malestar que sienten surge fundamentalmente por un síndrome de abstinencia, y además debemos tener en cuenta la multitud de efectos secundarios que presentan en el medio o largo plazo: el sueño inducido por benzodiacepinas es más ligero y menos reparador, es frecuente la confusión, el aletargamiento y la pérdida de memoria, aumenta la fatiga, se incrementa la posibilidad de desarrollar depresiones, algunos estudios las relacionan con una mayor frecuencia de demencias,... pero además, y para mi esto es lo más importante, adormecen nuestra conciencia bloqueando la búsqueda de soluciones reales.

¿Qué es lo que me produce estrés? ¿Cómo puedo cambiarlo? Si bien esto no siempre es fácil debemos intentarlo y poco a poco aparecerán los resultados: dejar un mayor tiempo al ocio, al humor, el contacto con la naturaleza, el ejercicio, el descanso reparador,... todo esto se sabe fundamental para evitar el estrés. A veces existen trucos simples que pueden ayudarnos durante la jornada: refrescarnos frecuentemente, levantarnos cada hora si es que trabajamos sentados, beber abundante agua, hacer estiramientos,... uno que suele funcionar muy bien y es sorprendentemente sencillo, es el de masticar chicle para ayudar a eliminar la tensión mandibular, así que os animo a probarlo.

También existen muchas más claves para tratar de disminuir y controlar el estrés con diversas técnicas usadas por la psicología y que desde hace años se promulgan desde las terapias naturales: respiraciones, relajaciones guiadas, visualizaciones, meditación... y por supuesto procurar un fortalecimiento de la personalidad y un cambio en nuestra visión de la vida que nos ayude a plantearnos metas más realistas y que nos aporten un mayor grado de satisfacción personal en el corto o medio plazo.

A veces desconcertados por el cúmulo de sensaciones negativas que nos ocasiona el estrés debemos de pararnos seriamente a objetivar nuestra situación, normalmente no es tan mala y además no podemos olvidarnos de esa red de seguridad que conforman nuestros seres queridos, nuestra autoestima y nuestros pequeños logros diarios, y que deben darnos ánimo para continuar antes de que nuestra imaginación nos sitúe al borde del abismo. Relativizar es por tanto otra de las claves.

Un factor muy a tener en cuenta en el desarrollo del estrés es la alimentación, se trata de un tema en mi opinión muy interesante  y que me gustaría poder desarrollar en profundidad en un próximo artículo.


Deva Camino Monteserín.

jueves, 6 de junio de 2013

Celulitis. ¿Qué es? ¿Cuantos tipos hay?

La celulitis o dermapaniculosis vasculopática es una alteración del tejido adiposo y del tejido subcutáneo que produce antiestéticos efectos en la piel, ya que se ve incrementando su volumen y su sensibilidad, además de la presencia de bultos característicos de la "piel de naranja". 
Este acúmulo de grasas y líquidos en zonas determinadas, origina una alteración estructural del tejido conjuntivo intersticial y de la circulación venosa y linfática de las partes afectadas.

La circulación es causa fundamental de las alteraciones localizadas de la celulitis y su instalación definitiva.
Al aumentar la presión capilar, los vasos se dilatan hasta que se producen fugas de líquidos y proteínas que invaden el tejido conjuntivo. Este encharcamiento produce una sobrecarga en el flujo linfático y además entorpece el metabolismo de las células grasas que se encuentran a su alrededor.
Cada vez es más complicado el intercambio entre células y vasos sanguíneos, las fibras del tejido conjuntivo se hinchan, comprimiendo tanto las células como las arterias y venas, y dificultando aún más la circulación sanguínea.

Una causa importante que favorece la aparición de la celulitis es el factor genético-hormonal; este factor determina la disposición de la estructura del tejido celular subcutáneo.

TIPOS DE CELULITIS

Celulitis generalizada
Aparece exclusivamente en mujeres obesas, con hábitos alimentarios poco saludables. Comienza en la pubertad y con el aumento de la edad los factores suelen ser cada vez más desfavorables. Los trastornos se incrementan, lo que ocasionan importantes cambios estéticos.
Celulitis localizada
Celulitis de grado avanzado, en el que los adipocitos hipertrofiados se agrupan en nódulos. Son la causa del engrosamiento que muestra la piel. Este tipo de celulitis es dura al tacto, ocupa menos espacio y responde bien al tratamiento.
Originan fenómenos dolorosos, sensación de pesadez y "síndrome de piernas cansadas", edemas importantes y dificultad en la movilidad.
Las zonas donde muestra preferencia son: las piernas, el abdomen, las nalgas, los tobillos, la parte inferior de la espalda justo debajo de los hombros. Este tipo de celulitis se la observa en la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años, en casos especiales hasta los 35 años. 
Cuando aparece en las mujeres adultas, ellas refieren haber tenido piernas con importante adiposidad localizada.

Celulitis dura
Se observa generalmente en mujeres deportistas o bailarinas, con tejidos firmes y bien tonificados. Se evidencia por la prueba del pellizcamiento con aparición de "piel de naranja". 
Debido a una mala nutrición y oxigenación, la capa epidérmica es delgada y de aspecto seco y rugoso. Por eso, en general, coincide con la aparición de estrías a consecuencia de la ruptura de las fibras elásticas de la piel. Este tipo de celulitis no presenta dolor espontáneo ni provocado.

Celulitis flácida
Es típica en mujeres sedentarias o bien en mujeres que de pronto han dejado de ser activas o han dejado de hacer deporte. Igualmente se presenta en personas que han sido sometidas a distintos tratamientos dietéticos con posterior recuperación del exceso de peso.
Síntomas: escaso tono muscular que produce deformaciones, zonas que se hunden a la menor compresión, balanceo de la masa celulítica al caminar, "piel de naranja" a simple vista, fatiga permanente, debilidad general, y frecuentemente asociada con edemas blandos con retención de líquidos y varicosidades.

Celulitis edematosa
En este tipo de celulitis, el tejido conjuntivo se vuelve viscoso y tiene un elevado peso molecular, un alto nivel de fibrosis y es dolorosa. Se encuentra en mujeres de todas las edades, pero es frecuente en jóvenes y adolescentes. Se presenta solo en las piernas, con el aspecto de "piel de naranja". Suele acompañar a la obesidad.

martes, 4 de junio de 2013

Maneras sencillas para dosificar algunos alimentos

1 cucharadita rasa de azucar ------------> 5 grs. aproximadamente
1 cucharadita de miel  ---------------------> 8 grs. aproximadamente
1 cucharadita de aceite  ------------------> 4 grs. aproximadamente
1 cucharadita de mantequilla  -----------> 4 grs. aproximadamente
1 cucharadita de mermelada  ------------> 7 grs. aproximadamente
1 cucharadita de harina  ------------------> 4 grs. aproximadamente
1 cucharadita de arroz  -------------------> 8 grs. aproximadamente
1 rebanada de pan de barra de 1/2  --> 30-40 grs. aproximadamente
1 rebanada de pan de barra de 1/4  --> 20-25 grs. aproximadamente
1 yogur (comercial)  ----------------------> 124 grs. aproximadamente
1 sobre de azúcar  ------------------------> 10 grs. aproximadamente
1 tarrina indiv. de mermelada  ----------> 25-30 grs aproximadamente
1 cucharadita sopera de mermelada  -> 20-25 grs aproximadamente
1 porción individual de mantequilla  ---> 15 grs. aproximadamente
1 cucharada de pasta de sopa  --------> 20 grs. aproximadamente
1 cucharada de arroz  --------------------> 25 grs. aproximadamente
1 cucharada de mantequilla  ------------> 20 grs. aproximadamente
1 cucharada de aceite  -------------------> 10 grs. aproximadamente
1 cucharada de margarina  --------------> 23 grs. aproximadamente
1 cucharada de azúcar  ------------------> 25 grs. aproximadamente
1 puñado de arroz o pasta  ------------> 20-25 grs. aproximadamente
1 taza de café, de arroz o pasta  -----> 80-100 grs. aproximadamente
1 plato de verdura  ---------------------> 200-300 grs. aproximadamente
1 pieza de fruta  ------------------------> 150 grs. aproximadamente
1 patata similar a un huevo  ---------> 100 grs. aproximadamente

1 taza de café  -------------------------> 60 grs. aproximadamente
1 taza de   ---------------------------> 125 grs. aproximadamente
1 taza de café con leche  -----------> 250 grs. aproximadamente

1 vaso de agua o una taza de leche  -> 200 grs. aproximadamente
1 vaso de vino  ---------------------------> 130 grs. aproximadamente

Translate