jueves, 23 de octubre de 2014

Maca, el tesoro de los Incas



La maca es una planta originaria de los Andes Centrales del Perú, dónde crece a grandes altitudes  (3.800 a 4.800 m). Sus propiedades eran ya conocidas por los Incas que la incluían dentro del grupo de plantas rituales, por ser vigorizante e incrementar la fertilidad.

Nutricionalmente es muy completa, pues es rica en vitaminas,  aminoácidos esenciales y minerales, destacando su concentración en vitaminas B, E y C, así como en potasio, magnesio, hierro y  calcio. Todos ellos nutrientes que tienden a escasear en la dieta occidental actual, y cuyo déficit favorece la aparición de estados de cansancio y apatía.


Sus propiedades más destacadas son:

  • Vigorizante y reconstituyente: Es considerada una planta adaptógena, es decir que optimiza los mecanismos relacionados con el estrés, en este caso tanto físico como mental, mejorando la resistencia y el estado de ánimo. Este efecto se debe no sólo a su composición nutricional, sino a su capacidad de incrementar la producción de algunas hormonas.
  • Fertilidad: La maca se ha empleado tradicionalmente para los trastornos de la fertilidad. Actualmente se ha comprobado como en los varones tratados con 3 gramos demaca se incrementa el volumen seminal, la concentración y la motilidad espermática. En estudios en cobayas a las que se les administraba maca se ha observado también un mayor número de nacimientos.
  • Desórdenes menstruales: Se ha empleado además en el tratamiento de algunas dismenorreas, es decir menstruaciones irregulares y dolorosas, que suelen acompañarse de alteraciones anímicas y otras molestias como cefaleas, calambres…
  • Acción ósea: Su elevado contenido en calcio, junto con su leve efecto hormonal, han demostrado en diferentes estudios mejorar la fijación de calcio en el hueso, especialmente en el periodo posmenopáusico.
  • Incremento del deseo sexual: Ensayos realizados en varones han constatado un aumento de la libido a partir de dos o tres meses de tratamiento con maca. Su acción tonificante y hormonal podrían explicar este efecto.


Como vemos, los múltiples beneficios que la civilización Inca atribuía a la maca han sido constatados hoy en día por las investigaciones. Respecto a la dosis, suele recomendarse entre 1 y 1, 5 g de polvo al día, sin que se hayan encontrado efectos adversos. 

La maca es por todo ello una estupenda opción para estas fechas, en las que el cambio de estación favorece estados de cansancio y decaimiento.



                                              
Información cedida por Marnys.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

Translate