jueves, 26 de noviembre de 2015

Aceites esenciales para el hogar

Quizás sea esta la estación donde más se ponga de manifiesto eso de que el estado emocional influye en nuestro sistema inmune porque para algunas personas su rutina diaria se convierte en una amenaza a su supervivencia, a su felicidad; por lo tanto, eso causa stress, porqué  ¿qué es el stress si no una reacción a algo que consideramos una amenaza, sea ésta real o imaginaria?

Los aceites esenciales (sustancias químicas elaboradas por las plantas) pueden sernos muy útiles en estos momentos en que necesitamos relax, fijémonos, por ejemplo, en algunas propiedades del aceite de lavanda angustifolia:
El aceite de lavanda se describe a menudo como relajante, calmante y sedativo. No hay duda de lo que estos términos significan aunque "sedativo" podría ser inadecuado ya que las investigaciones sugieren que el aceite de lavanda mejora la calidad del sueño, pero no es tan fuerte como sedativo como la prescripción de una píldoras para dormir. Los efectos del aceite de lavanda fueron descritos como "débiles" o "pobres" por los defensores firmes del campo alopático. Esto puede ser un intento de crítica pero realmente no hay duda o discusión aquí: si, como "sedativo" la lavanda sólo tiene un efecto suave.
No obstante, como medicina ansiolítica, sus efectos son más notables...
roberttisserand.com/2010/11/no-suspension-of-disbelief-required/

¿Os imagináis poner al atardecer un difusor con aceite de lavanda angustifolia en las habitaciones y apagarlo antes de acostarse?


Los aceites esenciales son estupendos para nuestro sistema nervioso pero también son magníficos para levantar nuestro sistema de defensas, fijaros en lo que decía el Dr Valnet allá por los años 80:

"La administración de aceites esenciales mediante sprays de aerosoles finos debería ser una práctica común en las habitaciones de enfermos, salas de operaciones y clínicas. No obstante, ya que ciertas sustancias en spray pueden causar reacciones alérgicas, quizás sea preferible permitir que las esencias escaparan hacia la atmósfera naturalmente.
Durante los últimos 15 años he estado usando una pequeña lámpara de calor con un crisol encima para tal propósito. En este crisol, se vierten diariamente algunas gotas de esencias naturales de tomillo, lavanda, pino y eucalipto"
Valnet J. 2011 "The practice of Aromatherapy"
UK: C.W. Daniel Company LTD

Ya que el sistema nervioso y el sistema inmune están tan íntimamente relacionados y ya que estamos en otoño y se necesita esa "empujón" en dichos sistemas, propongo un cambio con consecuencias muy significativas en nuestra salud.
Comencemos por el hogar. Pocas personas se paran a pensar que el uso de detergentes agresivos, los jabones, limpiadores para grasa y cristal, los ambientadores... todo de lo que dispone en su hogar para "sentirse más saludable" realmente le está contaminando.

Cuando los residuos del detergente en la ropa entran en contacto con nuestra piel, esas sustancias agresivas pueden activar alergias de contacto y respiratorias. Sin darnos cuenta estamos empeorando nuestra salud física y mental. Y es porque el dato también funciona al revés: si afectamos a nuestro sistema inmune afectamos también a nuestro sistema nervioso y emocional.

Trucos para hacer la colada
Si es una colada normal, simplemente poner el detergente (hay detergentes menos dañinos), ecológicos) y añadir una cucharada de bicarbonato y otra de vinagre para blanquear y para dar suavidad, así se evita usar suavizante con esos aromas tan químicos.

Si la colada es parecida a la de un profesional de la estética, es decir, ropa blanca y con muchas manchas de grasa, ponerla a remojo en agua caliente, al menos 40º, con bórax, un mineral natural, y dejarla durante 1 o 2 horas. Luego ponerla en la lavadora con el detergente, el bicarbonato y el vinagre. Sirve también para la ropa de color.

En manchas específicas de grasa o restos de maquillaje en camisas, camisetas o pantalones, preparando:
  • 250ml de jabón líquido de lavadora,
  • 240ml de agua
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 6 gotas de aceite esencial de limón
  • 6 gotas de aceite esencial de pino
Mezclar todo y agitar, pulverizar directamente sobre las manchas antes de meterlo en la lavadora. Esto se hace siempre y cuando los tejidos y los colores lo soporten.

Ambientador para baños
  • 100ml de agua
  • 8 gotas de pino
  • 8 gotas de ciprés
  • 5 gotas de abeto blanco
  • 10 gotas de mandarina

Limpiador de cristales
  • 250ml de agua o mejor hidrolato
  • Una cucharadita de vinagre
  • 10 gotas de lavanda
  • 10 gotas de naranja dulce
  • 4 gotas de albahaca dulce
Llenar el pulverizador con el vinagre y el agua. Añadir los aceites esenciales y agitar suavemente. Proceder a la limpieza y recordad usar guantes.

Higiene para la goma de la lavadora
Ese es siempre un problema, sobre todo en verano a 40ºC en algunas ciudades. En ella se acumula materia orgánica que se va descomponiendo y da un olor nauseabundo y tampoco ayuda mucho a la limpieza de la ropa. Un truco que encontré fácil y efectivo es el siguiente:
  • 100ml de agua
  • 3 gotas de lemongrass
  • 10 gotas de árbol del té
  • 8 gotas mejorana dulce
Mezclamos todos los ingredientes y agitamos. Pulverizamos sobre la goma, abriéndola antes y sobre el tambor. Esta acción hay que hacerla siempre después de cada lavado y, si el clima es muy caluroso, repetir unas tres veces al día. Recordad poner guantes antes de usarlo. Los aceites esenciales no se mezclan con el agua y, en particular, el lemongrass es irritante para las pieles.

Limpiador de baño
  • 250ml de jabón líquido.
  • 240ml de agua
  • Una cucharada de bicarbonato
  • 2 cucharadas de vinagre (blanquea y desinfecta)
  • 6 gotas de menta piperita
  • 10 gotas de limón
  • 5 gotas de lavanda
Mezclar y agitar. Usar para fregar las piezas del baño. Quedan como nuevas. No olvidéis poner guantes.


Recordad las siguientes precauciones: no usar aceites esenciales en enfermos graves, personas con mucha medicación, ancianos, niños, embarazadas y en animales si no se tienen los conocimientos suficientes sobre el tema.

Begoña Sánchez
Directora ejecutiva de Escuela de Aromaterapia Esenco
www.escuelaesenco.com

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 19 de noviembre de 2015

Especial cuidado de las pieles mixtas y grasas

Según las encuestas, entre el 30% y el 40% de la población española considera que su piel es mixta o grasa. Piel más gruesa, poros abiertos, puntos negros y piel brillante son algunas de las manifestaciones que podemos encontrar en estos tipos de pieles.

Utilizar en nuestra rutina diaria productos adecuados nos ayudará a mantenerlas bajo control.

Características de las pieles mixtas y grasas

La piel mixta presenta una zona grasa (frente, nariz y mentón) conocida como la zona T, y una zona más seca (mejillas, pómulos y cuello) donde el aspecto del cutis es distinto: la piel es más fina y sensible, y los poros están cerrados.


El control del sebo y la hidratación es fundamental en estas pieles, ya que la tendencia a deshidratarse es frecuente.
La piel grasa tiene un aspecto brillante y un tacto suave pero a la vez untuoso, debido a la hiperproducción de sebo por las glándulas sebáceas. Presente un color opaco amarillento y es más gruesa. Una piel grasa normal puede alterarse rápidamente volviéndose seborréica, asfística (poros taponados), acnéica o deshidratándose, bien por causas internas o por falta de cuidados.


COMO CUIDAR LAS PIELES MIXTAS Y GRASAS

1) Limpiar

La limpieza de la piel es básica en cualquier ritual de belleza y especialmente en las pieles mixtas y grasas. En este paso se retiran los restos de maquillaje y todas las impurezas, tanto las derivadas del medioambiente como las producidas por la propia piel, entre ellas el exceso de sebo y de células muertas. La limpieza hay que realizarla 2 veces al día (mañana y noche) antes de aplicar el tratamiento correspondiente.

Normalmente las texturas que más se adaptan a este tipo de pieles son las espumas y los geles limpiadores por su mayor poder detergente. Sin embargo, es importante elegir un producto suave que no reseque ni irrite. Si además contiene agentes que ayuden a controlar la producción de sebo y mantener las bacterias causantes del acné bajo control, habremos encontrado el limpiador ideal.

En la actualidad también existen aguas micelares, muy cómodas de usar, adaptadas a las pieles mixtas y grasas, son adecuadas para las pieles más sensibles y para eliminar el maquillaje de zonas más delicadas como los labios y el contorno de ojos.


2) Tonificar
Para finalizar la limpieza, un tónico con un grado intermedio de astringencia para cerrar los poros será muy adecuado. El tónico también nos beneficia retirando los restos del limpiador utilizado previamente y retirando los restos de cal del agua, en el caso de haber aclarado con agua el producto de limpieza utilizado para limpiar nuestra piel.


3) Tratamiento
Puedes pensar que las pieles grasas no necesitan tratamientos hidratantes y nutritivos. Nada más lejos de la realidad. No hay que confundir el sebo con el agua. Una piel grasa también puede deshidratarse y esto es aún más frecuente en las pieles mixtas. Además, el exceso de limpieza, frecuente en este tipo de pieles, puede dar lugar al efecto contrario, las glándulas sebáceas producirán aún más sebo, si no tratamos la piel adecuadamente posteriormente a la limpieza.
Lo más indicado es una crema fluida que no contenga agentes comedogénicos (aquellos que empeoran el estado de puntos negros y granos) y que no engrase, controlando los indeseados brillos y los poros abiertos, pero que a la vez contenga ingredientes que hidraten, nutran y protejan la piel, manteniendo a raya las infecciones. Se tiende a pensar que todos los aceites engrasan la piel, pero no es cierto; hay aceites vegetales que se adecuan perfectamente a las pieles grasas aportándoles muchos beneficios

Es interesante que la crema se aplique 2 veces al día (mañana y noche). Las cremas hidratantes actúan a nivel superficial de la piel, afinándola y dándole la apariencia deseada; para potenciar los efectos de la crema y actuar en capas más internas de la piel podemos utilizar un serum que regule la secreción de sebo de las glándulas sebáceas, aporte un efecto de larga duración sobre el control de los brillos y el exceso de producción de grasa, favorezca la renovación celular, tenga propiedades antiinflamatorias y disminuya la sensibilidad de la piel (estados frecuentes en las pieles mixtas y grasas). El serum puede aplicarse después de la limpieza y antes de la crema hidratante, mañana y noche.


4) Un plus de belleza y control

Una o dos veces por semana podemos combinar la acción de un exfoliante facial de grano medio y una mascarilla purificante. Esto nos ayudará a mantener bajo control los odiados los puntos negros y la producción de sebo. Si además eliges una mascarilla de arcilla verde, estarás aportando minerales a tu piel, y ésta se verá más luminosa y más fina. No hay que olvidar aplicar crema hidratante después de este tratamiento "expres" (no te llevará más de 15 minutos), para evitar que la piel se seque y obtener unos resultados de centro de belleza en casa.


INGREDIENTES NATURALES PARA EL CUIDADO DE LAS PIELES MIXTAS A GRASAS

Aceite de avellana

Muy conocido por sus propiedades astringentes. Es muy penetrante y estimulante para el sistema circulatorio. Ayuda a tonificar y estirar la piel, y es aplicable para todo tipo de pieles, especialmente mixtas o grasas y la piel de los adolescentes, ya que no deja sensación grasa en la piel, ayuda a cerrar las poros, no es comedogénico y además contiene sustancias protectoras, hidratantes nutritivas y reguladoras de las glándulas sebáceas.
Foto de Meneerke Bloem 

Flor de imperatoria
El extracto de esta planta es rico en flavonoides, tiene propiedades antiinflamatorias, reparadoras y astringentes, por lo que es muy adecuado para las pieles mixtas y grasas.

Manteca de karité
Foto de Marco Schdmit

La manteca de semillas de este árbol africano resulta un excelente agente antisequedad, reparador, protector y astringente que no provoca la aparición de granitos y no es comedogénico, por lo que se puede usar en la composición de cremas para pieles mixtas a grasas aprovechando todos sus beneficios antiedad con total tranquilidad.


OTROS CONSEJOS PARA MANTENER LA PIEL EQUILIBRADA Y CONFORTABLE

  • Desmaquíllate siempre antes de ir a dormir
  • Presta atención al maquillaje que utilizas, elige productos de buena calidad específicos para tu tipo de piel.
  • Mantén una alimentación equilibrada, baja en grasa y picante.
  • Bebe mucha agua para mantener la piel hidratada.
  • Utiliza agua fría para retirar los productos de limpieza, ya que el agua caliente estimula la producción de sebo en la piel y la irrita.
  • Huye del tabaco. Entre sus múltiples efectos perjudiciales para la salud, se encuentra el envejecimiento prematuro de la piel.
  • El ejercicio físico moderado realizado de forma habitual también contribuye a mantener el buen estado de la piel, oxigena y nos ayuda a eliminar toxinas.

Información cedida por Natur Import

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Ecoeducando, aprendiendo a cuidar nuestro planeta


Los niños nacen amando la naturaleza, crecen con una conciencia medioambiental innata que no deben perder y que los mayores deberíamos imitar. Por ese motivo no debemos dejar que pierdan ese amor por la naturaleza, inculcando los valores necesarios que la defiendan durante su vida.

Nos referimos a hacerles partícipes del cuidado de otras especies, de la conservación de la biodiversidad y, en definitiva, de la salud de nuestro planeta.

Esta enseñanza continua no sólo debe darse en la escuela. En el entorno familiar deben encontrarse con una mentalidad de respeto por la naturaleza, por lo ecológico y por lo no agresivo en todos los sentidos. Todas las actividades que se practiquen relacionadas con el respeto y cuidado por el medio ambiente serán bienvenidas. Además de ser actividades sanas, son actividades con las que cualquier niño se divierte de una forma u otra.


Es necesario que los niños vayan adquiriendo buenos hábitos desde muy temprana edad. Si en casa ven que se realizan hábitos de este tipo, crecerán con esos hábitos: no tirar basura al suelo, no dañar las plantas o depositar los residuos en los contenedores apropiados son algunas de las tareas básicas que deberían tener aprendidas desde pequeños.


Y no sólo en casa, sino cuando salgan al campo, al parque o a cualquier otro espacio abierto. Hay que hacerles saber que los ríos son nuestra fuente de vida y que los campos nos ofrecen el alimento diario, por ello no deben ser contaminados por la basura.


Debemos enseñarles a usar el agua con moderación. El agua es el oro del planeta; si no respetan este elemento no respetarán el origen básico de todo lo que nos rodea. Aprovecharla bien en el aseo, en la limpieza o en el riego de plantas es una de las claves para que el planeta no se resienta con sus sequías.

Para que un niño respete el medio ambiente es indispensable que entienda lo que este le ofrece, los beneficios que le aportará, lo que de él aprovechará a lo largo de su vida. Si tiene la posibilidad de crecer en un entorno en contacto directo con la naturaleza, aprovechémoslo, porque no hay mejor experiencia para un niño que la de poder gestionar su propio huerto, recoger lo que siembra y, finalmente, comer lo más sano posible gracias a lo que él mismo ha producido.


Si no es posible tener un huerto propio, al menos es bueno que los más pequeños hagan excursiones a jardines, huertos, granjas, bosques y cualquier otro entorno relacionado directamente con el medio ambiente. Muchos pequeños realizan campamentos en granja-escuelas que desarrollan en ellos un amor especial por la naturaleza y los animales. Esta es una experiencia inolvidable que repercute muy positivamente en sus ideales de futuro.


Enseñarles a reciclar, a no desechar, a reutilizar o transformar lo que ya han usado antes de darle un final prematuro, por ejemplo, sus juguetes, es también clave para crear conciencia. Cuanto antes comprendan el significado de los códigos de color en la separación de residuos, antes entrarán a formar parte de la cadena de reciclaje en la sociedad.


El principal paso para educar a los niños bajo una perspectiva ecológica deben darlos padres. Si un niño ve en sus progenitores la preocupación e involucración con el cuidado de su entorno, estos crecerán irremediablemente con la mentalidad del cuidado continuo del medio ambiente que les rodea. 


Un paso previo para crear conciencia desde corta edad es relacionar los juegos con los hábitos de reciclaje y cuidado del medio ambiente. Jugar con los colores de los envases para que construyan sus propios contenedores y vayan depositando pequeños residuos en un rincón de su habitación, por ejemplo, es un buen comienzo. 

Realizar pequeños gestos en casa como cerrar los grifos cuando no se esté utilizando el agua que corre, utilizar adecuadamente la cisterna, no malgastar el papel de cocina o utilizar bolsas de plástico sólo en ocasiones que lo requieran, son medidas perfectas para un buen aprendizaje.


Fernando Bejar
Fundador y Director de Redcicla.com, la primera web dedicada integramente al reciclaje

jueves, 5 de noviembre de 2015

Prepara tus defensas


Nuestro sistema inmunológico, formado por miles de billones de células, es nuestra protección contra los virus de la gripe y del resfriado. Nuestra calidad de vida depende de la efectividad de la respuesta inmunológica, la cual actúa reconociendo a los gérmenes, destruyéndolos y finalmente recordando estos patógenos como defensa contra futuras invasiones.

Cuando empieza el otoño y con ello los cambios de tiempo, nuestro sistema inmunológico se debilita y se expone a bacterias y virus. Es una época en la que los niños empiezan la escuela y la guardería; y es el comienzo de infecciones respiratorias de repetición que nos acostumbran a lo largo del invierno.


Estas estaciones son sinónimo de frío. Los virus respiratorios proliferan y provocan los molestos catarros. Tanto niños como adultos son huéspedes ideales para todos estos virus.

Las infecciones crónicas o recurrentes, incluso los resfriados comunes muy leves, son signos de que el sistema inmunológico está debilitado.
Hoy en día muchos factores contribuyen al debilitamiento general de las defensas de nuestro cuerpo.

Es importante ayudar a nuestro organismo proporcionándole a través de una buena alimentación las herramientas necesarias para que puede defenderse de los ataques víricos y bacterianos.

Seguir una dieta variada, basada en alimentos frescos, de temporada y ricos en minerales y vitaminas es el secreto para conseguir un sistema inmunológico sano y fuerte.

Los nutrientes claves son: la vitamina A, los carotenos, la vitamina C, la vitamina E, las vitaminas del grupo B, el hierro, el zinc y el selenio.

Algunos alimentos beneficiosos que nos ayudan a tener un organismo preparado para combatir los resfriados y otros transtornos típicos de los meses de más frío:


  • Ajos, cebollas y el resto de hortalizas de esta familia como, puerros, ajos tiernos, cebolletas, etc. Estimulan las defensas y tienen un efecto antibiótico natural. Se pueden consumir en crudo pero una buena alternativa en épocas de frío es en forma de sopas o purés.

  • Cítricos: ricos en vitamina C son los más poderosos por sus acciones inmunoestimulantes. El kiwi, los pimientos, los tomates y la guayaba son buenos alimentos para aumentar nuestras defensas y prevenir las infecciones.

  • Hojas verdes y semillas: cualquier tipo de semilla; legumbres, cereales integrales, frutos secos y verduras de hoja verde nos aportaran multitud de micronutrientes esenciales para la formación de nuestras células defensivas.

  • Antioxidantes y defensas antitumorales, sobretodo los alimentos vegetales y en especial los que se suelen consumir crudos. Destacamos por sus propiedades antioxidantes las bayas (moras, fresas, arándanos, grosellas); los cítricos (naranja, limón, mandarina, pomelo); la manzana, piña, uva y zanahoria.

  • Alimentos con ácidos grasos esenciales (Omega 3, EPA y DHA): nos ayudaran a equilibrar nuestro sistema inmune (pescado azul, algas, semillas y aceite de lino, germen de trigo, nueces, onagra y aguacate)

  • Probióticos: alimentos repobladores de la flora intestinal (yogur, kéfir, miso no pasteurizado, tamari, tempeh)

Es importante realizar una buena dieta siempre y especialmente durante periodos de mayor riesgo de infección, como otoño e invierno, incluyendo los alimentos más beneficiosos para potenciar las defensas.

Las deficiencias inmunitarias más o menos graves pueden atribuirse a una carencia de vitaminas, minerales, aminoácidos, o ácidos grasos esenciales. Son especialmente susceptibles de deficiencia el hierro, el zinc, el cobre, y las vitaminas A, B12, y C, entre otros.

Un aspecto importante es la respuesta del sistema inmune intestinal que actúa frente a agentes infecciosos y es capaz de diferenciar entre agentes peligrosos e inocuos.
El intestino posee mecanismos de defensa que limitan el acceso de sustancias nocivas al organismo. Esta barrera intestinal está integrada por diversos elementos como enzimas digestivas y pancreáticas, el epitelio intestinal y las bacterias que constituyen la flora intestinal. 
Sin embargo, la barrera más efectiva está constituida por el tejido linfoide asociado al intestino o GALT.

Los expertos promueven el cuidado de la microbiota intestinal mediante la toma de probióticos y prebióticos por sus efectos protectores y beneficiosos. Un importante mecanismo de actuación de los prebióticos es que la microflora que estimulan presenta una estrecha interacción con el GALT, con intercambio de diversos componentes inmunitarios.

Otras plantas y suplementos para reforzar nuestras defensas
  • Vitamina C: vitamina hidrosoluble que los humanos no podemos sintetizar, por lo tanto tienes que ser incorporada a través de la alimentación o suplementación. Tiene un gran poder antioxidante. Un consumo habitual puede reducir la incidencia, gravedad y duración de los resfriados y estados gripales.

  • Echinacea: planta medicinal ideal para reforzar las defensas frente a agresiones externas, como catarros, infecciones respiratorias y dolores de garganta, y acelerar el proceso de recuperación de la gripe e impulsar el sistema inmune aumentando las defensas.

  • Própolis: sustancia resinos, rica en flavonoides y aceites esenciales que se obtiene de las abejas. Gran antibiótico natural con propiedades antivíricas, inmunoestimulantes. Actúa como antiséptico, sobretodo respiratorio y dérmico.

  • Jalea real: producto apícola con efectos antivirales, antibacterianos, inmunoestimulantes y energéticos. Muy recomendado para combatir la fatiga física y psíquica, mejorar el estado de ánimo y reforzar el sistema inmune en casos de procesos gripales y catarrales.

  • Ajo: planta con propiedades antimicrobianas (contra bacterias, hongos y virus)

  • Uña de gato: planta medicinal con propiedades inmunoestimulantes e inmunomoduladoras.

Afortunadamente existen remedios naturales que pueden ayudarnos a mantener nuestras defensas en un estado óptimo, preparadas para cuidar de forma natural nuestra salud.
La prevención es la mejor medicina, por lo tanto es primordial adoptar unos buenos hábitos de vida saludables y así evitar ciertas patologías invernales.


Artículo de Jèssica Pastor. Nutricionista

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

Translate