jueves, 21 de septiembre de 2017

Anemia



Entendemos la anemia como la disminución del número de hematíes en sangre, que acompaña a una disminución de la hemoglobina. La hemoglobina es la encargada de transportar el oxígeno de los pulmones a la célula y el CO2 de las células para poder eliminarlo.
Debemos de tener presente que lo realmente importante en un caso de anemia es la disminución de la hemoglobina, ya que es el principal componente del hematíe.

Para saber qué grado de anemia se tiene, hay que saber si tanto los valores de hematíes como los de hemoglobina son los correctos, pero hay que tener en cuenta que estos parámetros varían dependiendo del sexo del individuo.
Pongamos el ejemplo de los parámetros normales para una mujer y hombre adultos:

HEMATÍES:
  • HOMBRE: 4.500.000 a 5.000.000Hties/mm3
  • MUJER: 4.200.000 a 4.500.000 Hties/mm3

HEMOGLOBINA: 
  • HOMBRE 14 a 16 mgs/litro
  • MUJER: 12.5 a 16 mgs/litro

Ahora bien, hay que remarcar que no todas las anemias son iguales, sino que hay varios tipos:
Por un lado tenemos la anemia ferropénica, que es una anemia producida por falta de hierro, y por otro la anemia megaloblástica, una anemia producida por falta de vitamina B12 o Ácido fólico. Estas son las más habituales, pero también se da la anemia hemolítica; producida por destrucción excesiva de hematíes y por último la anemia de las enfermedades crónicas; que generan un consumo excesivo de hierro.

Vamos a adentrarnos un poco más en el tema para poder explicar bien la anemia ferropénica y la anemia megaloblástica.


ANEMIA FERROPÉNICA:


Es una anemia que se produce por una falta de hierro en nuestro organismo. Es un mineral indispensable para que la hemoglobina se sintetice, siendo ésta el principal integrante del hematíe.
Las necesidades diarias de hierro son de 1mgr/día.
En teoría, según datos contrastados, con una dieta normal no debería de existir anemia ferropénica, ya que nuestra dieta diaria nos debería de aportar las cantidades que necesitamos, pero hay factores que influyen negativamente:

  • La absorción intestinal del hierro es tan sólo de un 5 a un 10 % de la ingesta total. Este grado de absorción depende del individuo y también de la dieta; es decir, de los alimentos que se ingieran.
  • Un consumo de alimentos ricos en vitamina C favorecerá la absorción intestinal del hierro.


¿Qué suele causar la anemia ferropénica?

Anemia por deficiencia de hierro

Como ya hemos mencionado, cada individuo es diferente y no todas las personas absorben el hierro de igual manera. A esto también podemos añadir que en algunos casos la anemia es producida por una dieta pobre en hierro de fácil absorción (Como pueden ser las carnes rojas, el hígado, la yema del huevo…etc.) y como ya he dicho antes; si se acompaña con alimentos ricos en vitamina C, la absorción intestinal aumenta.

Por otro lado están los pacientes con enfermedades crónicas, en las que aumenta el consumo de hierro y por eso se produce el déficit. Además se incrementa el gasto metabólico y esto hace que aumenten nuestras necesidades de hierro. En periodos de cambios fisiológicos como el desarrollo, el embarazo, la lactancia…. tenemos mayor consumo, por lo que está claro que en esos momentos se debe aumentar la ingesta de alimentos que contengan más cantidad de hierro, incluso suplementarse si fuera necesario.


La anemia no aparece sin más en el organismo, sino que van disminuyendo las reservas de hierro. Cuando éstas son muy bajas o nuestras necesidades de hierro hayan aumentado por cualquier cambio fisiológico y no dé tiempo a que se movilicen las reservas, aparecerá anemia, que se manifestará por una falta de síntesis de hemoglobina.
Al no tener suficiente hemoglobina no llegará suficiente oxígeno a las células, las cuales no tienen la capacidad de adaptarse a la nueva situación. Si esta situación se mantiene en el tiempo puede llegar a cronificarse.

¿Cuáles son los síntomas de una anemia ferropénica?


  • Un síntoma que muchas personas manifiestan es la astenia, que es un cansancio extremo y necesidad constante de dormir.
  • Palidez en la piel y en las mucosas, caída del cabello o también puede manifestarse con el mal aspecto del cabello.
  • Uñas frágiles que se abren y se rompen.
  • Palpitaciones y taquicardias, ya que los hematíes transportan menos oxígeno y se debe aumentar el ritmo para poder oxigenar.

Posibles tratamientos

A nivel fitoterápico añadiremos a nuestra dieta tisanas mineralizantes como pueden ser la cola de caballo y la ortiga mayor. También se pueden utilizar tisanas con plantas reconstituyentes y activadoras del aparto circulatorio, sobre todo en casos de debilidad y agotamiento.
Algunas de estas plantas son: cardo mariano, genciana, alfalfa… (Tanto las plantas para tisana mineralizante como las reconstituyentes se pueden mezclar).

A nivel dietético se recomienda una dieta rica en hierro (alimentos como huevos, carne roja, legumbres, espinacas,…) y rica en vitamina C (cítricos, frutas y verduras).


Si fuese necesario recurrir a la suplementación, aportaremos quelatos de hierro, ya que tienen una buena absorción. También podemos utilizar jarabes ricos en hierro, en los cuales debemos tener en cuenta la cantidad de hierro de contienen y su presentación (quelato, gluconato), además de los elementos que lo acompañan como puede ser la vitamina C.
Dentro de la suplementación en vitamina C podemos encontrar también comprimidos de acerola, muy ricos en vitamina C y vitamina A.


ANEMIA MEGALOBLÁSTICA

Es una anemia que se caracteriza por un cambio en la estructura del hematíe, que suelen aumentar de tamaño debido a un déficit del organismo de vitamina B12 o de ácido fólico.


¿Qué la produce?


  • Cambios fisiológicos en el organismo, como mencionábamos antes: periodos de lactancia, embarazo, desarrollo físico, etc.
  • Dieta desequilibrada, como por ejemplo vegetarianos estrictos que lleven mucho tiempo siéndolo, que podrían tener déficit de vitamina B12, ya que ésta se obtiene principalmente de productos de origen animal.
  • Personas con dietas pobres en vegetales, que deberían suplementarse con ácido fólico.
  • Mala absorción intestinal, porque parte de la vit. B12 es sintetizada por nuestra flora.
  • En personas con patologías de intestino e incluso quienes hayan estado tomando antibióticos de amplio espectro una larga temporada, la flora intestinal se debilita, condicionando la absorción de la vitamina B12 y el ácido fólico.

Vitamina B12

La vitamina B12 está formada por una molécula de cobalamina que contiene un átomo de cobalto. Su estructura es muy parecida a la de la hemoglobina, pero ésta contiene un átomo de hierro. Es imprescindible para nuestro organismo, ya que estimula el crecimiento, sintetiza los hematíes (Sin esta vitamina tienen una vida más corta), etc.


El ácido fólico también es imprescindible para la síntesis de los hematíes y los ácidos nucleicos (ADN). A pesar de tener efectos muy parecidos, las dos vitaminas son diferentes a nivel metabólico. Una anemia por déficit de ácido fólico nunca será tan grave como una anemia por falta de vitamina B12, ya que ésta puede tener consecuencias a nivel neurológico.


¿Cómo se manifiesta?
Los síntomas de la anemia megaloblástica suelen ser los mismos que los de la anemia ferropénica, la diferencia es que en ésta pueden aparecen síntomas neurológicos como sensibilidad, parálisis….

Tratamiento
El tratamiento será aportar al organismo los nutrientes que le faltan, además de un buen plan nutricional con ayuda de algunos suplementos (Por ejemplo, para compensar la carencia de las vitaminas antes mencionadas)

Algunos complementos dietéticos ricos en vitamina B12
-Polen.
-Levadura de cerveza.
-Zumo de remolacha (vit. B12, hierro, vit. C)
Se aconseja también tomar un complejo vitamínico y mineral, que se comercializa en distintos formatos y presentaciones.



Sheyla Burón Castroagudín.
Referencias: “Tratamientos fitoterapéuticos y dietéticos”. Monserrat Gispert Negrell


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 7 de septiembre de 2017

Aditivos alimentarios

Hoy vamos a dar a conocer los aditivos de uso más común en la alimentación industrial actual y que son nocivos para nuestra salud.
Un aditivo alimentario es una sustancia que, sin constituir por si misma un alimento ni poseer valor nutritivo, se agrega a alimentos y bebidas con el fin de potenciar su sabor , mejorar su apariencia y/o facilitar su proceso de elaboración y conservación.
Los aditivos permitidos en España que no están en la C.E.E. llevan una numeración precedida de la letra H.
A continuación exponemos una tabla con los  más controvertidos :



Número
Nombre y sinónimos
Acción
Advertencias
E-102 Tartrazina (Hidrazina amarilla)
Colorante amarillo
Peligroso.
Riesgo de alergias
E-104 Quinoleína (Leucolina)
Colorante amarillo
Muy peligroso
Muy tóxico
E-120 Cochinilla (Ácido carmínico)
Colorante rojo
Cancerígeno
Alérgico si coincide
con aspirina
E-122 Azorubina
Colorante rojo
Sospechoso.
No autorizado en EE.UU.
E-123 Ácido rojo 27
Colorante rojo
Cancerígeno .
No autorizado en EE.UU.
E-127 Eritrosina (Yodoeosina)
Colorante rojo
Cancerígeno
E-131 Azul patente V
Colorante azul
Peligroso.
No autorizado en EE.UU.
E-151 Negro brillante BN
Colorante negro
Sospechoso.
No autorizado en EE.UU.
E-171 Bióxido de titanio
Adorno superficial
Peligroso
E-172 Hidróxido y óxido de hierro
Adorno superficial
Peligroso
Los metales pesados
pueden bloquear
la respiración celular.
E-173 Aluminio
Adorno superficial
Peligroso, metal pesado
E-174 Plata
Adorno superficial
Peligroso, metal pesado
E-175 Oro
Adorno superficial
Peligroso, metal pesado
E-180 Pigmento rubí
Adorno superficial
Peligroso, metal pesado
E-210 Ácido benzoico
Conservador
Cancerígeno
E-211 Benzoato sódico
Conservador
Cancerígeno
E-212 Benzoato potásico
Conservador
Cancerígeno
E-213 Benzoato cálcico
Conservador
Cancerígeno
E-214 Parahidroxibenzoato de etilo
Conservador
Sospechoso
E-215 Parahidroxibenzoico de etilo
Conservador
Sospechoso
E-216 Popil paraben (Nipasol)
Conservador
Sospechoso
E-217 Parahidroxibenzoico de propilo
Conservador
Sospechoso
E-218 Metilparaben (Nipagin)
Conservador
Sospechoso
E-220 Anhídrido sulfuroso
Conservador
Cancerígeno.
Destruye la vitamina B12
Perturba el funcionamiento
intestinal
E-221 Sulfito sódico
Conservador
Peligroso
E-222 Bisulfito sódico
Conservador
Peligroso
E-223 Disulfito sódico (pirosulfito)
Antioxidante
Peligroso
E-224 Disulfito potásico(ID)
Antioxidante
Peligroso
E-226 Sulfito cálcico
Antioxidante
Cancerígeno
E-227 Bisulfito de calcio
Conservador
Peligroso
E-230 Bifenil (Fenilbenceno)
Conservador
Cancerígeno.
Depresivo del sistema
nervioso.
Riesgo de convulsiones,
parálisis alergias y
dermatosis.
E-231 Ortofenifenol
Conservador
Sospechoso
E-232 Ortofenifenato de sodio
Conservador
Sospechoso
E-233 Tiabenzadol
Conservador
Sospechoso
E-236 Ácido fórmico(hidrato de formilo)
Conservador
Peligroso
Prohibido en Francia
pero se exporta.
E-237 Formiato de sodio
Conservador
Peligroso
E-238 Formiato de calcio
Conservador
Peligroso
E-239 Hexametilenotetramina(urotropina)
Conservador
Cancerígeno
E-240 Ácido bórico(sal de Homberg)
Conservador
Cancerígeno.
Se acumula en el organismo.
E-249 Nitrito potásico
Fijador
Peligroso
Retiene agua en los tejidos
Riesgo cardiovascular.
E-250 Nitrito sódico
Fijador
Peligroso.
Retiene agua en los tejidos
Riesgo cardiovascular
E-252 Nitrato potásico
Fijador
Peligroso
Retiene agua en los tejidos
Riesgo cardiovascular
E-310 Galato de propilo
Antioxidante
Peligroso.
Riesgo de alergias bucales
E-311 Galato de octilo
Antioxidante
Cancerígeno
Riesgo alergias bucales.
E-312 Galato de dodecilo
Antioxidante
Peligroso.
Riesgo de alergias bucales.
E-320 Butilhidroxianisol
Antioxidante
Peligroso.
Aumenta el colesterol.
E-321 Butilhidroxitoluol
Antioxidante
Peligroso.
Aumenta el colesterol.
E-338 Ácido fumárico (ortofosfórico)
Regulador pH
Sospechoso
E-339 Ortofosfato sódico (Fosfato)
Regulador pH
Cancerígeno
Perturba la digestión
E-340 Ortofosfato potásico
Regulador pH
Peligroso
Perturba la digestión
E-341 Ortofosfato cálcico
Regulador pH
Peligroso
Perturba la digestión
E-407 Carragenatos
Estabilizante
Cancerígeno.
Perturba la digestión
E-450 Difosfato sódico
Humidificante
Cancerígeno.
Puede ocasionar
problemas digestivos.
E-477 Monoesteres de propilenglicol
Homogeneizante
Peligroso, puede provocar
cáculos renales.


Sheyla Burón Castroagudín


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 31 de agosto de 2017

Evita lesiones en el deporte


Ciertas terapias utilizan medios físicos como calor, frío... para prevenir y manejar posibles desórdenes que implicarían complicaciones en el movimiento humano, y en especial en los deportistas. 

Los fisioterapeutas usan terapias para optimizar los procesos de regeneración corporal y ayudar al organismo a mantener su homeostasis o equilibrio.

Por ejemplo, el uso de hielo en los primeros momentos tras una contusión o esguince o el uso de calor en sobrecargas, contracturas musculares o ciertos problemas articulares.
En el terreno de la prevención, encontramos las cremas deportivas efecto frío, que son de gran utilidad y que actúan aliviando pequeñas molestias, acelerando así la recuperación. 

Sus efectos en el organismo son de disminución de temperatura, por tanto, son analgésicas y calmantes (alivio del dolor). Es decir, logran desinflamar la musculatura castigada por el entrenamiento.
Se deben usar siempre despues del ejercicio. Son de gran utilidad en deportes de fuerza y de alta intensidad, ya que se generan inflamaciones, sobre todo a nivel de tendones y articulaciones.
Además, en deportistas ocasionales, se suelen realizar sobreesfuerzos que terminan con molestias musculares.

Hoy en día vivimos en un momento en que se practican deportes de alta intensidad a cualquier edad. Tras el entrenamiento del día a día y sobre todo en los casos de deportistas que compiten, se recomienda usar una crema articular con silicio orgánico y aceites esenciales con efecto relax y regeneradora cuya composición contenga MSM y glucosamina, que actuarán como relajantes musculares naturales y regeneradores de la zona muscular dañada.

La aplicación de esta crema para deportistas, debe realizarse directamente sobre la zona más dolorida y castigada, de manera generosa y realizando un suave masaje hasta su total absorción. 


Cristina Conde
Farmaceútica y experta universitaria en Dietética y Nutrición.
Biover.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 24 de agosto de 2017

Tendones, ligamentos y articulaciones fuertes



El silicio forma parte de la elastina, que es la responsable de la elasticidad y tono de los tejidos como la piel y lo más importante, de las venas y las arterias.
El silicio colabora activamente en la formación de los GAGs (glicosaminoglicanos), que proporcionan el mantenimiento de la turgencia celular y la base del líquido lubricante de las articulaciones.

El silicio bio-activado permite obtener una concentración mucho más elevada en silicio, incluso 3 veces más. Comparando entre silicios, buscamos el de más alta concentración en silicio orgánico.

¿Qué le pedimos a un buen silicio?
  1. Que tenga el tamaño de molécula más pequeña posible para una mejor penetración de la célula (membrana celular, membrana nuclear)
  2.  Que sea una molécula rica en electrones disponibles para una acción antioxidante potente.

Rol estructural del silicio en el colágeno y la elastina
  • El silicio es una constituyente del colágeno y la elastina.
  • Hay de 3 a 6 átomos de silicio por cadena de colágeno.
  • Establece los puentes entre los aminoácidos.

Beneficios del silicio

Cartílagos, huesos, ligamentos y tendones, ya que mejora la movilidad articular, optimiza y fortifica el cartílago. Mantiene los huesos fuertes, favoreciendo la mineralización. Previene los riesgos debido a actividades físicas sobre las articulaciones, mejoran el confort muscular.



Paredes de los vasos sanguíneos: sostiene la circulación sanguínea, ayuda a mantener las venas y las arterias fuertes, estimula los mecanismos naturales de protección del sistema cardio-vascular.

Piel, cabello y uñas: Regula las tasas de hidratación de la piel, ayuda a luchar contra las imperfecciones cutáneas. Atenúa las arrugas y las manchas pigmentarias, mejora las cicatrices, previene las arrugas, refuerza las uñas y estimula su crecimiento y regenera y previene la caída del cabello.


Cristina Conde, 
farmacéutica y experta Universitaria en dietética y nutrición.
Biover.

Translate