viernes, 30 de junio de 2017

Digestión fácil


Una buena digestión nos garantiza salud, confort y bienestar. Un buen funcionamiento del canal digestivo nos ayuda, no sólo a asimilar de manera correcta los nutrientes sino a eliminar las toxinas que el cuerpo no necesita.


Lo primero que debemos hacer es empezar por la buena alimentación. Comer en un ambiente relajado y tranquilo y libre de distracciones. Masticar adecuadamente para evitar la ingesta de aire y evitar el agua durante la comida.

Una mala digestión puede ser debida a que no se segregan las cantidades necesarias de enzimas y jugos digestivos en el momento adecuado, con lo que se sufren molestias de diferente tipo: gases, estreñimiento, problemas de hígado, falta de absorción de nutrientes...

Otras causas son factores como alimentación inadecuada, estrés, abuso de grasas, etc., todos ellos obstáculos para que el organismo funcione como debe.
Podemos ayudarnos con la fitoterapia y más concretamente con algunos complementos alimenticios a base de plantas frescas de cultivo ecológico controlado y de recolección silvestre, reforzados con extractos de yemas y brotes jóvenes.
Por ejemplo, cardo mariano, boldo, alcachofa, yemas de romero y brotes de enebro que ayudan a la digestión.

Cardo mariano
El cardo mariano destaca por ser una planta antioxidante que ayuda a regenerar las células del hígado y a eliminar las sustancias tóxicas gracias a la silimarina que contiene. El boldo nos ayuda a relajarnos, ya que el estrés es una de las mayores causas de problemas digestivos.

La alcachofa y el diente de león actúan de tónicos digestivos, ayudando en la hiposecreción gástrica y trastornos ligados a la digestión, como estreñimiento e hígado perezoso.

Las yemas de romero mejoran la digestión y los dolores estomacales. Los brotes de enebro favorecen la expulsión de gases, mejoran las digestiones lentas y depuran las toxinas.

En resumen, debemos intentar:

  • Comer despacio y masticar bien (sin distracciones)
  • Saborear las comidas
  • Comer sin estrés y procurando hacerlo siempre a las mismas horas
  • Incrementar el consumo de fibra
  • Fomentar la eficacia de la digestión con los suplementos adecuados.


Cristina Conde, farmacéutica y experta universitaria en dietética y nutrición.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 22 de junio de 2017

Pasos previos de un tratamiento curativo, importancia del estado del organismo en la recuperación y posterior bienestar.



Cuando comenzamos un tratamiento es porque algo, en nuestro cuerpo o en nuestra mente y finalmente en ambos, va mal. Independientemente de la patología, la observación y la experiencia nos dicen que ese desorden se ha producido por una acumulación de elementos tóxicos; ya sea el estrés, la contención emocional, los sentimientos negativos cronificados, la polución o la toxicidad derivada de nuestra alimentación y forma de vida. Por ejemplo, tradicionalmente el método de conservación de carnes, cereales y frutas era la desecación. Para conseguir conservarlos en buen estado durante más tiempo, los métodos modernos como la congelación y liofilización requieren del uso de conservantes y aditivos para poder consumirlos con seguridad. Conservantes y aditivos que, en muchos casos, nos intoxican al menos tanto como nos protegen.

La enfermedad no surge de la nada, conozcamos o no su desarrollo. Al comprender esto llegamos a la inevitable conclusión de que debemos cambiar nuestros hábitos, especialmente nuestra alimentación, ya que es nuestra principal fuente de nutrientes (Necesarios para fabricar, catalizar reacciones, regular, y en fin, vivir). He aquí una de las disyuntivas básicas entre medicina tradicional y natural, las mal llamadas terapias alternativas: curar el síntoma y tratar la enfermedad, o sanar al organismo y optimizar su capacidad de protegerse y autorregularse.

        No sólo importa qué tomamos; si el cuerpo no funciona correctamente los nutrientes no son absorbidos ni, por tanto, utilizados. Por poner un ejemplo, un tratamiento sin estos pasos básicos sería como remodelar un apartamento sin tirar los trastos inútiles, limpiar la porquería acumulada, arreglar los grifos que gotean, etc. No nos sorprenderíamos si poco tiempo después de colocar nuevos suelos y pintar las paredes las humedades y los focos de suciedad volvieran a aparecer en sus antiguos lugares. Si nuestro hígado está atascado no metabolizará correctamente, si nuestro intestino está inflamado y permeable nos seguirá intoxicando, si nuestra flora intestinal no es adecuada el sistema inmune y la síntesis de muchos neurotransmisores se verán negativamente afectadas. Del mismo modo que podemos utilizar la mejor crema del mercado, pero si nuestra piel está seriamente deshidratada y sucia el principio activo no es absorbido ni aprovechado.
Si seguimos los preceptos naturistas, que son los que realmente nos aportarán un cambio significativo y un bienestar duradero, lo primero es siempre limpiar y reequilibrar.

           Esto es perfectamente aplicable en el caso de las dietas, ya que del mismo modo que una infusión es la forma básica de extraer, la alimentación es la forma más básica de tratar. Incluso en muchas enfermedades consideradas mentales como depresión, alzheimer, autismo... se han observado déficits nutricionales y mejorías significativas con cambios de dieta y suplementación nutricional con, por ejemplo, omega 3. Por supuesto, no en exclusiva, sino como coadyuvantes/reguladores/facilitadores/ “materia prima” de elementos necesarios para nuestro correcto funcionamiento. No todo se resuelve con una nutrición adecuada, ojalá fuera así; pero sí se sabe que muchas patologías tienen su origen en una alimentación inadecuada o deficiente, y que la adaptación de la dieta conlleva una mejoría en mayor o menor grado.

             Por tanto, es primordial “poner a punto” nuestro organismo para poder trabajar el terreno de ahí en adelante: eliminar los deshechos y reparar la “maquinaria” para que funcione adecuadamente. Es decir, cuidar de nuestro organismo para que él pueda desarrollar plenamente sus capacidades. En conclusión; limpiar, detoxificar y regenerar son los primeros pasos de un tratamiento exitoso, y en casos como la dermatitis o la inflamación crónica, por ejemplo, incluso suponen gran parte de la cura.

María A. Untereiner


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 15 de junio de 2017

Glándula prostática

¿Qué es la próstata?
Es una glándula del tamaño de una nuez que se encuentra entre el pene y la vejiga, envolviendo y rodeando la uretra (el conducto excretor que transporta la orina de la vegija a través del pene). Es importante para la vida sexual del hombre, y produce líquido prostático (un líquido que se encuentra en el semen).

Cáncer de próstata: Se vuelve más común a medida que los hombres envejecen, y es raro en menores de 45 años.

Agrandamiento de la próstata: Llamada Hiperplasia Benigna Prostática (HBP). No causa cáncer, pero los síntomas pueden tener un efecto perjudicial en la calidad de vida.

Prostatitis: Inflamación o infección de la próstata. Afecta principalmente a hombres entre 30 y 50 años, pero puede aquejar a hombres de cualquier edad.

Las tres condiciones de la próstata causan necesidad de orinar más frecuentemente y tener dificultades para iniciar o detener la orina. Si experimenta cualquier de estos síntomas, es más probable que sean causados por la HBP que por el cáncer de próstata.


Condiciones no cancerosas de la próstata
La hiperplasia benigna de la próstata (HBP o próstata agrandada), y la prostatitis (inflamación de la próstata), son condiciones comunes no cancerosas, siendo la más común la HBP. Cuando la glándula prostática se agranda a causa de un crecimiento excesivo de las células, presiona tanto a la vejiga como a la uretra.
Si esto ocurre, puede tener un flujo de orina débil, resultar difícil comenzar a orinar o sentir la necesidad de orinar con frecuencia porque no está vaciando la vejiga completamente, teniendo goteo antes y después de orinar.
Otros síntomas de la HBP incluyen la sangre en la orina (hematuria)

Los expertos todavía no están seguros de por qué algunos hombres sufren de agrandamiento en la próstata y otros no, pero creen que puede tener algo que ver con los cambios en los niveles hormonales a medida que envejecen. Y aunque muchos de los síntomas de la HBP son similares a los de algunos tipos de cáncer de próstata, tener HBP no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Tratamiento de la HBP
Si sus síntomas son leves, es posible que no necesite tratamiento, aunque la HBP de moderada a severa generalmente se trata con medicamentos recetados que ayudan a reducir la glándula prostática agrandada o a relajar los músculos de la vejiga. Los tratamientos quirúrgicos por lo general sólo se recomiendan a los hombres con síntomas graves de agrandamiento de la próstata.

Prostatitis
La inflamación de la glándula prostática causa síntomas similares a la HBP, pero también causa otros síntomas similares a la HBP, pero también causa otros síntomas como dolor pélvico y/o testicular, dolor durante la eyaculación, y dolor en el área entre el ano y la parte posterior del escroto llamada perineo (esto puede ser peor cuando se está sentando por mucho tiempo). El dolor durante la micción también puede ser un síntoma, pero es menos común y más probable que sea causado por una infección del tracto urinario.

La buena noticia es que la prostatitis es relativamente fácil de tratar, y la mayoría de los hombres se recuperan en una pocos semanas o meses (aunque algunos pueden tener síntomas por más tiempo).

Cáncer de próstata
El cáncer de próstata es raro en hombres menores de 45 años. Según Cancer Research UK, se desarrolla cuando una sola célula en la próstata comienza a multiplicarse fuera de control y forma un tumor.

Los síntomas son a menudo similares a los de HBP. Los menos comunes incluyen sangre en la orina o semen, disfunción eréctil y dolor en la espalda baja, pelvis y piernas. Los expertos creen que hay varias cosas que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de próstata, incluyendo la edad, historia familiar y genética, peso, cantidad de ejercicio, dieta y origen étnico.


¿Cómo es tratado?
Si se diagnóstica, es posible que no necesite ningún tratamiento si el cáncer se encuentra en una etapa temprana y no está teniendo ningún síntoma. Sin embargo, si necesita tratamiento, dependerá de una variedad de factores, como el tipo y el tamaño del tumor, si se ha propagado a otras partes del cuerpo, y su estado general de salud. Los tratamientos incluyen la cirugia para extirpar la próstata, la radioterapia y la terapia hormonal.


Ayudas para mantener la próstata saludable

  1. Las frutas, los vegetales, el ajo, el aceite de oliva, los pescados y particularmente los tomates pueden tener un efecto protector contra el cáncer de próstata.
  2. Mantener un peso bajo puede reducir el riesgo.
  3. Según la Sociedad Americana del Cáncer, los hombres que ya han tenido cáncer de próstata pueden tener un mayor riesgo de recaída si fuman; y los fumadores son más propensos a tener una forma agresiva de cáncer de próstata.
  4. Los hombres que hacen ejercicio regularmente tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata y HBP.
  5. Actualmente se piensa que el alcohol no tiene ningún efecto sobre el cáncer de próstata, pero de acuerdo con el NHS a hombres con HBP se les puede aconsejar beber menos alcohol y cafeína.


Suplementos naturales que te ayudan

Saw Palmetto
Esta planta nativa de América del Norte, contiene una amplia gama de componentes químicos biológicamente activos y es utilizada en varios países como tratamiento médico aceptado para la HBP.
Algunos estudios sugieren que es al menos tan eficaz como los tratamientos convencionales para HBP, pero sin sus efectos secundarios. Los expertos aconsejan tomar saw palmetto durante cuatro a seis semanas antes de que se note cualquier beneficio.

Beta Sitosterol
Son una mezcla de compuestos similares al colesterol llamados sitosteroles y sitosterolinas. Las investigaciones sugieren que tomar betasitosterol puede ayudar a reducir algunos síntomas de la HBP aunque los expertos aún no pueden explicar cómo.

Zinc
Un mineral clave para la salud de la próstata. En un estudio, el 74% de los hombres que tomaron un suplemento de zinc encontró que sus glándulas prostáticas agrandadas se habían vuelto más pequeñas.

Aceites de pescado
Los ácidos grasos Omega 3 que se encuentran en los aceites de pescado, tienen un efecto anti-inflamatorio. También hay pruebas de que los hombres con HBP tienen niveles de Omega 3 más bajos de lo normal.

Vitamina D
Algunos investigadores han descubierto que los hombres con niveles más bajos de vitamina D pueden tener un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata que aquellos con niveles más altos. Los niveles bajos de vitamina D también se han asociado con HBP.



Información facilitada por Lamberts España


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.



jueves, 8 de junio de 2017

Tinnitus


Si escucha un zumbido, ruido, silbido agudo u otros sonidos en un oído, en ambos oídos, o en el centro de la cabeza, puede ser tinnitus.
Es más común en personas mayores de 65 años, aunque puede afectar a personas de todas las edades, incluido niños.

A menudo se describe como un sonido de timbre, pero puede presentarse como uno o más sonidos. Puede ser constante o intermitente, fuerte o silencioso, bajo, medio o alto (algunos dicen que suena como música). Muchas personas experimentan tinnitus de diferentes maneras.

Aquellas que son particularmente sensibles a los sonidos cotidianos tienen una condición llamada hiperacusia. Otras personas con tinnitus leve pueden notarlo cuando están en un ambiente tranquilo.



¿Qué lo causa?

Las personas mayores pueden experimentarlo porque sus nervios auditivos comienzan a estar menos sensitivos. Los más jóvenes pueden desarrollarlo porque tengan un daño interno del oído debido a la exposición a un ruido excesivo.
Otras causas pueden incluir una acumulación de cerumen o una infección del oído medio. Si tiene anemia también puede ser motivo, al igual que el tímpano perforado.

Algunas condiciones médicas también pueden causarlo. Tales como la otosclerosis (pérdida de la audición causada por un crecimiento óseo anormal en el oído medio) o enfermedad de Ménière, una condición que afecta a parte del oído interno).
En menor frecuencia , el tinnitus se puede desarrollar después de una lesión en la cabeza o la exposición a un ruido repentino o muy fuerte (por ejemplo, una explosión).

Igualmente puede ser ocasionado por ciertos medicamentos para la presión arterial alta o para la hiperactividad de la glándula de la tiroides. Ciertas personas sienten que su tinnitus empeora cuando están estresados, o se torna más evidente cuando están sentados o acostados. Pero para muchos, puede que no haya una causa obvia.



Cómo funcionan los oídos

Hay tres partes en el oído: el oído externo, medio e interno. Las ondas sonoras se concentren en el tímpano a través del oído externo. El sonido hace vibrar el tímpano y las vibraciones pasan por el oído medio. Tres pequeños huesos dentro del oído interno, donde entran en la cóclea.

La cóclea es un pequeño tubo curvado lleno de líquido y forrado con unos 15.000 pelos microscópicos. Cuando las
vibraciones llegan a la cóclea, hacen que los pequeños pelos se muevan, lo que desencadena una señal eléctrica que pasa a través del nervio auditivo. La señal es entonces transferida a la corteza auditiva a través de neuronas dentro del cerebro. La corteza auditiva reconoce y analiza la señal, permitiendo percibir la señal como sonido. Si parte de la cóclea está dañada, deja de enviar señales a las partes del cerebro.
Las señales de otras partes de la cóclea, que todavía funcionan, llegan hasta el cerebro, pero llegan sobre-representadas, lo que causa los sonidos del tinnitus.



Protegiendo su audición

Según los expertos, la exposición prolongada a un ruido más alto de 80 decibelios puede dañar su oído:

  • Si está expuesto a ruidos fuertes en el trabajo, utilice protectores auditivos.
  • Cuando utilice su reproductor portátil de música, apáguelo por lo menos durante cinco minutos cada hora y compre auriculares con cancelación de ruido o aislamiento acústico.
  • Evite estar cerca de altavoces.
  • Si tiene una infección en el oído visite al especialista.
El tinnitus no es dañino en la mayoría de los casos, y puede a menudo mejorar con el tiempo. Existen diferentes terapias para ayudarse a si mismo:

Terapia de sonido
Funciona proporcionando ruido suave de fondo, que distrae su cerebro y le hace menos consciente del ruido del tinntitus
Por ejemplo, sonidos naturales como un arroyo burbujeante, olas del océano, lluvia que cae y el canto de los pájaros.

La terapia cognitivo-conductual
Reduce la ansiedad que se experimenta como resultado de tener tinnitus, ayudando a aceptar los sonidos.

Relajación
Como una forma de tratamiento para el estrés.

Combatir la pérdida de audición
Si además sufre de alguna pérdida auditiva su tinnitus empeora. Corrigiendo esto, puede ser menos notable.



Remedios naturales

  • Ginkgo biloba: puede ayudar a impulsar la mala circulación en las partes del cerebro que afectan a los oídos internos. Existen algunos estudios con resultados positivos en estos casos. Otro estudio en 60 pacientes con tinnitus que recibieron una infusión de extracto de ginkgo seguido de un extracto por vía oral durante 10 días, también encontraron una mejora.
  • Magnesio: Dado que el magnesio contribuye al mantenimiento normal de la función nerviosa, ayuda a los nervios involucrados en el sistema auditivo. Algunos expertos creen que la falta de magnesio en las células capilares que se encuentran en la cóclea también puede favorecer al tinnitus.
    Otra teoría es que la exposición a ruidos fuertes puede desencadenar una sobreproducción de glutamato en el cerebro. El glutamato es necesario para enviar señales entre las células nerviosas, y se cree que el magnesio bloquea su producción.
  • Aceites de pescado: Existen evidencias que demuestran que la toma de ácidos grasos omega 3 (EPA), que se encuentran en el aceite de pescado, ayuda al cuerpo a fabricar las llamadas sustancias eicosanoides, las cuales ayudan a mejorar el flujo sanguíneo no sólo de los oídos, sino del cuerpo.
  • Valeriana: La valeriana podría ayudarte a dormir mejor. Diversos estudios prueban su eficacia como un remedio natural para los trastornos del sueño.


Información facilitada por Lamberts España


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 1 de junio de 2017

Gripe estomacal o gastroenteritis

El término médico para una infección de estómago o de intestino es "gastroenteritis". Existe dos causas principales de gastroenteritis en la población adulta: el norovirus (causada por grupos de virus relacionados) y las bacterias en los alimentos que causan intoxicación alimentaria, como la salmonela, E. coli, listeria y campylobacter.

Los principales síntomas son diarrea y vómitos. También pueden incluir calambres estomacales, dolores/dolores de cabeza y una temperatura elevada. Y aunque los síntomas difieren ligeramente de un caso a otro, el vómito sólo debe durar de 24 a 48 horas, aunque la diarrea puede durar otro par de días.



PELIGRO DE DESHIDRATACIÓN


Los síntomas de la gastroenteritis pueden tener un efecto más grave en la absorción de agua y sales del cuerpo, lo que conduce a la deshidratación. Es importante que siga bebiendo líquido incluso si no puede mantener nada. El agua es ideal, pero también podría probar zumo de fruta o sopa clara si siente el deseo.



Los niños pequeños y los ancianos son particularmente susceptibles a la deshidratación. Así que en ellos se debe prestar mayor atención a señales como boca seca, orina de color oscuro, falta de energía y aturdimiento. Si además la diarrea persiste por más de 24 horas, debe llamar al médico para obtener asesoramiento.


Estos síntomas pueden comenzar muy de repente, generalmente un día o dos después de que se infecte, y puede durar por algunos días. No hay cura específica, así que hay que dejarle hacer su curso.
Afortunadamente no suele ser perjudicial y se puede lograr la recuperación completa sin necesidad de ver a un médico.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta si se contagian, es evitar salir y propagar la infección. Así que quedarse en casa y beber mucho líquido sería una buena opción (tomar sorbos pequeños puede ayudar),
Cuando sienta deseos de comer otra vez vaya a por algo fácil de digerir, como sopa, pan, arroz o pasta.


Si está cuidando de alguien que tiene norovirus, reduzca su propio riesgo de contagio, lavándose las manos con frecuencia y no compartiendo toallas o franelas con la persona que tiene el virus. También lave cualquier ropa o ropa de cama que pueda estar contaminada y rocíe superficies que pueden estar infectadas con un desinfectante adecuado, incluyendo el inodoro y el área circundante.


El norovirus a menudo es más común durante la temporada de frío, pero puede presentarse en cualquier época del año, y debido a que el virus está cambiando constantemente, se puede adquirir más de una vez.



¿CUÁNDO DEBE VER AL MÉDICO?


Si sus síntomas duran más de unos pocos días, si está muy deshidratado o si ya tiene una enfermedad grave,

Los síntomas a tener en cuenta son: sed fuerte, piel seca y arrugada, incapacidad para orinar, irritabilidad, ojos hundidos, pulso débil, latidos rápidos, manos y pies fríos y convulsiones.



CÓMO PREVENIR LA DIARREA DE LOS VIAJEROS


  • Por regla general, si viaja al extranjero (incluso si es solo en Europa) opte por el agua embotellada, hasta para cepillarse los dientes. Donde sea posible, elija agua carbonatada sellada.
  • Evite bebidas con hielo, ya que el hielo puede haber sido elaborado con agua del grifo. Sin embargo, las bebidas calientes son generalmente seguras si le garantizan que el agua se ha hervido correctamente.
  • No coma ninguna fruta o verdura cruda que no haya pelado y lavado. También evite las ensaladas verdes, a menos que esté seguro que sus ingredientes se han lavado con agua embotellada tratada, hervida o segura.
  • Finalmente si usted o sus acompañantes de viaje desarrollan un ataque de diarrea del viajero, lávese las manos con frecuencia para evitar propagar la infección a otras personas (considere llevar un gel desinfectante para las manos o toallitas húmedas para los casos en que no siempre haya acceso a jabón y agua).
Los alimentos que son fuentes típicas de organismos que causan intoxicación alimentaria incluyen comidas crudas como: crustáceos, huevos, carnes y también aves de corral e incluso la leche.
En casa, si no almacena, manipula o cocina a fondo estos alimentos a temperatura adecuada, puede convertirse en viveros de bacterias dañinas.



SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE PODRÍAN AYUDAR DE VARIAS MANERAS

Los suplementos que contienen bacterias vivas como L acidophilus, L casei, S boulardii y B bifidus pueden actuar como una barrera contra cualquier bacteria potencialmente dañina que pase a través de su sistema digestivo. Trabajan para prevenir el crecimiento de organismos nocivos.
Numerosos estudios clínicos sugieren que tomarlos puede ser una forma eficaz de protegerse. Investigadores de todo el mundo han probado sus habilidades, y los resultados de las pruebas sugieren que las bacterias vivas pueden ayudar a aliviar la diarrea, incluyendo la diarrea del viajero.

Alternativamente, los suplementos de fibra soluble que contienen sustancias tales como fructo-oligosacáridos (FOS) pueden ayudar ya que estimulan el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas.
Además existen evidencias de que las bacterias vivas pueden apoyar el sistema inmunológico.

Otros complementos pueden ayudar a mejorar la función inmune son: la vitamina C y fórmulas multivitamínerales que incluyen buenos niveles de vitaminas C y D, zinc y selenio.

Como un preventivo, es posible tomar un suplemento de ajo para su efecto anti-viral. En un estudio se encontró que el ingrediente activo alicina, presente en el ajo, tiene actividades antibacterianas, antifúngicas, antiparasitarias y antivirales, incluso contra ciertas cepas de E. coli.



Información facilitada por Lamberts España



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


Translate