jueves, 31 de agosto de 2017

Evita lesiones en el deporte


Ciertas terapias utilizan medios físicos como calor, frío... para prevenir y manejar posibles desórdenes que implicarían complicaciones en el movimiento humano, y en especial en los deportistas. 

Los fisioterapeutas usan terapias para optimizar los procesos de regeneración corporal y ayudar al organismo a mantener su homeostasis o equilibrio.

Por ejemplo, el uso de hielo en los primeros momentos tras una contusión o esguince o el uso de calor en sobrecargas, contracturas musculares o ciertos problemas articulares.
En el terreno de la prevención, encontramos las cremas deportivas efecto frío, que son de gran utilidad y que actúan aliviando pequeñas molestias, acelerando así la recuperación. 

Sus efectos en el organismo son de disminución de temperatura, por tanto, son analgésicas y calmantes (alivio del dolor). Es decir, logran desinflamar la musculatura castigada por el entrenamiento.
Se deben usar siempre despues del ejercicio. Son de gran utilidad en deportes de fuerza y de alta intensidad, ya que se generan inflamaciones, sobre todo a nivel de tendones y articulaciones.
Además, en deportistas ocasionales, se suelen realizar sobreesfuerzos que terminan con molestias musculares.

Hoy en día vivimos en un momento en que se practican deportes de alta intensidad a cualquier edad. Tras el entrenamiento del día a día y sobre todo en los casos de deportistas que compiten, se recomienda usar una crema articular con silicio orgánico y aceites esenciales con efecto relax y regeneradora cuya composición contenga MSM y glucosamina, que actuarán como relajantes musculares naturales y regeneradores de la zona muscular dañada.

La aplicación de esta crema para deportistas, debe realizarse directamente sobre la zona más dolorida y castigada, de manera generosa y realizando un suave masaje hasta su total absorción. 


Cristina Conde
Farmaceútica y experta universitaria en Dietética y Nutrición.
Biover.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 24 de agosto de 2017

Tendones, ligamentos y articulaciones fuertes



El silicio forma parte de la elastina, que es la responsable de la elasticidad y tono de los tejidos como la piel y lo más importante, de las venas y las arterias.
El silicio colabora activamente en la formación de los GAGs (glicosaminoglicanos), que proporcionan el mantenimiento de la turgencia celular y la base del líquido lubricante de las articulaciones.

El silicio bio-activado permite obtener una concentración mucho más elevada en silicio, incluso 3 veces más. Comparando entre silicios, buscamos el de más alta concentración en silicio orgánico.

¿Qué le pedimos a un buen silicio?
  1. Que tenga el tamaño de molécula más pequeña posible para una mejor penetración de la célula (membrana celular, membrana nuclear)
  2.  Que sea una molécula rica en electrones disponibles para una acción antioxidante potente.

Rol estructural del silicio en el colágeno y la elastina
  • El silicio es una constituyente del colágeno y la elastina.
  • Hay de 3 a 6 átomos de silicio por cadena de colágeno.
  • Establece los puentes entre los aminoácidos.

Beneficios del silicio

Cartílagos, huesos, ligamentos y tendones, ya que mejora la movilidad articular, optimiza y fortifica el cartílago. Mantiene los huesos fuertes, favoreciendo la mineralización. Previene los riesgos debido a actividades físicas sobre las articulaciones, mejoran el confort muscular.



Paredes de los vasos sanguíneos: sostiene la circulación sanguínea, ayuda a mantener las venas y las arterias fuertes, estimula los mecanismos naturales de protección del sistema cardio-vascular.

Piel, cabello y uñas: Regula las tasas de hidratación de la piel, ayuda a luchar contra las imperfecciones cutáneas. Atenúa las arrugas y las manchas pigmentarias, mejora las cicatrices, previene las arrugas, refuerza las uñas y estimula su crecimiento y regenera y previene la caída del cabello.


Cristina Conde, 
farmacéutica y experta Universitaria en dietética y nutrición.
Biover.

jueves, 10 de agosto de 2017

Reduce la celulitis con la ayuda de la fitoterapia


Con la llegada del buen tiempo y el verano es momento de declararle la guerra a la celulitis, esos depósitos de grasa que se acumulan debajo de la piel y que originan la típica "piel de naranja" en muslos, caderas y glúteos. Existen determinadas plantas medicinales que nos ayudan a combatirla.

La celulitis es para muchas mujeres una auténtica maldición. Parece prácticamente imposible erradicar esa grasa que, junto con agua y toxinas, se acumula en el tejido adiposo.
Sin embargo, adoptar una serie de hábitos alimenticios, la práctica de ejercicio y las plantas medicinales pueden ayudar a reducirla.

Esta alteración del tejido subcutáneo, afecta especialmente a mujeres (85-98%) y se va agravando con la edad.
Es un trastorno que no siempre está relacionado con el sobrepeso, también ser observa en personas delgadas.

La celulitis tiene un elevado componente hereditario, el factor genético es determinante en su aparición.

También hay otros factores que favorecen su aparición, como los hormonales. El embarazo, la menopausia o la toma de anticonceptivos son situaciones en las que las hormonas sufren algún desorden.
La vida sedentaria, una mala alimentación, el consumo de tabaco o alcohol, el estrés, el exceso de peso y las malas posturas forman parte también de la lista de causas que agravan la situación.

Plantas que ayudan a mejorar la circulación venosa y a aliviar la pesadez de piernas

Rusco (Ruscus aculeatus L)
Contiene abundantes saponinas de acción vasoconstrictora y antiinflamatoria. Mejora la circulación venosa y fortalece la pared de los capilares, disminuyendo la salida de líquidos hacia los tejidos.

Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.)
Su contenido en saponinas, cumarinas y taninos le confieren una acción tónica venosa, antiinflamatoria y antiedematosa.

Uvas negras (Vitis vinifera L.)
La piel y las semillas son ricas en procianidinas que actúan activando la lipólisis, con carácter antiinflamatorio y potente antioxidante.


Plantas que ayudan a eliminar la retención de líquidos y edemas provocados por la celulitis

Abedul (Betula alba L)
Contiene principalmente flavonoides con efecto diurético, favoreciendo la eliminación de toxinas.

Cola de caballo (Equisetum arvense L.)
Es una planta que por su contenido en flavonoides y sales minerales presenta propiedades diuréticas y depurativas. Además, por su riqueza en silicio, estimula la regeneración de las fibras de colágeno, favoreciendo la elasticidad de la piel.

Diente de león (Taraxacum gr. officinale)
Gracias a sus propiedades para favorecer la digestión, diuréticas y depurativas ayuda a la eliminación de residuos. Beneficiosa para el hígado y la vesícula biliar.


Consejos anti-celulitis

Evita la retención de líquidos
Bebe agua (1,5 a 2 litros al día). Evita el café, el alcohol , el tabaco y las bebidas con gas. No uses ropa ajustada. Evita cruzar las piernas.

Alimentación equilibrada
Sigue una dieta rica en fibra. Reduce la sal. Controla la ingesta de azúcar. Evita alimentos ricos en grasa. Toma alimentos frescos de temporada.

Activa la circulación
Acaba la ducha con chorros de agua fría en dirección ascendente (tobillo -  ingle). Prescinde del ascensor, sube escaleras. Masajes con un guante de crin. Hidrata la piel.

Evita el sedentarismo
Haz ejercicio de bajo/medio impacto durante al menos 45 minutos al día (andar, nadar,...) Evita estar muchas horas sentada o de pie.


Información facilitada por Soria Natural.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

jueves, 3 de agosto de 2017

¿Intolerante a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es un problema de salud que, según la Fundación española del Aparato Digestivo, afecta a una de cada tres personas en nuestro país y muchas de ellas, están sin diagnosticar.


¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

La lactosa es un azúcar presente en la leche. Es una molécula imprescindible para que nuestro organismo puede obtener energía y, además, facilita la absorción de otras sustancias, como el calcio, la vitamina D, la vitamina B2, el magnesio o algunas proteínas.

La lactasa es la enzima que se encarga de "romper" la molécula de la lactosa en dos componentes básicos para que puedan ser absorbidos por la pared intestinal y pasar a la sangre. Cuando no hay suficiente enzima lactasa en el intestino delgado para romper toda la lactosa es cuando se producen los problemas de intolerancia.


¿Cuáles son los síntomas?

Dolor, espasmos digestivos, gases, ruidos intestinales, náuseas o vómitos, son algunos de los síntomas que provoca la intolerancia a la lactosa. Al fermentar, los azúcares que no han sido digeridos forman ácidos y gases que ocasionan molestias a lo largo de todo el tubo digestivo.

Además, la alta concentración de lactosa arrastra líquido hacia el intestino delgado, provocando diarreas. En algunas personas, si la diarrea es aguda impide una adecuada absorción de determinados nutrientes con demasiada rapidez.
Con el tiempo, pueden aparecer otros síntomas com cansancio, pérdida de peso, retraso del crecimiento, niveles de hierro bajos, mareos, pérdida de concentración, dolor muscular, úlceras bucales, etc...


¿Qué tipos de intolerancia existen?

Intolerancia primaria (genética e incurable)
Es la más común. Se debe a la pérdida progresiva de la producción de lactasa, con lo que las personas que la padecen van notando cómo la ingesta de leche cada vez les causa más síntomas.

Intolerancia secundaria (temporal y curable)
La causa una determinada patología que daña el instestino delgado (gastroenteritis, toma de determinados medicamentos, colon irritable, etc...). Se suele corregir una vez que se soluciona el problema que lo origina, ya que la mucosa intestinal se puede regenerar.

Intolerancia congénita (de nacimiento e incurable)
Es una forma muy rara de intolerancia que implica la ausencia completa de la producción de lactasa. Hay muy pocos casos en el mundo.


¿Todas las personas sufren el mismo grado de intolerancia?

Hay personas que no muestran síntomas de toda su vida si no sobrepasan una determinada cantidad de lactosa al día. Asi, hay quienes toleran perfectamente los quesos (que contienen muy poca lactosa si son curados) o los yogures (donde gracias a sus bacterias parte de la lactosa se ha convertido en ácido láctico).
Algunas personas pueden digerir sin síntomas hasta 12g de lactosa (equivalente a un vaso de leche), sin embargo, otras pueden tener efectos adversos con simples trazas.


¿Qué hago si tengo intolerancia a la lactosa?


  • Cambia tu dieta. Evita los alimentos que contienen lactosa, principalmente productos lácteos. Las bebidas vegetales son una buenísima alternativa para desayunos, meriendas o la elaboración de batidos.


  • Es conveniente ingerir alimentos ricos en calcio como espinacas, tofu, judías, brócoli, col, etc...


  • El no consumir lácteos puede provocar insuficiencia de calcio, vitamina D, vitamina B2, vitamina A y proteínas. Si no se corrige con la dieta, es aconsejable tomar suplementos nutricionales que eviten dichas carencias.


  • Exponte moderadamente al sol para favorecer la absorción de vitamina D.


  • Detente a leer correctamente el etiquetado de los alimentos. Hay muchos a los que se les agregan lácteos en su proceso de elaboración en forma de suero, fermentos lácticos o proteínas en cantidades muy variables. 
    Mantente alerta con panes, cereales para desayunos, sopas, puddings, croquetas, pizzas, embutidos, platos precocinados, margarinas, salsas o golosinas. La lactosa también se puede encontrar como excipiente en algunos medicamentos.


  • En cualquier caso, existen días en los que hay que buscar otras alternativas. Si vas a comer fuera de casa y no estás seguro de si los platos contienen lactosa, si vas a una celebración, un cumpleaños en el caso de los niños, o simplemente te quieres dar un capricho, puedes recurrir a los comprimidos de lactasa. Debes tomarlos justo antes de ingerir un alimento que pueda contener lactosa.


Información facilitada por Soria Natural

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


Translate