jueves, 29 de mayo de 2014

Optimización de la ingesta de suplementos

SUPLEMENTOS HERBARIOS

Una vez que se ha decidido qué suplemento herbario se va a administrar, debemos conocer una serie de pautas para intensificar sus efectos beneficiosos.

En la mayoría de circunstancias, especialmente si se están administrando dosis elevadas, será recomendable repartir la dosis total en varias tomas a lo largo del día. Asímismo, con el fin de obtener el mayor beneficio posible de cada suplemento herbario, será útil suministrarlo en el momento más oportuno del día:

- Al levantarse: hierbas diuréticas, laxantes, hipotensoras, detoxificadoras, antiinflamatorias, nutritivas, sedantes y tónicas en general.

- Separadas de las comidas (dos horas antes o dos horas después de las comidas): hierbas tónicas (del sistema cardiovascular, nervioso, inmunológico, etc.), antimicrobianas, antiparasitarias, antiartríticas, antitusígenas, antipiréticas, detoxificadoras, analgésicas, antioxidantes y protectoras (celulares, hepáticas, neurológicas, etc.)

- Antes de las comidas (de 10 a 15 minutos antes): hierbas digestivas (estimulantes), reconstituyentes, tónicas hepato-biliares, nutritivas y antiulcerosas.

- Después de las comidas: hierbas digestivas (relajantes), antifermentativas, antiespasmódicas y "refrescantes" (ricas en clorofila)

- Antes de acostarse: hierbas sedantes, relajantes, laxantes, antitusígenas, antiartríticas y protectoras cardiovasculares.


Estas sugerencias tan sólo son aproximaciones generales y en cada persona se deberá individualizar, dependiendo de la acción de la planta que se desee potenciar según las necesidades específicas de cada uno.

Por ejemplo, en el caso del dong quai se obtendrá una más eficaz acción antialérgica si se suministra justo antes de las comidas (en el caso de alergias alimentarias) y en cambio se potencia su acción tónica vascular y fitoestrogénica si se ingiere separado de las comidas.

A su vez, los tiempos y modalidades de ingesta: ocasional (p.e. época de exámenes), puntual (p.e. proceso gripal), periódica (p.e. dismenorrea), estacional (p.e. "depuración" o alergias estacionales) y continua (p.e. hipertensión arterial)



La administración podrá a su vez ser simple (individual), compleja (combinadas) o secuencial. Se deberá tener en cuenta la complementariedad de los distintos remedios, aprovechando su efecto sinérgico y estudiar si lo más conveniente es administrarlos en forma individual, combinados o alternándolos siguiendo un orden terapéutico.

Por ejemplo, la administración conjunta de cardo mariano y diente de león tendrá un efecto sinérgico como depuradores del hígado, esto es, se potenciarán mutuamente y se conseguirá un efecto más eficaz que administrados de forma individual.

Asimismo, se deberá saber que en el caso de ciertas hierbas como la equinacea su uso durante períodos prolongados parece disminuir su eficacia, por lo que convendrá realizar períodos de descanso y/o alternarla con otras hierbas de efectos inmunoestimuladores similares (p.e. hoja de olivo, uña de gato, etc.)




SUPLEMENTOS NUTRICIONALES


Una vez que se ha decidido qué suplemento nutricional se va a administrar, debemos conocer una serie de pautas para intensificar sus efectos beneficiosos.

- En la mayoría de circunstancias, especialmente si se están administrando dosis elevadas, será recomendable repartir la dosis total en varias tomas a lo largo del día.


- Será muy importante respetar la acción de sinergia con otros nutrientes anteriormente mencionada. Por ejemplo, la suplementación de vitamina A junto con la vitamina C y E aumenta la disponibilidad de esta, su eficacia terapéutica, así como, previene de los efectos secundarios por altas dosis.

- Cada vez que se suplementa con vitamina B individuales (B1, B2, etc.) se recomienda que se añada el complejo B completo para evitar posibles desequilibrios.

- Varios estudios recomiendan que toda formulación compuesta de carotenoides no debe basarse en la concentración de beta caroteno sino en el equilibrio y actividad de un espectro de carotenoides. De hecho, muchos estudios demuestran que altos niveles de beta caroteno pueden dificultar la absorción y utilización de otros importantes carotenoides.

- La suplementación conjunta de vitamina E  y ácidos grasos esenciales previene la peroxidación de estos.

- Es vital para el correcto metabolismo del calcio en la formación de huesos y dientes sanos la presencia de boro, magnesio, fósforo y vitamina A.

- Para optimizar la absorción de los aminoácidos se recomienda que se acompañen en la ingesta de vitamina B6 y C.

Resultará asimismo aconsejable combinarlos con una suplementación de magnesio para mejorar el metabolismo de los aminoácidos. Si se toman de forma individual es aconsejable que se complementen con una fórmula balanceada de aminoácidos esenciales y no esenciales ingerida en distinto momento del día. Siguiendo estas indicaciones potenciaremos la acción del suplemento nutricional y evitaremos posibles desquilibrios en el balance general de nutrientes.

Todas estas recomendaciones no pretenden en ningún caso sustituir o reemplazar el consejo o tratamiento de un profesional de la salud.
Extraido del manual:
Suplementación natural para el siglo XXI

Elaborado por:
Mikel García Iturrioz


jueves, 22 de mayo de 2014

La importancia del magnesio

El magnesio es un mineral básico para el organismo;aproximadamente 300 enzimas perderían su eficacia sin él. El magnesio protege el corazón y los vasos sanguíneos, evita la trombosis, estabiliza las paredes celulares e inhibe procesos excitativos patológicos. Una serie de análisis han demostrado deficiencia de magnesio en un elevado porcentaje de pacientes que han sufrido un infarto. Grupos de investigación han constatado, con independencia entre sí, que en el miocardio de personas fallecidas por un fallo cardíaco repentino había habido una deficiencia aguda de magnesio. Por eso también resulta adecuado para ayudar a prevenir el infarto cardíaco.

La falta de magnesio también se manifiesta con espasmos musculares (hormigueo, cosquilleo,
adormecimiento, calambres en las pantorrillas, tensiones o dolores en la región occipital), con espasmos viscerales, espasmos de tipo nervioso así como espasmos cardíacos y de los vasos sanguíneos tales como angina de pecho, dolores cardíacos, taquicardia, opresión cardíaca o alteraciones del ritmo cardíaco.

Como antagonista de calcio, el magnesio inhibe todos los procesos excitativos. Al atenuar la excitabilidad nerviosa y muscular, el magnesio resulta eficaz para combatir dolores de cabeza de tipo espasmódico, espasmos de los vasos sanguíneos y espasmos de los órganos internos. Gracias a su capacidad para reducir la excitación también es conocido como el "mineral anti estrés". Las personas que padecen agotamiento nervioso y alteraciones funcionales del corazón, el sistema circulatorio y y el sistema nervioso vegetativo, así como niños que presentan nerviosismo, tics (muecas, contracción de los miembros), ligera irritabilidad, falta de autocontrol y dificultades para concentrarse también se ven beneficiados por la ingesta de magnesio.

El magnesio es indispensable para el buen funcionamiento del organismo. Es necesario para:

  • el metabolismo de los hidratos de carbono
  • el metabolismo de las proteínas
  • la obtención de energía
  • la formación de proteína corporal
  • la mejora del rendimiento del miocardio
  • la transmisión de los impulsos nerviosos
  • la dilatación de los vasos sanguíneos
  • la musculatura
  • la coagulación de la sangre
  • la atenuación de procesos excitativos (músculos, nervios)
  • la activación de enzimas
  • la formación de huesos y dientes


Se estima que en los países industrializados aproximadamente el 20% de la población sufre falta de magnesio de vez en cuando. Las causas del aporte insuficiente de esta sustancia son, entre otras:
  • Pérdidas debidas al procesamiento de los alimentos
  • Aumento del consumo de alimentos pobres en magnesio (Productos a base de harinas refinadas)
  • Consumo de agua "blanda" pobre en magnesio
  • Una alimentación rica en grasas y proteínas
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Uso elevado de laxantes
  • Pérdidas de minerales debidas a diarreas
  • Diabetes
  • Enfermedades renales
  • Carencias como resultado de anorexia y bulimia
  • Absorción insuficiente de magnesio ligada a ciertas enfermedades (Enfermedad de Crohn, Colitis ulcerosa o Celiaquía)

Los jóvenes y los adultos necesitan entre 350 y 400 mg de magnesio al día. Las personas que padecen estrés, los deportistas, las mujeres embarazadas y las que están amamantando necesitan una cantidad algo mayor.

El magnesio, componente de la clorofila, se encuentra en todas las plantas verdes. Los cereales, las nueces, el amaranto, los granos de soja, el cacao en polvo, los productos integrales, las legumbres, las espinacas, el germen de trigo y ciertas aguas minerales tienen un contenido en magnesio considerable.


                                Consejos para un óptimo aporte de magnesio
  • Preparar los alimentos de forma no agresiva: Evitar dejarlos largo tiempo en remojo, emplear poca agua al cocer. El agua de cocción se puede emplear para preparar sopas.
  • Dar preferencia a la alimentación integral o vegetariana.
  • Limitar el consumo de proteínas y grasas.
  • Reducir el consumo diario de alcohol.
  • Evitar las dietas de adelgazamiento radicales.


  • No utilizar laxantes fuertes.
  • Evitar el estrés perjudicial para la salud, sobre todo el estrés por ruido.
  • Curar bien las enfermedades de los riñones, del estómago y los intestinos.
  • Eventual ingesta de preparados de magnesio de buena absorción. (Especialmente cuando se practican actividades deportivas que provocan sudoración)
 
(Publicado en "Reform Rundschau" por Heinz Scholz)

En caso de duda, siempre es recomendable consultar a su terapeuta, médico o profesional de la salud.

jueves, 15 de mayo de 2014

Limpieza de Primavera


  La Primavera es la época del renacimiento, del despertar. Es la estación verde, aumentan las horas de luz, la alegría y las ganas de vivir. Es el momento en el que todas las cosas vivas se restauran, el momento de hacer limpieza general y realizar la "puesta a punto" para las estaciones más cálidas.

  Es, por tanto, la otra época del año, junto con el otoño, en que debemos aprovechar para depurarnos, eliminar lo que nos sobra y desintoxicar la sangre. A este respecto es interesante, por sencilla y completa, la cura de alcachofa, diente de león, ortiga y abedul. Una cucharada sopera del jugo en ayunas será suficiente.


   La Teoría de los cinco elementos es una relación primordial en el sistema chino. Relaciona toda energía y sustancia con alguno de los cinco elementos (Fuego, tierra, metal o aire y madera). Cada uno está relacionado con una de las direcciones de la brújula y con una de las estaciones, siendo el elemento tierra el centro direccional, relacionado con el final del verano o verano hindú. Cada elemento tiene un color, dos órganos corporales, un tejido al que gobierna y muchas otras asociaciones. Para la Medicina Tradicional China, es éste el momento del elemento madera, que corresponde mentalmente con la "idea". De este modo, crea nuestra claridad mental y nuestra capacidad de centrarnos, planificar y tomar decisiones. Nos da además la capacidad de control, por lo que un desequilibrio en este elemento hace que al enfrentarnos a un desafío o una necesidad de cambio, reaccionemos tratando de controlar nuestra conducta o la situación. Es también el elemento responsable de la inspiración y el deseo de vida. Cuando es débil se pueden apagar nuestro entusiasmo y alegría de vivir. Está relacionado con la emoción de la cólera y el sonido del grito.

Los órganos relacionados con el elemento madera son el hígado y la vesícula. Para la Medicina China, el hígado es la casa del alma, el responsable de la espiritualidad. 


 Son órganos relacionados con la emoción de la cólera y el sonido del grito, por eso la ira reprimida los daña. Como además, el meridiano del hígado cruza la espalda, es frecuente que la frustración y el estrés se manifiesten en forma de agarrotamiento muscular.

  
   Otros síntomas habituales de un hígado perezoso son levantarse sin energía, sabor agrio o avinagrado en la boca al despertar, agarrotamiento articular y muscular, debilidad y congestión del cuerpo. También pueden darse molestias oculares como ojos irritables y acuosos y sensibilidad alérgica de la piel y los senos nasales, además de escasa resistencia a la enfermedad. Las uñas, especialmente las de los pies, se verán mucho más frágiles.

   La congestión de la vesícula biliar se suele manifestar en forma de gases y calambres estomacales en la parte superior del abdomen y tensión física y mental (Especialmente en cabeza y hombros, pero también en caderas y muslos). Esto conlleva dolores reflejos en espalda, hombros y omóplatos, y dolores de cabeza; tanto migrañas como cefaleas de tensión.


   Momento, pues, ideal para depurar el organismo y ayudar al hígado a regenerarse. Tampoco debemos olvidarnos del exterior, la piel reduce su grosor en esta época y necesita abundancia de líquido para hidratarse desde dentro. Aprovecha también para comer alimentos ricos en betacaroteno y darle a tu piel alimento para protegerse del aumento de sol. Tampoco olvides nutrir tu piel con una buena crema natural que proteja su humedad y mantenga su elasticidad.

Adaptado de "La salud y las estaciones", del Dr. Elson M. Haas

Este artículo tiene un carácter meramente informativo. Ante cualquier duda, es preferible que consulte con su terapeuta, médico o profesional de la salud.

jueves, 8 de mayo de 2014

Cuadro alimentos ácidos y alcalinos

A petición popular, os presentamos unas indicaciones sobre los alimentos que acidifican y los que, por el contrario, alcalinizan.


Leyenda: Ácido, alcalino, neutral, ligeramente ácido.

Carne, pescado, mariscos

Leche y productos lácteos, huevos

  • Leche de soja
  • Suero de leche
  • Yogur 
    Yema de huevo 
  • Leche U.H.T. 
  • Leche fresca
  • Nata, sin tratamiento térmico
  • Suero de mantequilla 
  • Mantequilla de nata dulce 
  • Nata U.H.T.




  • Emmental 
  • Parmesano 
  • Camembert 
  • Quesos de oveja y de cabra 
  • Requesón 
  • Queso fresco granulado 
  • Productos de leche fermentada (nata agria, cuajada, crème fraîche) 
  • Mozzarella, queso para fundir
  • Huevo entero


Semillas, nueces

  • Pipas de girasol
  • Castañas
  • Pipas de calabaza







  • Anacardos
  • Pistachos



  • Avellanas 
  • Semillas de lino 
  • Nueces 
  • Almendras 
  • Sésamo 
  • Cacahuetes


Cereales y productos a base de cereales

  • Harina soja
  • Tofu



  • Amaranto                                              
  • Cornflakes 
  • Pan integral
  • Pan tostado blanco 
  • Almidón de maíz 
  • Cebada 
  • Sémola de trigo 
  • Pastas 
  • Arroz 
  • Mijo 
  • Harina de trigo, extracto 
  • Harina de escanda
  • Productos de harina integral 
  • Tostadas de pan integral 
  • Pan blanco trigo descascarillado 
  • Copos de avena 
  • Pan negro


 Frutas


  • Frutas secas                                   
  • Pomelo
  • Limón 
  • Naranja 
  • Piña 
  • Mora 
  • Frambuesa
  • Kiwi
  • Mango 
  • Melocotón
  • Cereza 
  • Pera
  • Manzana
  • Mandarina
  • Aguacate 
  • Grosella espinosa 
  • Uva 
  • Albaricoque 
  • Plátano maduro 
  • Grosella roja 
  • Grosella negra 
  • Melón 
  • Ciruela 
  • Ciruela claudia 
  • Fresa 
  • Arándano


 Verduras, setas, legumbres

  • Brotes germinados
  • Espinaca cruda
  • Remolacha 
  • Zanahoria 
  • Pepino fresco 
  • Colinabo, tubérculos
  • Calabacín
  • Endivia fresca 
  • Coliflor 
  • Brécol 
  • Garbanzos
  • Rábano blanco largo 
  • Tomate 
  • Repollo 
  • Espinacas cocidas 
  • Champiñón
  • Hierbas 
  • Judías blancas secas
  • Puerro 
  • Patata 
  • Lechuga 
  • Achicoria
  • Ruibarbo 
  • Judías verdes frescas
  • Setas cantarela 
  • Boletos 
  • Rabanitos 
  • Col fermentada 
  • Berenjena 
  • Rapónchigo 
  • Guisantes frescos



  • Ajo 
  • Calabaza 
  • Pimiento 
  • Col de Milán 
  • Col rizada 
  • Rábano picante
  • Lombarda 
  • Cebolla



  • Guisantes secos 
  • Maíz 
  • Lentejas 
  • Alcachofa 
  • Coles de Bruselas




 Bebidas
  • Té negro, largo tiempo en infusión (mínimo 4 minutos) 
  • Agua mineral sin gas
  • Infusiones de hierbas 
  • Sucedáneo de café a base de cereales



  • Cerveza
  • Café
  • Vino seco
  • Agua mineral con gas



  • Té negro, breve tiempo en infusión (hasta 3 minutos) 
  • Refrescos azucarados, cola y similares 
  • Bebidas alcohólicas


 Otros


  • Levadura de panadería
  • Levadura de cerveza 
  • Azúcar de caña 
  • Miel (pura de abejas) 
  • Salsa de soja
  • Zumo concentrado de pera 
  • Jarabe de espino amarillo



  • Azúcar blanco 
  • Aceite de oliva


    Una alimentación equilibrada, muy variada, abundante en alimentos frescos y de origen vegetal, rica en vitaminas y minerales, y moderada en su contenido de grasa e hidratos de carbono, es una magnifica base para mantener nuestro cuerpo en buen estado de salud. Hoy en día la sofisticación y el refinamiento de numerosas materias primas usadas en la industria alimentaria han dado como resultado que cada vez resulte más difícil aportar al organismo sustancias de importancia vital como el zinc, el calcio, el magnesio o el manganeso. Estos elementos minerales son sustancias inorgánicas que deben ser suministradas regularmente a través de la alimentación a fin de preservar al organismo de la aparición de síntomas carenciales, siendo la acidificación de los tejidos corporales uno de los primeros síntomas apreciables, al que le seguirán otros más graves si no se pone remedio.


 Consejos para una alimentación equilibrada:

  • Dos porciones de pescado semanales 
  • Productos elaborados con harina integral en lugar de harinas refinadas
  • Muchas frutas, verduras y hortalizas 
  • Moderar el consumo de carne
  • Utilizar siempre aceites vegetales de calidad
  • Tomar mucho líquido, por lo menos dos litros diarios, sin azúcar y sin gas

 Extraído de "Equilibrio corporal del nivel ácido base", Dr. Lesmes Zabal.

Este artículo tiene un carácter meramente informativo. En caso de duda, consulte con su terapeuta, médico o profesional de la salud.

jueves, 1 de mayo de 2014

Test de acidicificación del organismo

              ¿Cuál es el grado de acidez de su organismo?
 Test para medir el grado de acidificación del organismo, en el cual a mayor cantidad de respuestas afirmativas, mayor probabilidad de que su cuerpo esté ácido.
  
¿Muestra síntomas de una acidificación?
 ¿Sufre problemas digestivos como estreñimiento, gases o diarrea?
 ¿Sufre a menudo problemas de acidez estomacal o tiene eructos ácidos?
 ¿Tiene tendencia al agarrotamiento y las tensiones musculares?
 ¿Le cuesta conciliar el sueño o consigue dormir muy poco?
 ¿Padece enfermedades cutáneas como alergias. eccemas o neurodermitis?
 ¿Se siente a menudo agotado e incapaz de concentrarse?
 ¿Suele estar nervioso, irritado y "estalla" a la más mínima contrariedad?
 ¿Tiene frecuentes dolores de cabeza?
 ¿Es propenso a caer en estados de ánimo depresivos?
 ¿Le duelen a menudo las articulaciones o la columna vertebral?
 ¿Es muy sensible al frío?
 ¿Tiene problemas de uñas quebradizas o con manchas o bien sequedad e hipersensibilidad cutánea?
 ¿Se siente a menudo débil, cansado y falto de energia?

 ¿Tiene hábitos alimenticios ácidos?
 ¿Consume a menudo dulces, chocolate, pasteles, galletas, étc.?
 ¿Consume a menudo productos cárnicos y embutidos?
  ¿Toma a menudo bebidas azucaradas y/o con gas tales como bebidas de cola o refrescos?
 ¿Toma a menudo bebidas alcohólicas?
 ¿Es el queso un ingrediente frecuente dentro de su plan de comidas?
 ¿Guisa a menudo con caldo de carne?
 ¿Consume a menudo productos elaborados con harina refinada?
 ¿Toma mucho café? ¿Añade mucha sal a sus platos?

 ¿Es ácido su estilo de vida?
 ¿Apenas dedica tiempo a la actividad física?
 ¿Fuma?
 ¿Acude pocas veces o nunca a la sauna?
 ¿No suele cenar hasta después de las 20.00 horas?
 ¿No suele acostarse hasta después de las 23.00 horas?
 ¿Tiene algo de sobrepeso?
 ¿No toma ninguna infusión de hierbas?

 Para ir sobre seguro en esos períodos en los que no es posible estar pendiente de la alcalinidad de la alimentación o en los que hay que hacer frente a un estrés intenso,se puede recurrir a la ingesta de una combinación de bases convenientemente equilibrada. Una mezcla básica (alcalina) eficaz y equilibrada repone las reservas de bases del organismo y evita la acidificación.


 El test de la saliva es una prueba que, de manera rápida le permitirá evaluar su nivel de acidosis. Esta simple prueba del pH de la saliva muestra inmediatamente su estado de iones y en consecuencia el estado de su salud respecto a la posible acidificación corporal. Los restos de comida, sobre todo el alcohol, el café, la sal y las bebidas gaseosas alteran el pH de la sativa y pueden dar valores confusos, por lo que es conveniente esperar al menos una o dos horas para realizar la prueba después de haber comido. Lo ideal es hacer el test con saliva recién segregada, por lo que debemos tragar la saliva que tenemos en ta boca, segregar nueva saliva, volver a tragarla, y sólo la segunda vez que generemos nueva saliva utilizarla para humedecer la tira reactiva.

 Interpretación de los valores de pH:

 Valor pH 7.6: Valor ideal. Se trata de un valor ligeramente alcalino. Cuidando la alimentación y haciendo algo de ejercicio físico podrá mantener este valor.

Valor pH entre 7.3 Y 7.0: El cuerpo no está ni alcalino ni ácido. Para conseguir el valor recomendado de 7.6 es aconsejable seguir una alimentación equilibrada, pobre en proteínas, y tomar diariamente algún preparado a base de sales básicas.

 Estados en los que pueden comenzar a desarrollarse enfermedades crónicas

Valor pH 6.4: Es un síntoma de que el cuerpo está aproximadamente 10 veces más ácido del valor ideal. Es muy aconsejable revisar qué tipo de alimentación se realiza e intentar subir el valor del pH hasta el recomendado mediante la toma diaria de sales básicas.

Valor pH 6.1: El cuerpo esta unas 20 veces mas ácido de lo que estaría si el pH fuese ideal. Para subir este valor hasta el ideal, además de revisar atentamente los hábitos alimenticios, debe tomar diariamente un preparado de sales básicas de calidad.

 Estados en los que ya han podido manifestarse enfermedades crónicas

Valor pH 5.5: Este valor nos habla de un cuerpo que está 100 veces más ácido del valor ideal. Las personas con este tipo de acidez deben tomar conciencia de ello, corregir sus costumbres alimenticias y sus hábitos de vída y tomar diariamente un preparado de sales básicas que neutralice su acidez.

Valor de pH 4.9: Se trata de un cuerpo muy ácido, casi 200 veces más ácido del valor ideal. En tales casos, las personas deben necesariamente tomar conciencia de su estado de acidez, quizá realizar análisis que confirmen dicho estado y tomar medidas para corregir o dirigidas al control de su alimentación y sus hábitos de vida, y complementar su dieta con la toma diaria de un preparado a base de sales básicas de calidad.

Extraído de "Equilibrio corporal del nivel ácido-base", por el Dr. Lesmes Zabal.

Translate