jueves, 22 de junio de 2017

Pasos previos de un tratamiento curativo, importancia del estado del organismo en la recuperación y posterior bienestar.



Cuando comenzamos un tratamiento es porque algo, en nuestro cuerpo o en nuestra mente y finalmente en ambos, va mal. Independientemente de la patología, la observación y la experiencia nos dicen que ese desorden se ha producido por una acumulación de elementos tóxicos; ya sea el estrés, la contención emocional, los sentimientos negativos cronificados, la polución o la toxicidad derivada de nuestra alimentación y forma de vida. Por ejemplo, tradicionalmente el método de conservación de carnes, cereales y frutas era la desecación. Para conseguir conservarlos en buen estado durante más tiempo, los métodos modernos como la congelación y liofilización requieren del uso de conservantes y aditivos para poder consumirlos con seguridad. Conservantes y aditivos que, en muchos casos, nos intoxican al menos tanto como nos protegen.

La enfermedad no surge de la nada, conozcamos o no su desarrollo. Al comprender esto llegamos a la inevitable conclusión de que debemos cambiar nuestros hábitos, especialmente nuestra alimentación, ya que es nuestra principal fuente de nutrientes (Necesarios para fabricar, catalizar reacciones, regular, y en fin, vivir). He aquí una de las disyuntivas básicas entre medicina tradicional y natural, las mal llamadas terapias alternativas: curar el síntoma y tratar la enfermedad, o sanar al organismo y optimizar su capacidad de protegerse y autorregularse.

        No sólo importa qué tomamos; si el cuerpo no funciona correctamente los nutrientes no son absorbidos ni, por tanto, utilizados. Por poner un ejemplo, un tratamiento sin estos pasos básicos sería como remodelar un apartamento sin tirar los trastos inútiles, limpiar la porquería acumulada, arreglar los grifos que gotean, etc. No nos sorprenderíamos si poco tiempo después de colocar nuevos suelos y pintar las paredes las humedades y los focos de suciedad volvieran a aparecer en sus antiguos lugares. Si nuestro hígado está atascado no metabolizará correctamente, si nuestro intestino está inflamado y permeable nos seguirá intoxicando, si nuestra flora intestinal no es adecuada el sistema inmune y la síntesis de muchos neurotransmisores se verán negativamente afectadas. Del mismo modo que podemos utilizar la mejor crema del mercado, pero si nuestra piel está seriamente deshidratada y sucia el principio activo no es absorbido ni aprovechado.
Si seguimos los preceptos naturistas, que son los que realmente nos aportarán un cambio significativo y un bienestar duradero, lo primero es siempre limpiar y reequilibrar.

           Esto es perfectamente aplicable en el caso de las dietas, ya que del mismo modo que una infusión es la forma básica de extraer, la alimentación es la forma más básica de tratar. Incluso en muchas enfermedades consideradas mentales como depresión, alzheimer, autismo... se han observado déficits nutricionales y mejorías significativas con cambios de dieta y suplementación nutricional con, por ejemplo, omega 3. Por supuesto, no en exclusiva, sino como coadyuvantes/reguladores/facilitadores/ “materia prima” de elementos necesarios para nuestro correcto funcionamiento. No todo se resuelve con una nutrición adecuada, ojalá fuera así; pero sí se sabe que muchas patologías tienen su origen en una alimentación inadecuada o deficiente, y que la adaptación de la dieta conlleva una mejoría en mayor o menor grado.

             Por tanto, es primordial “poner a punto” nuestro organismo para poder trabajar el terreno de ahí en adelante: eliminar los deshechos y reparar la “maquinaria” para que funcione adecuadamente. Es decir, cuidar de nuestro organismo para que él pueda desarrollar plenamente sus capacidades. En conclusión; limpiar, detoxificar y regenerar son los primeros pasos de un tratamiento exitoso, y en casos como la dermatitis o la inflamación crónica, por ejemplo, incluso suponen gran parte de la cura.

María A. Untereiner


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 15 de junio de 2017

Glándula prostática

¿Qué es la próstata?
Es una glándula del tamaño de una nuez que se encuentra entre el pene y la vejiga, envolviendo y rodeando la uretra (el conducto excretor que transporta la orina de la vegija a través del pene). Es importante para la vida sexual del hombre, y produce líquido prostático (un líquido que se encuentra en el semen).

Cáncer de próstata: Se vuelve más común a medida que los hombres envejecen, y es raro en menores de 45 años.

Agrandamiento de la próstata: Llamada Hiperplasia Benigna Prostática (HBP). No causa cáncer, pero los síntomas pueden tener un efecto perjudicial en la calidad de vida.

Prostatitis: Inflamación o infección de la próstata. Afecta principalmente a hombres entre 30 y 50 años, pero puede aquejar a hombres de cualquier edad.

Las tres condiciones de la próstata causan necesidad de orinar más frecuentemente y tener dificultades para iniciar o detener la orina. Si experimenta cualquier de estos síntomas, es más probable que sean causados por la HBP que por el cáncer de próstata.


Condiciones no cancerosas de la próstata
La hiperplasia benigna de la próstata (HBP o próstata agrandada), y la prostatitis (inflamación de la próstata), son condiciones comunes no cancerosas, siendo la más común la HBP. Cuando la glándula prostática se agranda a causa de un crecimiento excesivo de las células, presiona tanto a la vejiga como a la uretra.
Si esto ocurre, puede tener un flujo de orina débil, resultar difícil comenzar a orinar o sentir la necesidad de orinar con frecuencia porque no está vaciando la vejiga completamente, teniendo goteo antes y después de orinar.
Otros síntomas de la HBP incluyen la sangre en la orina (hematuria)

Los expertos todavía no están seguros de por qué algunos hombres sufren de agrandamiento en la próstata y otros no, pero creen que puede tener algo que ver con los cambios en los niveles hormonales a medida que envejecen. Y aunque muchos de los síntomas de la HBP son similares a los de algunos tipos de cáncer de próstata, tener HBP no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Tratamiento de la HBP
Si sus síntomas son leves, es posible que no necesite tratamiento, aunque la HBP de moderada a severa generalmente se trata con medicamentos recetados que ayudan a reducir la glándula prostática agrandada o a relajar los músculos de la vejiga. Los tratamientos quirúrgicos por lo general sólo se recomiendan a los hombres con síntomas graves de agrandamiento de la próstata.

Prostatitis
La inflamación de la glándula prostática causa síntomas similares a la HBP, pero también causa otros síntomas similares a la HBP, pero también causa otros síntomas como dolor pélvico y/o testicular, dolor durante la eyaculación, y dolor en el área entre el ano y la parte posterior del escroto llamada perineo (esto puede ser peor cuando se está sentando por mucho tiempo). El dolor durante la micción también puede ser un síntoma, pero es menos común y más probable que sea causado por una infección del tracto urinario.

La buena noticia es que la prostatitis es relativamente fácil de tratar, y la mayoría de los hombres se recuperan en una pocos semanas o meses (aunque algunos pueden tener síntomas por más tiempo).

Cáncer de próstata
El cáncer de próstata es raro en hombres menores de 45 años. Según Cancer Research UK, se desarrolla cuando una sola célula en la próstata comienza a multiplicarse fuera de control y forma un tumor.

Los síntomas son a menudo similares a los de HBP. Los menos comunes incluyen sangre en la orina o semen, disfunción eréctil y dolor en la espalda baja, pelvis y piernas. Los expertos creen que hay varias cosas que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de próstata, incluyendo la edad, historia familiar y genética, peso, cantidad de ejercicio, dieta y origen étnico.


¿Cómo es tratado?
Si se diagnóstica, es posible que no necesite ningún tratamiento si el cáncer se encuentra en una etapa temprana y no está teniendo ningún síntoma. Sin embargo, si necesita tratamiento, dependerá de una variedad de factores, como el tipo y el tamaño del tumor, si se ha propagado a otras partes del cuerpo, y su estado general de salud. Los tratamientos incluyen la cirugia para extirpar la próstata, la radioterapia y la terapia hormonal.


Ayudas para mantener la próstata saludable

  1. Las frutas, los vegetales, el ajo, el aceite de oliva, los pescados y particularmente los tomates pueden tener un efecto protector contra el cáncer de próstata.
  2. Mantener un peso bajo puede reducir el riesgo.
  3. Según la Sociedad Americana del Cáncer, los hombres que ya han tenido cáncer de próstata pueden tener un mayor riesgo de recaída si fuman; y los fumadores son más propensos a tener una forma agresiva de cáncer de próstata.
  4. Los hombres que hacen ejercicio regularmente tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata y HBP.
  5. Actualmente se piensa que el alcohol no tiene ningún efecto sobre el cáncer de próstata, pero de acuerdo con el NHS a hombres con HBP se les puede aconsejar beber menos alcohol y cafeína.


Suplementos naturales que te ayudan

Saw Palmetto
Esta planta nativa de América del Norte, contiene una amplia gama de componentes químicos biológicamente activos y es utilizada en varios países como tratamiento médico aceptado para la HBP.
Algunos estudios sugieren que es al menos tan eficaz como los tratamientos convencionales para HBP, pero sin sus efectos secundarios. Los expertos aconsejan tomar saw palmetto durante cuatro a seis semanas antes de que se note cualquier beneficio.

Beta Sitosterol
Son una mezcla de compuestos similares al colesterol llamados sitosteroles y sitosterolinas. Las investigaciones sugieren que tomar betasitosterol puede ayudar a reducir algunos síntomas de la HBP aunque los expertos aún no pueden explicar cómo.

Zinc
Un mineral clave para la salud de la próstata. En un estudio, el 74% de los hombres que tomaron un suplemento de zinc encontró que sus glándulas prostáticas agrandadas se habían vuelto más pequeñas.

Aceites de pescado
Los ácidos grasos Omega 3 que se encuentran en los aceites de pescado, tienen un efecto anti-inflamatorio. También hay pruebas de que los hombres con HBP tienen niveles de Omega 3 más bajos de lo normal.

Vitamina D
Algunos investigadores han descubierto que los hombres con niveles más bajos de vitamina D pueden tener un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata que aquellos con niveles más altos. Los niveles bajos de vitamina D también se han asociado con HBP.



Información facilitada por Lamberts España


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.



jueves, 8 de junio de 2017

Tinnitus


Si escucha un zumbido, ruido, silbido agudo u otros sonidos en un oído, en ambos oídos, o en el centro de la cabeza, puede ser tinnitus.
Es más común en personas mayores de 65 años, aunque puede afectar a personas de todas las edades, incluido niños.

A menudo se describe como un sonido de timbre, pero puede presentarse como uno o más sonidos. Puede ser constante o intermitente, fuerte o silencioso, bajo, medio o alto (algunos dicen que suena como música). Muchas personas experimentan tinnitus de diferentes maneras.

Aquellas que son particularmente sensibles a los sonidos cotidianos tienen una condición llamada hiperacusia. Otras personas con tinnitus leve pueden notarlo cuando están en un ambiente tranquilo.



¿Qué lo causa?

Las personas mayores pueden experimentarlo porque sus nervios auditivos comienzan a estar menos sensitivos. Los más jóvenes pueden desarrollarlo porque tengan un daño interno del oído debido a la exposición a un ruido excesivo.
Otras causas pueden incluir una acumulación de cerumen o una infección del oído medio. Si tiene anemia también puede ser motivo, al igual que el tímpano perforado.

Algunas condiciones médicas también pueden causarlo. Tales como la otosclerosis (pérdida de la audición causada por un crecimiento óseo anormal en el oído medio) o enfermedad de Ménière, una condición que afecta a parte del oído interno).
En menor frecuencia , el tinnitus se puede desarrollar después de una lesión en la cabeza o la exposición a un ruido repentino o muy fuerte (por ejemplo, una explosión).

Igualmente puede ser ocasionado por ciertos medicamentos para la presión arterial alta o para la hiperactividad de la glándula de la tiroides. Ciertas personas sienten que su tinnitus empeora cuando están estresados, o se torna más evidente cuando están sentados o acostados. Pero para muchos, puede que no haya una causa obvia.



Cómo funcionan los oídos

Hay tres partes en el oído: el oído externo, medio e interno. Las ondas sonoras se concentren en el tímpano a través del oído externo. El sonido hace vibrar el tímpano y las vibraciones pasan por el oído medio. Tres pequeños huesos dentro del oído interno, donde entran en la cóclea.

La cóclea es un pequeño tubo curvado lleno de líquido y forrado con unos 15.000 pelos microscópicos. Cuando las
vibraciones llegan a la cóclea, hacen que los pequeños pelos se muevan, lo que desencadena una señal eléctrica que pasa a través del nervio auditivo. La señal es entonces transferida a la corteza auditiva a través de neuronas dentro del cerebro. La corteza auditiva reconoce y analiza la señal, permitiendo percibir la señal como sonido. Si parte de la cóclea está dañada, deja de enviar señales a las partes del cerebro.
Las señales de otras partes de la cóclea, que todavía funcionan, llegan hasta el cerebro, pero llegan sobre-representadas, lo que causa los sonidos del tinnitus.



Protegiendo su audición

Según los expertos, la exposición prolongada a un ruido más alto de 80 decibelios puede dañar su oído:

  • Si está expuesto a ruidos fuertes en el trabajo, utilice protectores auditivos.
  • Cuando utilice su reproductor portátil de música, apáguelo por lo menos durante cinco minutos cada hora y compre auriculares con cancelación de ruido o aislamiento acústico.
  • Evite estar cerca de altavoces.
  • Si tiene una infección en el oído visite al especialista.
El tinnitus no es dañino en la mayoría de los casos, y puede a menudo mejorar con el tiempo. Existen diferentes terapias para ayudarse a si mismo:

Terapia de sonido
Funciona proporcionando ruido suave de fondo, que distrae su cerebro y le hace menos consciente del ruido del tinntitus
Por ejemplo, sonidos naturales como un arroyo burbujeante, olas del océano, lluvia que cae y el canto de los pájaros.

La terapia cognitivo-conductual
Reduce la ansiedad que se experimenta como resultado de tener tinnitus, ayudando a aceptar los sonidos.

Relajación
Como una forma de tratamiento para el estrés.

Combatir la pérdida de audición
Si además sufre de alguna pérdida auditiva su tinnitus empeora. Corrigiendo esto, puede ser menos notable.



Remedios naturales

  • Ginkgo biloba: puede ayudar a impulsar la mala circulación en las partes del cerebro que afectan a los oídos internos. Existen algunos estudios con resultados positivos en estos casos. Otro estudio en 60 pacientes con tinnitus que recibieron una infusión de extracto de ginkgo seguido de un extracto por vía oral durante 10 días, también encontraron una mejora.
  • Magnesio: Dado que el magnesio contribuye al mantenimiento normal de la función nerviosa, ayuda a los nervios involucrados en el sistema auditivo. Algunos expertos creen que la falta de magnesio en las células capilares que se encuentran en la cóclea también puede favorecer al tinnitus.
    Otra teoría es que la exposición a ruidos fuertes puede desencadenar una sobreproducción de glutamato en el cerebro. El glutamato es necesario para enviar señales entre las células nerviosas, y se cree que el magnesio bloquea su producción.
  • Aceites de pescado: Existen evidencias que demuestran que la toma de ácidos grasos omega 3 (EPA), que se encuentran en el aceite de pescado, ayuda al cuerpo a fabricar las llamadas sustancias eicosanoides, las cuales ayudan a mejorar el flujo sanguíneo no sólo de los oídos, sino del cuerpo.
  • Valeriana: La valeriana podría ayudarte a dormir mejor. Diversos estudios prueban su eficacia como un remedio natural para los trastornos del sueño.


Información facilitada por Lamberts España


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 1 de junio de 2017

Gripe estomacal o gastroenteritis

El término médico para una infección de estómago o de intestino es "gastroenteritis". Existe dos causas principales de gastroenteritis en la población adulta: el norovirus (causada por grupos de virus relacionados) y las bacterias en los alimentos que causan intoxicación alimentaria, como la salmonela, E. coli, listeria y campylobacter.

Los principales síntomas son diarrea y vómitos. También pueden incluir calambres estomacales, dolores/dolores de cabeza y una temperatura elevada. Y aunque los síntomas difieren ligeramente de un caso a otro, el vómito sólo debe durar de 24 a 48 horas, aunque la diarrea puede durar otro par de días.



PELIGRO DE DESHIDRATACIÓN


Los síntomas de la gastroenteritis pueden tener un efecto más grave en la absorción de agua y sales del cuerpo, lo que conduce a la deshidratación. Es importante que siga bebiendo líquido incluso si no puede mantener nada. El agua es ideal, pero también podría probar zumo de fruta o sopa clara si siente el deseo.



Los niños pequeños y los ancianos son particularmente susceptibles a la deshidratación. Así que en ellos se debe prestar mayor atención a señales como boca seca, orina de color oscuro, falta de energía y aturdimiento. Si además la diarrea persiste por más de 24 horas, debe llamar al médico para obtener asesoramiento.


Estos síntomas pueden comenzar muy de repente, generalmente un día o dos después de que se infecte, y puede durar por algunos días. No hay cura específica, así que hay que dejarle hacer su curso.
Afortunadamente no suele ser perjudicial y se puede lograr la recuperación completa sin necesidad de ver a un médico.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta si se contagian, es evitar salir y propagar la infección. Así que quedarse en casa y beber mucho líquido sería una buena opción (tomar sorbos pequeños puede ayudar),
Cuando sienta deseos de comer otra vez vaya a por algo fácil de digerir, como sopa, pan, arroz o pasta.


Si está cuidando de alguien que tiene norovirus, reduzca su propio riesgo de contagio, lavándose las manos con frecuencia y no compartiendo toallas o franelas con la persona que tiene el virus. También lave cualquier ropa o ropa de cama que pueda estar contaminada y rocíe superficies que pueden estar infectadas con un desinfectante adecuado, incluyendo el inodoro y el área circundante.


El norovirus a menudo es más común durante la temporada de frío, pero puede presentarse en cualquier época del año, y debido a que el virus está cambiando constantemente, se puede adquirir más de una vez.



¿CUÁNDO DEBE VER AL MÉDICO?


Si sus síntomas duran más de unos pocos días, si está muy deshidratado o si ya tiene una enfermedad grave,

Los síntomas a tener en cuenta son: sed fuerte, piel seca y arrugada, incapacidad para orinar, irritabilidad, ojos hundidos, pulso débil, latidos rápidos, manos y pies fríos y convulsiones.



CÓMO PREVENIR LA DIARREA DE LOS VIAJEROS


  • Por regla general, si viaja al extranjero (incluso si es solo en Europa) opte por el agua embotellada, hasta para cepillarse los dientes. Donde sea posible, elija agua carbonatada sellada.
  • Evite bebidas con hielo, ya que el hielo puede haber sido elaborado con agua del grifo. Sin embargo, las bebidas calientes son generalmente seguras si le garantizan que el agua se ha hervido correctamente.
  • No coma ninguna fruta o verdura cruda que no haya pelado y lavado. También evite las ensaladas verdes, a menos que esté seguro que sus ingredientes se han lavado con agua embotellada tratada, hervida o segura.
  • Finalmente si usted o sus acompañantes de viaje desarrollan un ataque de diarrea del viajero, lávese las manos con frecuencia para evitar propagar la infección a otras personas (considere llevar un gel desinfectante para las manos o toallitas húmedas para los casos en que no siempre haya acceso a jabón y agua).
Los alimentos que son fuentes típicas de organismos que causan intoxicación alimentaria incluyen comidas crudas como: crustáceos, huevos, carnes y también aves de corral e incluso la leche.
En casa, si no almacena, manipula o cocina a fondo estos alimentos a temperatura adecuada, puede convertirse en viveros de bacterias dañinas.



SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE PODRÍAN AYUDAR DE VARIAS MANERAS

Los suplementos que contienen bacterias vivas como L acidophilus, L casei, S boulardii y B bifidus pueden actuar como una barrera contra cualquier bacteria potencialmente dañina que pase a través de su sistema digestivo. Trabajan para prevenir el crecimiento de organismos nocivos.
Numerosos estudios clínicos sugieren que tomarlos puede ser una forma eficaz de protegerse. Investigadores de todo el mundo han probado sus habilidades, y los resultados de las pruebas sugieren que las bacterias vivas pueden ayudar a aliviar la diarrea, incluyendo la diarrea del viajero.

Alternativamente, los suplementos de fibra soluble que contienen sustancias tales como fructo-oligosacáridos (FOS) pueden ayudar ya que estimulan el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas.
Además existen evidencias de que las bacterias vivas pueden apoyar el sistema inmunológico.

Otros complementos pueden ayudar a mejorar la función inmune son: la vitamina C y fórmulas multivitamínerales que incluyen buenos niveles de vitaminas C y D, zinc y selenio.

Como un preventivo, es posible tomar un suplemento de ajo para su efecto anti-viral. En un estudio se encontró que el ingrediente activo alicina, presente en el ajo, tiene actividades antibacterianas, antifúngicas, antiparasitarias y antivirales, incluso contra ciertas cepas de E. coli.



Información facilitada por Lamberts España



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 25 de mayo de 2017

Healthy Saludable


Hoy os traemos un artículo de nuestra compañera Sheyla, que comienza su andadura por el maravilloso mundo de la nutrición y la dietética. No solo iremos compartiendo los artículos que vaya escribiendo, sino que os animamos a todos a seguirla en sus redes sociales, que irá actualizando poco a poco. 

De momento os dejamos su dirección de Instagram para que os hagáis seguidores. Seguro que no os arrepentís.


https://www.instagram.com/healthy_saludable/

Debido a mi trabajo, he observado que hay una serie de errores muy comunes que se repiten a la hora de hacer dieta.


Intentaré ir aclarando en mis artículos aspectos nutricionales e ir solucionando posibles dudas.

Asi que bien , ¡empecemos!
Para que los alimentos ingeridos puedan ser utilizados por el organismo tienen que pasar por unas etapas, y así se transformán en sustancias más simples que puedan ser absorbidas por nuestra mucosa intestinal.

Ahora bien , desde que introducimos los alimentos en nuestra cavidad bucal hasta que se absorben, transforman y metabolizan tiene lugar un proceso por el cual el organismo tiene un gasto energético y la energía se la aportamos a través de los nutrientes que le proporcionamos.

Esta energía es imprescindible para el metabolismo de las funciones vitales y viene determinado por el metabolismo basal.
El metabolismo basal es el gasto energético diario, es decir, lo que nuestro cuerpo necesita para seguir funcionando y depende del peso la talla la edad y el sexo.
A nuestro gasto de energía diario pueden afectarle enfermedades o incluso estados de nerviosismo o estrés en los que podríamos decir que la máquina va más acelerada.
Supongo que os estaréis preguntando porqué os cuento todo esto....

¡Pues bien! Estoy cansada de ver como las dietas pasan de unas manos a otras e incluso productos de suplementación y ¡no! Cada persona es totalmente distinta tanto genéticamente como a nivel personal y cada ritmo de vida y cada caso es distinto .
No podemos proporcionar el mismo aporte de nutrientes ni calorías a todas las personas por igual , cada dieta o programa debe ser individual.





Sheyla Burón Castroagudin

jueves, 18 de mayo de 2017

Cómo viajar de forma sostenible


Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible "tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas"

El turismo sostenible es una tendencia al alza y desde hace varios años está cobrando protagonismo. De hecho, según un estudio realizado por Booking.com el año pasado, el 52% de los viajeros de todo el mundo afirmaron que tendrían en cuenta criterios medioambientales al elegir sus vacaciones. Un año antes, este porcentaje fue solo del 10%.


¿Y en qué consiste el turismo sostenible?

Se trata de viajar, pero buscando tener un bajo impacto sobre el medio ambiente y la cultura local, al tiempo que se contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.

Esta tendencia surge porque cada vez existe una mayor concienciación por los temas ambientales en todo el mundo.
Eco Hotel WildSpring Guest Habitat
Frente al turismo convencional que busca la máxima rentabilidad en el menor espacio y tiempo posible, son muchos los turistas que empiezan a darse cuenta del daño que ocasionan al mediambiente. Y además, los visitantes exigen cada vez más calidad en los lugares que recorren.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible "tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas".

Nuestro interés por viajar y por el turismo continúa aumentando día a día. Así pues, generar una menor huella de carbono personal debería ser una prioridad cuando exploramos el mundo.


Consejos para contribuir al turismo sostenible

1) Evita volar
De acuerdo con un estudio de la Fundación David Suzuki, la industria de la aviación es responsable de entre un 4 y un 9% del total del impacto de la actividad humana en el cambio climático. Por eso, ahora más que nunca es un buen momento para buscar una staycation (unas vacaciones quedándose en casa). 
Si tienes que volar, trata de reducir tu impacto escogiendo el tren para viajar a países cercanos o reservar vuelos directos en lugar de varias escalas. Además puede reducir tus emisiones escogiendo una compañía aérea ética.

2) Escoge tu destino detenidamente

Gracias a internet podemos encontrar una enorme cantidad de información sobre el lugar al que vamos a viajar, incluso antes de llegar. La organización sin ánimo de lucro Ethical Traveler clasifica, año tras año, distintos destinos según sus estándares de protección del medio ambiente, el bienestar social y los derechos humanos. En 2016 estaban en los más alto de la lista países como Mongolia, Panamá o Cabo verde.

Esta lista puede continuar creciendo si la gente elige de forma consciente viajar a estos países y apoyar las industrias de turismo sostenible. Su éxito animará a otros destinos a seguir su ejemplo y nuestra huella de carbono disminuirá.

3) ¿Cómo de sostenible es tu hotel?
Existen alrededor de 140 certificados de medio ambiente alrededor del mundo, todos con un objetivo común: hacer del alojamiento una industria más ecológica. Analizan, entre otras cosas, el uso de energías renovables por parte de los hoteles, si reciclan, si utilizan productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente, y si ofrecen opciones earthfriendly a sus invitados (por ejemplo, no cambiar la ropa de cama todos los días).
Si el hotel que has escogido ha recibido el sello de aprobación de sostenibilidad no esperes más y resérvalo.

4) Piensa en todo
Recuerda las prácticas sostenibles que has implementado en casa; desde pedir que no cambien tus sábanas a diario y tomar duchas cortas, hasta utilizar el aire acondicionado lo menos posible. Todo suma. Si decides hacer una ruta turística, asegúrate de que tu guía promueve prácticas éticas, respeta la naturaleza y utiliza productos de oficina ecológicos.


5) Utiliza el transporte local
Alquilar un coche puede parecer una opción más sencilla al llegar a tu destino, pero a menos que sea eléctrico no es lo más amable para la naturaleza. Según la Comisión Europea los coches son los responsables de aproximadamente un 12% del total de las emisiones de dióxido de carbono de la Unión Europea. En su lugar, puedes utilizar la bicicleta, coger el tren o simplemente caminar.


Susan Devaney


jueves, 11 de mayo de 2017

¿Qué debemos saber sobre la gota?

Enrique VIII
La gota es un tipo de artritis inflamatoria, más común en hombres que en mujeres y con probabilidades de desarrollarla cuando se es mayor de edad, aunque las mujeres pueden ser más propensas durante y después de la menopausia.

¿Cuáles son los síntomas?

La gota afecta a una o más articulaciones causando dolor, enrojecimiento e inflamación. La articulación afectada se vuelve muy sensible y puede que no sea capaz de soportar ni el tocarla. Luego, cuando la inflamación comienza a ceder, puede que la piel afectada se aprecie escamosa y se sienta con picor.

La articulación más común perjudicada es la del dedo gordo del pie. También tiende a afectar a otras como: dedos, muñecas, codos, tobillos, en el medio de los pies y las rodillas. Rara vez afecta a las articulaciones cerca del centro del cuerpo, como la columna vertebral, hombros y caderas.


Patrón de los ataques

Por lo general viene con un ataque que puede desarrollarse con bastante rapidez durante pocas horas, y puede durar desde 3 a 10 días. Es posible que tengo sólo un ataque de gota en su vida, o cada varias semanas, meses o años.


Se cree que ciertas situaciones pueden desencadenar un ataque de gota: el estrés, enfermedades que causan fiebre y lesiones, la deshidratación y someterse a una cirugía.

La gota es causada por la acumulación en el cuerpo de una sustancia llamada ácido úrico que es un producto de desecho fabricado en el organismo y que se excreta por los riñones. El ácido úrico es creado cuando el organismo descompone las sustancias o químicos conocidos como purinas, que se encuentran de forma natural en el cuerpo y en algunos alimentos. Por lo general es inofensivo, pero si el cuerpo produce demasiado, o no lo excreta suficientemente, los niveles pueden acumularse y crear pequeños cristales que se acumulan alrededor de la articulación.

Hay varios factores que pueden afectar el riesgo de desarrollar gota: la genética, el peso, mantener alta la presión arterial y el colesterol, la diabetes, enfermedades renales y osteoartritis, los medicamentos llamados diuréticos y el alcohol. Uno de los peores culpables es la cerveza. 
Las bebidas alcohólicas obtenidas a partir de materias primas agrícolas como cereales y frutas, también aumentan los niveles de ácido úrico, aunque el vino tiene un efecto menor.


Cambios en el estilo de vida

Hay hábitos que podemos cambiar y que pueden reducir los niveles de ácido úrico ayudando a prevenir los ataques o hacerlos menos graves.

1) Los alimentos que contienen altos niveles de sustancias químicas llamadas purinas deben evitarse incluyendo: carne roja (ternera, cerdo, cordero), vísceras (hígado, riñones), caza (conejo, venado, faisán), pescados y mariscos (mejillones, cangrejos, camarones), pescado azul (caballa, sardinas, arenques) y los alimentos que contienen levadura o extractos de carne.
De acuerdo con la UK Gout Society, los alimentos que contienen una cantidad moderada de purinas deben comerse con mesura: aves, setas, cereales integrales, guisantes secos, habas y legumbres, y ciertas verduras como espárragos, coliflor y espinaca.

2) Los expertos creen que el consumo diario de tan sólo dos refrescos endulzados con azúcar o bebidas altas en fructosa, puede aumentar el riesgo. Sin embargo, es importante beber mucha agua, ya que puede impedir la formación de cristales de ácido úrico.

3) De acuerdo con la Arthritis Research del Reino Unido, hay cierta convicción de que el consumo de café puede ayudar a los riñones a excretar más cantidad de ácido úrico al igual que los alimentos que contienen altos niveles de vitamina C, incluyendo muchas frutas y verduras: pimientos rojos, amarillos y verdes, guayabas, verduras de hoja verde como la col rizada, el kiwi, brócoli, bayas y cítricos.

4) El ejercicio moderado es saludable para las articulaciones. La natación es ideal, mantiene las articulaciones en movimiento y no pone ningún tipo de presión sobre ellas, pues el agua soporta su peso.

Los tratamientos convencionales previenen y alivian los síntomas de un ataque. Sin embargo, varios de éstos tienen efectos secundarios comunes, por lo que es buen idea hablar de esto con su médico o revisar la información contenido en el envase o en el paquete del fármaco.


Remedios naturales

  • Cerezas ácidas: Los antioxidantes encontrados en las cerezas ácidas, llamados antocianidinas, ofrecen una amplia gama de beneficios para la salud. De hecho, hay ciertas evidencias que pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre.
    En un ensayo, los voluntarios con gota hallaron que su riesgo de tener un ataque fue de un 35% menos después de tomar extracto de cereza, en comparación a cuando no lo tomaron.
  • Aceites de pescado: Si bien los pescados grasos contienen altos niveles de purinas, éstos se encuentran en la carne de los peces, y no en los suplementos, los cuales son altamente purificados y destilados. Los Omega 3 actúan en la producción natural del cuerpo de prostaglandinas antiinflamatorias.
  • Vitaminas C y E: Estas vitaminas pueden ayudar a proporcionar un apoyo antioxidante general, y hay evidencia interesante de que la vitamina C puede reducir los niveles de ácido úrico (aunque el estudio se llevó a cabo en personas que no estaban enfermas de gota)
  • Quercetina: Este bioflavanoide tiene propiedades antioxidantes. Se encuentra en las cebollas, el té negro, pomelos y manzanas y se ha estudiado que tiene un fuerte efecto antiinflamatorio que podría ser útil.


Información facilitada por Lamberts España.



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 4 de mayo de 2017

Un alegato a favor del aceite de palma biológico

Difundimos la publicación que desde Barnhouse nos han enviado y en la que exponen sus motivos para defender el aceite de palma biológico.

Algunas veces hay que nadar a contracorriente


El consumidor concienciado con el medio ambiente le está dando la espalda al aceite de palma. Los primeros fabricantes biológicos han dejado de incluirlo en grupos de productos enteros y están trabajando con supuestas alternativas. Barnhouse sigue aferrándose al aceite de palma biológico y está orgulloso de ello. Nosotros recurrimos al cultivo biológico de la palma aceitera y lo apoyamos por los mismos motivos por los que en 1979 empezamos a fabricar productos biológicos.

Por aquel entonces queríamos alejarnos de los suelos y las aguas contaminados. Queríamos una alimentación sin sustancias nocivas para nosotros y nuestros hijos. Y hoy sigue siendo así.

El aceite de palma biológico tampoco sería imprescindible para Barnhouse, aunque sin él el maravilloso sabor a galleta de nuestros Krunchys no sería el mismo. Sin el aceite de palma definitivamente ya no elaboraríamos el mismo producto.

Precisamente porque le debemos tanto a esa materia prima no vamos a darle la espalda porque haya sido criticada en los medios. Debido a que los medios de comunicación tienden a generalizar y al desconocimiento de los consumidores, el aceite de palma biológico ha caído en descrédito a pesar de que las acusaciones conocidas por todos no son para nada ciertas en este caso.

Esto supondría echar por tierra los esfuerzos realizados durante muchos años por lograr el cultivo biológico en Sudamérica. Las plantaciones de aceite de palma cultivadas biológicamente proporcionan a muchas personas, también a muchos campesinos y a sus familias, un trabajo saludable, limpio y justamente remunerado, así como una promesa de futuro. La cosecha de aceite aprovechable es en el caso de la palma aceitera mucho mayor que en todas las demás plantas cultivadas para obtener aceite. 
Para dicha cosecha se necesita menos superficie de labranza que, por ejemplo, para los campos de girasoles. Con ello el cultivo de palmas aceiteras biológicas también es razonable desde el punto de vista económico.

En el año 2011 se produjeron a nivel mundial 47 millones de toneladas de aceite de palma y 6 millones de toneladas de aceite de palmiste. El 85% de estas en Malasia e Indonesia, países que son sinónimo de desmonte por incendio, destrucción de superficies naturales y desalojos de tierras. 
En este caso el porcentaje biológico es inferior al 1%. 
Desde el año 1990, Barnhouse compra aceite de palma exclusivamente de plantaciones biológicas de Colombia (Daboon) y Brasil (Agropalma). La utilización de suelos por parte de la agricultura es obvia. También en el cultivo de girasoles, colza o cocoteros. 

Nuestra tarea sigue siendo mantener en todo lo posible el equilibrio entre superficies naturales y el cultivo de materia primas. Sólo la agricultura biológica responsable tiene sentido. Al igual que ocurrió hace décadas primero en Alemania y luego en otras partes de Europa, nuestro objetivo común debería ser difundir el concepto de la agricultura biológica en vez de tirar la toalla y ceder hipócritamente ante el llamamiento a consumir productos sin aceite de palma a sabiendas de que las acusaciones no son aplicables a “nuestras” plantaciones de aceite de palma biológicas.

¡El porcentaje del aceite de palma de producción biológica es de milésimas! Para el aceite de palma que nosotros utilizamos no se ha desmontado ningún suelo desde hace más de 25 años y, además, se puede demostrar. En Centroamérica y Sudamérica tampoco hay orangutanes. El cultivo biológico también significa en el caso de las plantaciones de palma biológicas, entre muchas otras cosas, el respeto por el suelo, el aire y el agua, la atención por la salud y los estándares sociales de los campesinos, el fomento de la variedad de especies a través de plantas con flores y un subsuelo con vegetación, así como abono con compost. 

Estaríamos más satisfechos si al seguir concienciando consiguiéramos poner de relieve la diferencia entre “nuestro” aceite de palma biológico y el cultivo de aceite de palma convencional, criticado con toda la razón del mundo, que se utiliza para carburantes “biológicos”.
Estaríamos aún más satisfechos si muchos fabricantes de productos biológicos hicieran suya esta postura en vez de abandonar de inmediato la agricultura biológica ante el fuerte eco de los medios. Juntos somos más fuertes. Eso siempre ha sido así. Y si tiramos la toalla ahora, a lo mejor el día de mañana otra materia prima biológica caerá en desgracia debido a otras acusaciones relacionadas con los tejemanejes de la industria convencional y sus proveedores. ¿También la vamos a dejar caer, destruyendo al mismo tiempo el sustento de los agricultores biológicos que dependan de ella? Si entregamos los campos al cultivo convencional y a sus métodos de producción, renunciaremos a nuestro objetivo: demostrar que es posible cultivar y producir de modo biológico.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 27 de abril de 2017

Mal aliento

Las principales culpables de mal aliento son las bacterias, de las cuales se cree que haya alrededor de 500 tipos diferentes solo en la boca.
Estas bacterias crecen en el entorno natural de la boca, con su cálida temperatura y alta humedad, y la mayoría de ellas originan los productos químicos que causan el mal aliento, tales como el sulfuro de hidrógeno.


Boca seca

Por ejemplo, en el caso del mal aliento temprano en la mañana, es porque las bacterias de la boca comienzan a digerir partículas de comida que no se eliminaron por la saliva durante la noche, (ya que se tiende a producir niveles mucho más bajos de saliva cuando dormimos), y como éstas partículas están digiriéndose, crean mal aliento.
La mala higiene bucal es otra de las principales causas del mal aliento, ya que no usar de manera regular el cepillado y el hilo dental puede dejar partículas de alimentos atrapados entre los dientes, los cuales son descompuestos por las bacterias. Otras causas comunes incluyen fumar, beber alcohol o café, y comer alimentos con sabores fuertes, como el ajo y la cebolla. También una dieta alta en proteínas o muy baja en calorías puede hacer que su aliento huela, ya que su cuerpo descompone sustancias grasas que liberan las llamadas cetonas.
Existen medicamentos que causan mal aliento. Si está tomando alguna de los siguientes y nota que su aliento está afectado, hable con su médico para averiguar si podría tomar un medicamento alternativo. Entre ellas encontramos:
  • Los nitratos (a menudo se utilizan para tratar la angina de pecho).
  • Fenotiazinas (tranquilizantes).
  • Ciertos medicamentos de quimioterapia.
  • Sulfóxido de dimetilo (DMSO), (utilizado para tratar la cistitis intersticial).
  • El disulfiram (utilizado para tratar a aquellos que son dependientes del alcohol).
  • Las anfetaminas (usado para tratar la narcolepsia, pero también se utiliza como una droga psicoactiva ilegal).


Cómo comprobar el aliento por uno mismo

El problema con el mal aliento es que puede ser difícil de detectar a sí mismo, y mientras que otros lo pueden notar, pueden no querer decirle por no ofender. Algunas personas también creen que tienen mal aliento (halitofobia), cuando realmente no lo tienen o ya han superado esta condición. Hay una forma sencilla de averiguar si su aliento huele. Puede lamer el interior de su muñeca y luego esperar hasta que la saliva se seque. A continuación huela su muñeca, y si no huele muy bien, es probable que tenga mal aliento.

El mal aliento y la salud oral

Así como el mal aliento es comúnmente causado por una mala higiene bucal, también puede ser señal de que existe una enfermedad de las encías. Si las encías están inflamadas, adoloridas o infectadas, y escupe sangre después de cepillarse los dientes, la etapa de la enfermedad de las encías que le está afectando se llama gingivitis. Esta es una condición común que se cree que afecta a más de la mitad de todos los adultos en cierta medida, sin embargo, si no se toman medidas para tratarla, puede pasar a la próxima etapa, llamada periodontitis. Esto puede causar problemas más graves como la pérdida de dientes o dientes flojos, retracción de las encías y afección en el hueso de la mandíbula.

Cómo prevenir la enfermedad de las encías

Si tiene un mal aliento persistente y sospecha que puede tener un problema en las encías, trate de ver a su dentista e higienista dental regularmente. Ellos pueden indicarle cómo mejorar su higiene bucal, así como  también limpiar sus dientes a fondo para eliminar cualquier placa endurecida (la sustancia que contiene bacterias que se acumula en los dientes cada vez que comemos y bebemos).
Por ejemplo, su dentista o higienista dental le recomendará el cepillado de los dientes y encías con regularidad, y le mostrará las mejores técnicas para hacerlo, así como mantener su lengua limpia (por lo general mediante el cepillado o raspado de la parte superior de la misma). Esto es importante porque las bacterias pueden vivir en la superficie de la lengua y causar mal aliento. También le animamos a usar el hilo dental entre los dientes todos los días.

¿Con qué frecuencia se debe consultar a su dentista?

En el pasado se solía recomendar consultar al dentista cada seis meses. Actualmente depende del estado de su salud oral: si usted tiene problemas con sus dientes o encías, puede que tenga que visitar al dentista con más regularidad. Si no está seguro de la frecuencia con que debe ir para un chequeo dental, su dentista puede aconsejarle.
Problemas de salud que lo causan
Existen algunas condiciones médicas que en ocasiones pueden causar mal aliento.
  • Sinusitis: La sinusitis (una condición común), es la inflamación de la mucosa de los senos paranasales, y es causada por una infección viral o bacteriana. Por lo general se origina por el resfriado común o la gripe, cuando el virus se propaga a los senos de las vías respiratorias superiores. Además de la mala respiración, los síntomas de la sinusitis incluyen un bloqueo o secreción nasal, dolor y sensibilidad en la cara, temperatura alta, pérdida del gusto y del olfato y una sensación de malestar general.
  • Bronquiectasias: Esta condición a largo plazo provoca una acumulación de moco que deja a los pulmones más susceptibles a la infección junto con otros síntomas que incluyen una tos mucosa crónica y dificultad para respirar. El mal aliento también puede ser causado por otras infecciones que afectan a los pulmones, la garganta o la nariz.
  • Bronquitis: Infección de los bronquios (las principales vías respiratorias de los pulmones). La bronquitis a menudo se desarrolla después de un dolor de garganta, un resfriado o gripe. El síntoma principal es una tos persistente, aunque también puede tener dolor de garganta, de cabeza, congestión, dolor y molestias nasales.
  • Diabetes: La diabetes no controlada, donde los niveles de glucosa en la sangre son consistentemente altos, puede causar cetoacidosis diabética. Esto sucede debido a que su cuerpo no tiene suficiente insulina para convertir la glucosa en energía, por lo que en su lugar, empieza a descomponer el tejido del cuerpo. Un subproducto de este proceso es la producción de sustancias químicas llamadas cetonas, que se cree que son los responsables del mal aliento.
  • Helicobacter pylori: Es una bacteria que vive en el interior de su cuerpo, por lo general en el estómago. Se asocia comúnmente con úlcera de estómago u otros problemas gástricos como la indigestión, aunque la mayoría de las personas con H. pylori no tienen ningún síntoma. Es muy común (alrededor del 50% de la población mundial está infectada con H. pylori).
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): Esta afección gástrica, donde el ácido del estómago sube hacia el esófago (el tubo muscular que conecta la boca con el estómago, también conocido como la garganta), también se ha relacionado con el mal aliento. Los síntomas más comunes incluyen ardor de estómago, reflujo ácido y dificultades para tragar.
  • Estreñimiento: De acuerdo con el Bladder and Bowel Foundation, los síntomas del estreñimiento pueden incluir un mal sabor en la boca, así como un mal aliento.
  • Xerostomía: Es el término médico para la boca seca por falta o disminución de saliva.
Otras condiciones poco comunes que se creen que causan el mal aliento incluyen la hipermetioninemia y la trimetilaminuria. Ambas son trastornos metabólicos.

Autoayuda para el mal aliento

Además de ver a su dentista e higienista dental de forma regular, hay muchas otras cosas que se pueden hacer para combatir el mal aliento:
  • Beba mucho líquido, preferiblemente agua, para detener la resequedad boca. Trate de no beber demasiado té y café, ya que pueden deshidratar la boca y hacer que su aliento huela amargo (el café también contiene ácidos que pueden estimular el crecimiento de bacterias). El alcohol puede resecar la boca demasiado.
  • Si tiene la boca seca, pruebe los chicles sin azúcar, para así estimular la producción de saliva.
  • Reduzca el consumo de alimentos que pueden hacer que su aliento huela, tales como ajo, cebolla y especias de sabor fuerte. Los alimentos azucarados también pueden ser la causa de un problema, ya que las bacterias prosperan en el azúcar. Si gusta de alimentos de sabor fuerte, utilice un enjuague bucal después de comer y siempre que sea posible, sin alcohol, ya que los que contienen alcohol favorecen la resequedad en la boca.
  • Otros alimentos que ayudan a combatir el mal aliento son: los yogures naturales sin azúcar y las verduras crudas crujientes. En lugar de las especias, alterne otras hierbas como el perejil, ya que puede ayudar a mantener la boca con olor fresco gracias al hecho de que contiene clorofila.
  • Mantenga la boca lo más saludable posible visitando al dentista. Así como el cepillado, el uso de hilo dental y el enjuague bucal dos veces al día. Otra buena idea es mantener un cepillo y pasta de dientes portátil (tamaño de viaje)en el bolso o en el bolsillo.
  • Pocas cosas son más propensos a causar el mal aliento que fumar. Si fuma, podrá tratar los productos que podrían ayudarle a dejar de fumar.


Remedio naturales para el mal aliento


Aceite de menta: El mentol encontrado en el aceite de menta es un ingrediente en muchos productos para halitosis que se venden en las farmacias. De hecho, los estudios sugieren que enjuagarse con un colutorio a base de menta es una manera eficaz de reducir el mal aliento.

Probióticos (bacterias vivas): Muchos expertos dentales creen que el mal aliento puede ser causado por un crecimiento excesivo de bacterias que producen compuestos con olor fétido en la boca. Los productos que contienen bacterias vivas, tales como los acidophilus son bien conocidos por sus beneficios en la salud digestiva, la investigación también sugiere que pueden ayudar a reducir el mal aliento también. Estas bacterias vivas beneficiosas están ampliamente disponibles en polvo, líquido, cápsulas o forma de comprimido, así como en determinados productos alimenticios a base de lácteos.

Coenzima Q-10: Si usted tiene mal aliento causado por problemas en las encías como la gingivitis, otro suplemento que puede ser útil es la Co-Q10. Algunos creen que ayuda a mejorar la circulación en los tejidos de las encías afectadas, para ayudar a que las encías se curen. Los estudios también confirman que puede haber un vínculo entre la Co-Q10 y la mejora de la enfermedad de las encías, reduciendo el sangrado y la inflamación.

Los fructo-oligosacáridos (FOS): Éstos son un tipo de fibra soluble que el cuerpo no puede digerir completamente. En cambio, las partes no digeridas proporcionan alimento para las bacterias intestinales, que pueden ayudar a mantener su sistema digestivo saludable. Una de las condiciones del FOS es que se utiliza a menudo para el estreñimiento, lo que sugiere que puede ser útil si tiene mal aliento como efecto secundario de sufrir estreñimiento. FOS está disponible como un suplemento nutricional (a menudo en forma de polvo) pero también se puede encontrar en alimentos como los espárragos, alcachofa, los puerros, las cebollas y las habas de soja.



Información facilitada por Lamberts España

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


miércoles, 12 de abril de 2017

FELIZ SEMANA SANTA



Os deseamos un muy feliz descanso y, si emprendéis viaje por carretera, muchísimo cuidado con el coche. Os queremos a todos de vuelta


jueves, 6 de abril de 2017

Aminoácidos

Los aminoácidos son utilizados por el cuerpo para construir proteínas. Las proteínas son indispensables para la formación de las células, estando también vinculadas con la estructura bioquímica de las hormonas, las enzimas, los neurotransmisores y los anticuerpos. También son necesarias para mantener y reparar los músculos, tendones, piel, ligamentos, órganos, glándulas, uñas y cabello.

El nombre de proteína, dado por Jöns Jacob Berzelius (1779-1848), considerado como "padre de la química en Suecia", tiene su origen del griego "proteo", que sugería "primero, primordial".

El químico holandés Gerardus Johannis Mulder (1802-1880), descubrió que ciertas sustancias derivadas de los aminoácidos constituían la materia básica del organismo de plantas y animales, expresando... "en las plantas y animales hay presente una sustancia que es la más importante entre todas las sustancias conocidas de los seres vivos, y sin ella, la vida sería imposible en el planeta. Esta sustancia es llamada proteína..."


Cuando digerimos alimentos, nuestro sistema digestivo descompone la proteína de los alimentos en aminoácidos separados, que luego se recombinan para crear los tipos específicos de proteínas que necesita el organismo. Cada célula del cuerpo necesita y utiliza los aminoácidos. Una salud pobre puede estar ocasionada por un desbalance de nutrientes, ya sea por insuficiencia o por exceso. El cuerpo necesita 6 clases de nutrientes para asegurar su desarrollo y sus funciones vitales: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua.


CLASIFICACIÓN
Los aminoácidos se clasifican como esenciales o no esenciales. Los aminoácidos esenciales no pueden sintetizarse en el organismo y deben obtenerse a través de la dieta, mientras que los aminoácidos no esenciales, aún siendo importantísimos para la salud, sí pueden sintetizarse en el cuerpo.
  • Los aminoácidos no esenciales son: alanina, arginina, asparagina, ácido aspártico, cisteína, ácido glutámico, glutamina, glicina, prolina, serina, taurina y tirosina.
  • Los aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.
Los aminoácidos en forma de complementos alimenticios son más eficaces cuando no tienen que competir con los aminoácidos presentes en alimentos ricos en proteínas, es por eso que es más conveniente tomarlos al menos, 1 hora y media antes o después de las comidas.


Aminoácidos de Cadena Ramificada (BCAA)
Están presentes en alimentos ricos en proteínas como la carne y los productos lácteos. Existen un gran interés hacia los mismos por parte de los terapeutas deportivos, debido a que son los únicos aminoácidos que realmente se metabolizan en el músculo. 

L-Carnitina
Se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Su función metabólica conocida más importante es la de transportar ácidos grasos de cadena larga hacia las mitocondrias de las células musculares (incluyendo las del miocardio), donde se oxidan produciendo energía. Es también la encargada de la eliminación de productos de desecho de las mitocondrias. Juega un papel importante en la termogénesis y en la regulación de la glucogénesis.

L-Glutamina
Es el aminoácido no esencial de origen natural más abundante en el cuerpo, y puede ser derivado del ácido glutámico, otro miembro de la familia de aminoácidos. Ambos se encuentran en la carne roja, las nueces y el pescado. Diferentes tejidos del cuerpo tienen variados requerimientos de L-Glutamina, y los más ávidos consumidores son las células de los intestinos, mientras que los músculos son altos productores de L-Glutamina.

L-Arginina
La hallamos en productos lácteos, carne, aves de corral, pescados y frutos secos, pero en las frutas y verduras está presente en cantidades generalmente bajas. El organismo la utiliza para sintetizar óxido nítrico (NO), una sustancia que relaja los vasos sanguíneos. También participa en la eliminación corporal del amoníaco, un producto de desecho del metabolismo del nitrógeno.

L-Fenilalanina
Las principales fuentes dietéticas de L-Fenilalanina incluyen carne, pescado, huevos, queso y leche. Es un potente colaborador en la producción de catecolaminas adrenales. Las personas con una condición conocida como fenilcetonuria (PKU), no deben tomar suplementos de fenilalanina. Tampoco de debe tomar junto con antidepresivos recetados, especialmente inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO).

L-Ornitina
Juega un papel central en el ciclo de la urea. También se necesita para la formación de citrulina, prolina y ácido glutámico, tres aminoácidos que ayudan suministro de energía a cada célula. Algunos estudios plantean que tiene un efecto antifatiga.

L-Tirosina
El cuerpo puede producirla a  partir de la fenilalanina, pero también se obtiene de los alimentos como el queso, pollo, pescado y soja. Posee numerosos roles funcionales entre los que destacan la síntesis de neurotransmisores.

N-Acetil Cisteína (NAC)
Es una forma modificada del aminoácido no esencial L-Cisteína, y es uno de los pocos aminoácidos que contiene azufre. Como consecuencia, tiene un fuerte olor a azufre, el cual es completamente normal. NAC aumenta la cantidad de una sustancia llamada glutatión en el cuerpo. Se le atribuyen propiedades mucolíticas, porque rompe los enlaces de disulfuro tanto de las secreciones mucosas como de las mucopurulentas, logrando que sean menos viscosas.

H-Histidina HCL
Fuentes en la dieta son la carne, el pescado y los productos lácteos. Es utilizada por el organismo para fabricar proteínas y como precursora del neurotransmisor histamina, que se libera por el organismo durante las reacciones alérgicas. Está involucrada en la regulación y utilización de varios minerales esenciales en el cuerpo.

L-Teanina
Está presente en el té normal, y se cree que es el único responsable de "una agradable taza de té", ya que consigue un efecto calmante. El té contiene una gran variedad de compuestos, incluyendo polifenoles, proteínas, aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas, minerales y pigmentos.

L-Lisina
Es uno de los aminoácidos que estamos totalmente dependiente de adquirirlo de la dieta. Es utilizado para la formación del colágeno, la proteína más abundante en el cuerpo. Es más abundante en los alimentos de origen animal, no siendo tal alto en las verduras y las proteínas vegetales. Algunos expertos creen que las dietas vegetarianas/veganas pueden proporcionar niveles bajos de lisina.

L-Metionina
Altos niveles se localizan en huevos, nueces, pescado y carnes. Es un aminoácido esencial que contiene azufre. Las frutas y verduras son generalmente bajas. Es un poderoso agente detoxificante y buen limpiador de radicales libres.

L-Glutationa
Se encuentra en todas las células en el cuerpo, con la más alta concentración en el hígado. Dado que puede formarse a partir de tres aminoácidos en el cuerpo, se considera no esencial porque no tiene que ser obtenido de los alimentos.


Información facilitada por Lamberts

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

jueves, 30 de marzo de 2017

El viento y su incidencia en el comportamiento humano.


Este año, en que la primavera ha llegado acompañada de fuertes vientos y descenso de las temperaturas, surgió entre nosotros el debate de por qué las corrientes de aire afectan a los seres humanos, y si era éste un efecto oficialmente reconocido. Expresiones como "Estar aventado", o "Le dio un aire" nos recuerdan que los pueblos acostumbrados a sufrirlas son conscientes de sus efectos, a pesar de que no exista una teoría científica al respecto. De modo que me puse a buscar información acerca de por qué algunos vientos nos "vuelven locos", y aquí os expongo lo que he descubierto.

Aunque se han realizado estudios al respecto, la única conclusión científica extraíble es que existe una correlación positiva entre determinados aires y el aumento de  episodios violentos, ataques psicóticos, intentos de suicidio y/o agravamiento de los síntomas depresivos. Algunas teorías apuntan a la interacción entre el viento y los cambios climáticos que llevan asociados; como la bajada o subida de la temperatura, cambio en las presiones, variaciones de humedad, etc. Otras teorías nos recuerdan que la corrientes de aire pueden transportar grandes cantidades de elementos tóxicos volátiles; incluso se baraja la posibilidad de que el desencadenante de los trastornos mentales sea la carga iónica que nos rodea, más específicamente el cambio en la misma.


Uno de los efectos  que sí está comprobado tanto empírica como analíticamente es el llamado efecto Foehn. Se trata de un efecto termodinámico producido cuando una masa de aire entra en contacto con las montañas, produciendo un calentamiento del aire al descender por la vertiente opuesta. Esto genera un cambio brusco en la humedad y la temperatura, que parecen relacionarse con el aumento de dolores de cabeza y fatiga general. En España se da también en lugares como la Cordillera Cantábrica cuando sopla el viento del sur, Pirineos, la Sierra de Gredos y las islas Canarias.



Griegos y romanos ya le daban gran importancia a la influencia del viento sobre el comportamiento; Hipócrates ya advirtió sobre éste hecho, incluso en la Biblia hay referencias a trastornos de personalidad causados por ciertos aires. En España, los vientos a los que se asocian alteraciones psíquicas son la tramontana, el viento sur del Norte, el siroco procedente del Sáhara y el poniente de Barcelona. En 1975 la OMS comienza a estudiar sus efectos en la población, pero aún no se conocen las causas de éste fenómeno.


Lo que sí se sabe es que el viento ejerce una acción mecánica sobre todo el organismo. Por ejemplo, activa la circulación y evaporación cutáneas, excita las terminaciones periféricas, aumenta la amplitud respiratoria y la actividad  nerviosa. Reseca la piel, el cabello, los pulmones y las plantas, y afecta al estado de ánimo de las personas llamadas "meteorosensibles". De hecho, existe una disciplina  encargada de estudiar la influencia de la meteorología en los trastornos mentales y algunas enfermedades físicas; la Biometeorología. Los efectos más comunes que se suelen achacar al cambio en las corrientes son irritabilidad y aumento de la agresividad, ansiedad, melancolía intensa o jaquecas.

Según esto, existirían cinco "perfiles bioclimáticos", a saber:

  • Individuos "equilibrados": No les afectan los cambios climáticos porque sus hormonas se regulan constantemente en busca del equilibrio idóneo.
  • Individuos "simpaticotónicos": Los cambios de temperatura y presión atmosférica les provocan un estado de alerta permanente, que les conduce a la hiperactividad.
  • Individuos "vagotónicos": Al ser su nervio vago el estimulado, sufren un descenso de su energía y apetito. Esto se debe a que la activación del nervio vago genera la producción de acetilcolina, provocando un exceso de relajación.
  • Individuos "serotonínicos": Los cambios climáticos alteran su producción de serotonina derivando en irritación, ansiedad por comer dulce, espasmos musculares e incluso taquicardia.
  • Individuos "tiroideos": Se altera su hormona tiroidea liberando grandes cantidades de tiroxina, de modo que su organismo va "sobrerrevolucionado". Esto se traduce en diarreas, sensación de calor, sudoración, mal humor y agresividad.
En conclusión; la climatología afecta al comportamiento humano en muchos casos, pero es más bien la interacción entre temperatura, cambios en la presión ,viento y corrientes de aire que un sólo elemento lo que nos "altera". Sin embargo, y a pesar del amplio consenso empírico, aún no sabemos apenas nada de los mecanismos de acción ni de la verdadera relevancia de este fenómeno.

Por último, aquí os dejo un enlace que me ha parecido realmente completo e interesante: http://saludbio.com/articulo/los-efectos-del-viento-en-la-salud

                                                                                                            María A. Untereiner

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

Agradecimientos: "Aemet blog", "El trastero de Palacio", Laura Chaparro, Charo Sierra para "Doctissimo".


Translate