miércoles, 28 de noviembre de 2012

Linea de aceites corporales Marnys



ACEITE DE ALMENDRAS DULCES
Prunus amygdalus

El almendro es originario de asia, donde se cultiva desde hace siglos. La almendra fue introducida en la cuenca mediterránea desde hace 2.000 años.
El aceite de almendras dulces es un aceite graso, que se obtiene de las semillas maduras de Prunus amygdalus var. dulcis (familia Rosaceae). Es un líquido claro, incoloro o amarillo pálido, inodoro, de textura ligera y muy delicada. Constituye una fuente rica en vitamina E, ácidos grasos, entre los cuales se encuentran los ácidos oleico, linoleico, palmítico y esteárico y esteroles como el beta-sitosterol y el delta-5-avenasterol.


El aceite de almendras dulces es muy rico en los ácidos grasos esenciales oléico, palmítico, linoléico y linolénico, lo cual le hace ser especialmente indicado para su uso tópico en pieles secas con objeto de nutrirlas e hidratarlas, así como para prevenir la formación de estrías en su superficie. Cuando se aplica sobre la piel, el aceite de almendras dulces puede ser utilizado tantas veces al día como sea necesario, sin que exista límite en cuanto a la cantidad utilizada.
Presentación: envases de 125, 250 y 500 ml


ACEITE DE HUESO DE ALBARICOQUE
Prunus armeniaca

El albaricoquero es originario del noroeste de China, cerca de la frontera con Rusia. El aceite de hueso de albaricoque es un aceite graso, que se obtiene de los huesos de Prunus armeniaca (familia Rosaceae). Es un líquido claro, de color amarillo pálido, olor suave y textura ligera y delicada.
Sus constituyentes principales son ácidos grasos, entre los cuales los ácidos linoleico, oleico, palmítico y esteárico.

Es una fuente muy rica de vitamina A y ácido linoleico, y uno de los aceites más rico en ácidos grasos poliinsaturados.
El aceite de hueso del albaricoque posee propiedades nutritivas, hidratantes, regenerantes y emolientes para la piel. Este aceite tiene gran valor cuando la piel se encuentra áspera, apagada o desvitalizada.
Presentación: envases de 125 y 500 ml



ACEITE DE JOJOBA
Simmondsia chinensis

El aceite de jojoba es un producto que lo avala su historia, llamado popularmente "la fuente de la juventud" y que fue usado incluso por el legendario pueblo azteca y los indios americanos como alimento y medicina, y especialmente como protector de la piel contra las fuertes radiaciones solares del desierto.
La jojoba es un arbusto nativo de ciertas zonas áridas del noroeste de México y suroeste de Estados Unidos. Crece en clima seco. Cuando llegan las escasas lluvias estas plantas producen semillas con gran rapidez.
El aceite Marnys de jojoba Golden es el aceite que se obtiene de las semillas de Simmondsia chinensis. Es un líquido claro, de color amarillo brillante y olor dulce, similar al de las avellanas.
La jojoba no pierde sus hojas con el cambio de estaciones. Cada planta es capaz de producir hasta 2 kilos de semilla en cada época (una vez por año).

La textura no grasa del aceite de jojoba, y su alto contenido en elementos insaponificables son de gran valor en la indutria cosmética.
Las semillas de jojoba contienen aproximadamente un 65% de aceite. 
El aceite de jojoba se llama habitualmente aceite, pero es, tanto por su composición química, como por su textura, una cera líquida.

Sus propiedades hidratantes son excepcionales. Posee alta penetración a través de la piel, debido a su textura, y la regenera, protegiéndola, porque crea una película que impide la pérdida de agua ocasionada a debida a diversas agresiones ambientales.
El aceite de jojoba es útil para todas las pieles.
La textura y la composición del aceite de jojoba es bastante parecida a las secretadas por nuestras glándulas y pelo, lo que explica la razón por la que trata eficazmente la caspa y problemas seborreicos debidos a procesos de hipersecreción. De hecho, la aplicación de aceite de jojoba en el pelo, regula la secreción de sebo y restaura el brillo y el tono del cabello.
Presentación: envases de 50, 125 y 500 ml


ACEITE DE ARGÁN BIO
Argania spinosa

El Argán (Argania spinosa), conocido también como acebuche espinoso pertenece a la familia de las Sapotáceas. Su fruto como un dátil verdiamarillo, de lentísimo crecimiento tarda de cinco a seis años en aparecer.
El árbol de Argán es resistente al calor, puede soportar temperaturas de hasta 50ºC. 
Puede alcanzar de 8 hasta 10 metros de altura. Se encuentra en Marruecos, en toda la franja que va hasta Tarourudant y Tiznit, en el límite sahariano.
La extracción de este aceite es totalmente artesanal. Cien kilos de fruta madura aportan aproximadamente tan sólo 3 kg de pipas, de donde se extrae el aceite con un método realmente artesanal y neolítico. 
Cada hueso se tiene que partir, tarea que realizan las mujeres, y contiene 3 pipas del tipo de la de calabaza. Éstas se tuestan hasta que comiencen a ennegrecer, se machacan y se muelen en un rústico molino de piedra, hasta que una miel opaca y espesa empieza a gotear por la boca del molino. 
Durante una semana descansa en un lugar fresco y oscuro hasta que se seca. Las mujeres van formando bolas que van apretando hasta que empieza a escurrir, poco a poco, aceite de esta pasta semiseca. El aceite es ligero y transparente, de color marrón claro y sabor fuerte y agradable.

Está compuesto mayoritariamente de ácidos grasos esenciales (ácido linoléico, ácido alfa-linolénico, ácido oleico, ácido araquidónico, ácido gamma-linolénico) y contiene grandes cantidades de tocoferoles (vitamina E, casi tres veces más que el aceite de oliva) y fitosteroles (D-7 esteroles).

Gracias a sus cualidades antioxidantes, antienvejecimiento y a su elevado contenido en vitamina E, el aceite puro Marnys de Argán BIO está indicado para nutrir y regenerar la piel.

El aceite de Argán ablanda la piel, la hidrata y la protege contra la sequedad, lo que lo convierte en un elemento básico para equilibrar las pieles secas y deshidratadas protegiéndolas de las agresiones externas. Su uso de noche, actúa como regenerador de la dermis y lucha contra el envejecimiento cutáneo.
Presentación: envase de 50 ml


ACEITE DE ÁRNICA
Arnica montana

El árnica (Arnica montana, familia Asteraceae) es una planta perenne, que alcanza hasta 60 centímetros de altura.
Planta originaria de la Europa Central. Abundante en prados y bosques de coníferas más o menos húmedos.
La árnica es conocida como hierba cicatrizante desde el siglo XVI. Era muy famosa entre los campesinos como remedio para los dolores musculares y los magullones. Según la leyenda los escaladores de montaña solían masticar la planta fresca para aliviar los dolores musculares.
El aceite de ánrica Marnys aporta todas las propiedades beneficiosas del árnica y la lavanda, y las propiedades hidratantes y emolientes de diversos aceites vegetales (girasol, soja, sésamo y oliva). 
La parte utilizada para la obtención del macerado oleoso de árnica es la flor desecada.
Presentación: envase de 50 ml.


ACEITE DE CALÉNDULA
Calendula officinales.

El nombre Caléndula proviene del latín calendae (calendario) que designa el primer día de cada mes. Con este nombre, que algunos atribuyen a tiempo de los romanos, se hace refencia a la floración que prácticamente se produce todos los meses del año, incluso en los meses de invierno si este no es extremadamente frío.
Histórica y tradicionalmente sus flores han sido consideradas muy beneficiosas para la piel.
El macerado oleoso Marnys de caléndula se presenta como un producto natural especialmente indicado para calmar y aliviar las pieles irritadas o especialmente sensibles y delicadas, reparándolas en profundidad.
Hidrata la piel y le proporciona una textura suave y un aspecto radiante. El macerado oleoso de caléndula permite obtener un concentrado potente, rico en los principios activos de la caléndula. 
Estos principios activos, alivian y protegen hasta las pieles más delicadas, las hidratan y les proporcionan una textura suave y un aspecto radiante.
Presentación: envase de 50 ml



ACEITE DE HIPÉRICO BIO
Arnica montana

Hipérico o hierba de San Juan. (Hypericum perforatum, familia Clusiaceae). Es una hierba perenne de hasta 1 metro de altura. El nombre de hierba de San Juan se debe a su floración a partir de mayo, y su plena floración alrededor del 24 de junio (San Juan).

Los aceites macerados en frío, es decir sin empleo de calor ni de materias solventes extractivas, ni de modificación química como es el caso del macerado oleoso Marnys de hipérico BIO permite mantener y preservar el contenido de todos sus componentes bioactivos (vitaminas, ácidos grasos insaturados, minerales, flavonoides, etc.), al evitar los indeseados procesos de desnaturalización que suceden mediante el empleo de otras técnicas.
La parte del hipérico que se emplea para la obtención del macerado oleoso Marnys de hipérico son las sumidades floridas.
Es un excelente activador de la regeneración celular. Es útil para mejorar el aspecto de las cicatrices recientes.
Presentación: envase de 50 ml


ACEITE DE MACADAMIA
Macadamia ternifolia seed oil

Se le conoce como Macadamia, Macadamias, nuez australiana, Macadán o nuez de macadamia.
El aceite Marnys de macadamia es muy rico en ácidos grasos monoinsaturados (principalmente ácido palmitoléico y oléico) por lo que ayuda a prevenir la oxidación de las células, regenerando la piel en profundidad y ayuda a luchar contra la aparición de las arrugas.
Es un aceite cuya fórmula se caracteriza por su textura ligera y fluida que penetra con rapidez en la piel siendo su uso muy agradable.
El aceite Marnys de macadamia es ideal para su uso en masajes, aplicándose en la piel que necesite hidratación y cuidado y sobre aquellas zonas sometidas a mayores agresiones externas como las manos.
Gracias a su especial composición se convierte en un perfecto vehículo de base para la aplicación en combinación con los diferentes tipos de aceites esenciales.
Presentación: envase de 50 ml


BABY OIL Aceite corporal para niños

El aceite corporal para niños Marnys Baby Oil está compuesto por aceites grasos de alto poder hidratante y emoliente, y aceites esenciales delicados para la piel y con propiedades bactericidas. 
Marnys Baby Oil es calmante y suavizante, incluso en las pieles más delicadas. Además, favorece la regeneración de las membranas celulares, reestructura la piel y la protege, mayormente a través de sus propiedades antioxidantes.
Posee una textura muy ligera, lo que facilita su penetración, y no deja una película grasa sobre la piel.
Características:
Mezcla compleja de aceites 100% naturales de la más alta calidad.
No contiene conservantes, aditivos químicos o perfumes sintéticos.
Ayuda a proteger, suavizar y regenerar las pieles más delicadas a la vez que relaja extraordinariamente.
Presentación: envase de 100 ml




ACEITE DE ZANAHORIA
Daucus carota

El aceite de zanahoria se originó hace 3.000 años en Asia. Los griegos y los romanos utilizaron las zanahorias con propósitos medicinales.
El macerado oleoso de zanahoria posee un llamativo color dorado y se obtiene de las semillas y las raíces de la zanahoria (Daucus carota, familia Apiaceae). Este macerado despide un aroma levemente dulce, seco y terroso.
La maceración oleosa es un método de extracción suave, que se efectúa en frío, y sirve para extraer y concentrar los principios activos de una planta.

El macerado oleoso Marnys de zanahoria ha sido especialmente concebido para contener los principios activos de la zanahoria, y se le ha añadido una mezcla de aceites esenciales que le imparten un olor fresco y delicado, con notas de frutos cítricos, geranio y romero.

El macerado oleoso Marnys de zanahoria es un potente regenerador de la piel y ayuda a exhibir un tono bronceado visible y uniforme, desde las primeras aplicaciones. Posee virtudes que favorecen la regeneración de la piel dañada.
Protege la epidermis y le aporta un hermoso y uniforme tono dorado.
Presentación: envase de 100 ml


ACEITE DE COCO
Cocos nucifera

El cocotero (Cocos nucifera) es una palmera frutal del género Cocos, familia Arecaceae que crece unos 30 metros y cuyo fruto es el coco.
El aceite de coco es un aceite graso, que se obtiene de la parte sólida desecada del endospermo de Cocos nucifera. Es un aceite que contrariamente de lo que la gente piensa no posee olor.
Así mismo, el aceite de puro de coco tiene la característica de que se convierte en estado sólido con el frío. Ello no altera la calidad del producto. Para licuar, poner el frasco bajo el chorro de agua caliente unos segundos.

El aceite de coco es muy apreciado en cosmética. Su poder hidratante y emoliente es de gran valor para las partes del cuerpo en las cuales la piel es muy fina y sensible. La aplicación de una pequeña cantidad de este aceite al cabello le aporta brillo.
El aceite de coco tiene la distinción de que contiene una alta proporción de ácido láurico. En la naturaleza, sólo la leche humana también es rica en ácido láurico.
El aceite de coco protege los cabellos frágiles o dañados.
El aceite de coco forma una capa protectora sobre la piel, regenerándola, especialmente la piel muy sensible.
Presentación: envases de 100 ml y 500 ml


ACEITE DE COMINO NEGRO
Nigella sativa

El aceite de comino negro se obtiene de las semillas de Nigella sativa.
El comino negro, es una planta de la familia Ranunculáceas, muy conocida en Asia y en todo el Oriente (Arabia Saudí, Egipto, etc.) y en países que rodean al mar Meditarráneo. 
Ha sido utilizada como remedio para diversos transtornos desde hace 3.000 años, siendo una de las bases de la medicina islámica.
Las semillas de Nigella sativa han sido usadas como condimento y como remedio terapeútico; tradicionalmente se le ha considerado como estimulante, digestivo.
Asimismo, el aceite de comino negro se utiliza por sus propiedades regenerantes, revitalizantes. Está especialmente indicado para la piel seca, sensible o irritada.
Presentación: envase de 50 ml




ACEITE DE ROSA MOSQUETA
Rosa affinis rubiginosa

El aceite Marnys de rosa mosqueta nutre la piel y le restituye su aspecto saludable. Induce una potente regeneración regeneración celular y ayuda a reducir el envejecimiento cutáneo.
Es un aceite 100% natural y puro procedente de Chile, obtenido de las semillas del fruto de la Rosa affinis rubiginosa.
Presentación: envases de 30, 50, 100, 125, 250 y 500 ml



ACEITE DE ROSA MOSQUETA FACIL PERFUMADA

El aceite Marnys de rosa mosqueta perfumada nutre la piel y le restituye su aspecto saludable, ayudando de forma eficaz a la regeneración celular y a reducir el envejecimiento cutáneo.
El aceite Marnys de rosa mosqueta perfumada, une a sus propiedades saludables y beneficiosas, la aportación de una fragancia suave, agradable y cálida gracias a la presencia de los aceites de romero, geranio, limón, palmarosa y aceite de rosal.
Presentación: envase de 50 ml




ACEITE DE ROSA MOSQUETA ECOLÓGICA
Aceite 100% puro con certificado ecológico certificado por IMO Suiza
Presentación: envase de 50 ml



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud .


lunes, 26 de noviembre de 2012

Línea HoloRam. Reguladores biológicos.

La investigación clínica durante las últimas décadas ha llevado a experimentar la necesidad de desarrollar propuestas nutricionales que nos permiten afrontar los que hoy consideramos los tres obstáculos mayores para lograr una vida saludable:

  • Los desequilibrios energéticos. Estos afectan la cantidad, calidad y distribución de la energía en el organismo.
  • Los desequilibrios en los sistemas de eliminación de toxinas, asociados a la acumulación de radicales libres.
  • Los desequilibrios del sistema inmunológico.

Además de estos reguladores biológicos del terreno global, la línea HoloRam aporta reguladores dirigidos a funciones orgánicas específicas como:

  • La regulación energética del tejido articular.
  • El estímulo de los mecanismos naturales de adaptación al estrés.
  • La activación de los sistemas naturales de protección de la radiación.

Los reguladores biológicos buscan promover, mantener o restaurar el equilibrio energético necesario para la salud.
Esto se logra a través del suministro de patrones de información portados por un sustrato de fitoterapéuticos, adaptógenos, enzimas, vitaminas, minerales, aminoácidos y micronutrientes, equilibrados y activados biofísicamente.

En la línea HoloRam se logra un sinergismo entre los niveles molecular, energético e informacional, para generar una activación sincrónica de los sistemas de regulación natural.
Más que suplir carencias, el objetivo de su enfoque es el de la biorregulación, a través de la cual una combinación ideal de sustancias biológicas es activada y dinamizada para generar sistemas de bioinformación activadores de cascadas metabólicas esenciales.



Bio regulador del sistema osteo-articular

  • Regenerador de los patrones de información y energía articular.
  • Nutrición energética del sistema osteo-articular, incluyendo el cartílago, el hueso subcondral y el tejido sinovial.
  • Activación de mecanismos compensadores de los efectos biológicos de los radicales libres a nivel osteoarticular con el consiguiente restablecimiento de la calidad de las membranas para la correcta transferencia de información intercelular.
  • Regulación energética de los eventos inmunes que generan la respuestas inflamatoria articular.
  • Equilibrio energético del eje endocrino relacionado con el metabolismo osteo-ligamentario y articular.
  • Drenaje de sustancias tóxicas que se depositan en el tejido conjuntivo y alteran la colágena y los tejidos de soporte.
  • Regulación metabólica de los tejidos que componen el sistema articular.



Bio regulador de los sistemas de drenaje de toxinas.
 
  • Efecto inductor que favorece las vías antioxidantes y quelantes necesarias para la eliminación de los desechos tóxicos, en la célula y el tejido intersticial.
  • Ha sido especialmente diseñado para activar las vías y procesos de desintoxicación y para eliminar los desechos tóxicos generados por la contaminación ambiental y el propio metabolismo.
  • Favorece la función de los sistemas de drenaje de subproductos tóxicos del metabolismo y radicales libres que afectan la matriz celular y la permeabilidad de las membranas celulares.
  • Induce los procesos de metilación necesarios para la producción de hormonas y neurotransmisores, favorece el transporte y metabolismo mitocondrial de los ácidos grasos y contribuye en la regulación del equilibrio ácido básico a nivel renal. Es un gran hepatoprotector y activador del metabolismo lipídico.



 Bio regulador energético.

  • Favorece la producción y distribución saludable de la energía biológica.
  • Se dirige a la prevención y corrección de los desequilibrios energéticos que afectan la cantidad, calidad y/o distribución de la energía en el organismo.
  • Destinado a combatir la astenia, la adinamia y los síndromes de fatiga inducidos por el estrés físico o psíquico, frecuentemente asociados a la enfermedad crónica.
  • Previene la acumulación de amonio y favorece su eliminación, por la activación del ciclo de la urea, actúa en puntos nodales en el funcionamiento del ciclo de Krebs y de este modo facilita la producción de energía celular, combatiendo la fatiga desde su causa.
 


Bio regulador del sistema nervioso

  • Regula la respuesta adaptativa a diferentes tipos de estrés. Es una combinación armónica de adaptógenos y reguladores energéticos del sistema neurovegetativo, el sistema nervioso central y los sistemas naturales de respuesta al estrés, que han sido energéticamente activados para promover la adaptación armoniosa a las cambiantes exigencias del entorno físico y emocional.
  • Este sustrato es activado biofísicamente para portar la información correspondiente al equilibrio de la neurotransmisión central, del neurovegetativo, de la lateralidad y de los sistemas de respuesta epífisis - hipotálamo e hiptálamo - hipófisis - suprarrenal.
  • Promueve la respuesta energética de adaptación global a generadores exógenos y endógenos de estrés.


Bio regulador de la respuesta a la radiación electromagnética.

  • Protege de los efectos energéticos nocivos de una amplia gama de radiaciones. Sus componentes energéticamente activados han sido balanceados para favorecer la activación de los sistemas de protección natural de los efectos nocivos de radiaciones de diferentes frecuencias.
  • Protege de los efectos energéticos negativos del espectro electromagnético en toda su banda, desde las radiofrecuencias y las microondas pasando por las radiaciones telúricas y las ionizantes hasta la que denominamos radiación humana, ligada especialmente a las sobrecargas emocionales que afectan a nuestros sistemas de adaptación.
  • Promueve:
    - La activación de la resonancia armónica del propio biocampo, lo que mejora la capacidad de adaptación del organismo a sobrecargas energéticas exógenas.
    - La regeneración por biorresonancia del campo bioplásmico, evitando así que las fugas, debilitamientos y congestiones de la red energética aumenten la susceptibilidad individual a las radiaciones patógenas.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud . 

 

jueves, 22 de noviembre de 2012

Las intolerancias o sensibilidad alimentaria

Os dejamos a continuación el artículo de nuestra compañera Deva Camino Monteserín que ha sido publicado en la revista ACCUACTUAL (Asociación de enfermos de Crohn y colitis ulcerosa del Principado de Asturias)



Cuando desde ACCU se me propuso hacer un artículo sobre las intolerancias alimentarias, me pareció muy interesante. Si digo esto es porque se trata de un tema todavía poco conocido para buena parte de la población y sin embargo más habitual de los que nos pensamos, y en ocasiones con gran repercusión sobre la salud de los que lo padecen

Para realizar este artículo se me han planteado una serie de preguntas a responder que abordaremos un poco más adelante, pero lo primero es comprender que es una intolerancia alimentaria, o sensibilidad alimentaria como prefiero denominarla.

Ante todo una sensibilidad alimentaria no es una alergia. Mientras que en una alergia usualmente aparecen de forma rápida síntomas severos e inequívocos como vómitos, diarrea, edema, urticaria o dificultad respiratoria (pudiendo incluso a provacar la muerte), en las sensibilizaciones alimentarias los síntomas son más difusos, si bien algunos pueden ser compartidos por ambos trastornos: molestias digestivas, cefaleas, atopias dérmicas, dolores musculares, retención de líquidos, fatiga injustificada...

Tradicionalmente se han definido las alergias alimentarias como reacciones adversas frente a los alimentos en las que interviene el sistema inmune, mientras que se creía que en las intolerancias este no actuaba, tratándose en la mayoría de las ocasiones de transtornos de tipo metabólico; Por ejemplo: en la intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche) ese transtorno metabólico sería el déficit de la enzima que la descompone: la lactasa.

En los últimos años han surgido sin embargo diferentes estudios que indican que existen intolerancias en las que también interviene el sistema inmune (defensivo). Mientras que en las alergias interviene la inmunoglobulina E* (Ig E) es estas intolerancias o sensibilizaciones alimentarias intervendría inicialmente la inmunoglobulina A y posteriormente, tras varias exposiciones a la sustancia causante de la reacción, la inmunoglobulina G. 
Existe cierta confusión sobre la definición de estos trastornos refiriéndonos a ellos como sensibilidad alimentaria, intolerancia alimentaria o alergias no mediadas por Ig E.

Por otra parte en las alergias "clásicas" los síntomas se dan ante cualquier exposición a la sustancia alérgica y de manera inmediata o poco tiempo después de haber ingerido el alimento. Por contra en la sensibilización los síntomas aparecen tras exposiciones repetidas, como una intoxicación que se sucede lentamente, y pueden manifestarse horas, en incluso días, después del último contacto con la sustancia desencadenante. Pongamos un ejemplo con una pequeña escala de tiempo que nos permita comprender esto mejor:

Si sufrimos una sensibilización al huevo podemos comer un día un huevo frito y no tendremos síntomas aunque la reacción inmunológica interna haya comenzado. Al día siguiente desayunaremos un riquísimo bizcocho casero, cuya receta incluye huevo, y la reacción continuará en nuestro interior, de forma asintomática, sin embargo el tercer día nos comeremos una tortilla de patatas, que horas después de su ingesta nos producirá una ligera cefalea, apenas cierto embotamiento. 
El cuarto día, hacia el mediodía, cogemos una pequeña galleta con el café, en cuya composición también hay huevo, y ese mismo día, al llegar la noche, sufrimos una dolorosa cefalea que nos es imposible relacionar con el huevo que hemos comido al principio de la semana.

Algunos de los alimentos que causan con más frecuencia sensibilización (o intolerancia) son: leche, trigo, huevos, carnes de ganadería industrial, mariscos, frutos secos, quesos,... En algunos de estos casos, como en el de las carnes debemos de destacar que un estudio adecuado puede indicar que la intolerancia no es a la propia carne sino a las sustancias empleadas para su engorde artificial (hormonas, antibióticos...), lo mismo sucede con los pesticidas o fertilizantes en los vegetales, y todo tipo de aditivos alimentarios (conservantes, colorantes,...)

Otro aspecto muy a tener en cuenta es el posible origen de estas sensibilizaciones. Existen diversos estudios que señalan a la permeabilidad intestinal (o síndrome del intestino agujereado) como principal causante de estos problemas. Si bien, ya hemos hablado alguna vez en esta revista de ello, no estaría de más que lo recordásemos:

En nuestro intestino existen células que permiten que los nutrientes pasen a través de ellas (Enterocitos) y desde ahí al torrente sanguíneo o linfático para ser distribuidas por todo nuestro organismo.

Cuando las uniones entre esas células se debilitan, se crean "poros" por los que pasarán a nuestro interior todo tipo de partículas no nutritivas, virus, bacterias o sustancias alimentarias no digeridas y "demasiado grandes", en una forma que resulta extraña para nuestro sistema inmune. Una vez dentro este sistema defensivo puede reaccionar frente a ellas formando inmunocomplejos** que podrían desencadenar reacciones de inflamación en diferentes tejidos. Finalmente esos tejidos acabarían dañándose como resultado de una inflamación continuada.

Como vemos las consecuencias de esta permeabilidad van sucediéndose y agravándose con el tiempo, de manera que un tejido alterado puede dar lugar a reacciones de autoinmunidad en las que el propio sistema inmune ataca a ese tejido, y desencadenar así una enfermedad de tipo autoinmune cuyos síntomas pueden trastocar de manera determinante la vida de una persona.

Es por ello que debemos tratar de evitar la porosidad de nuestro intestino y para ello debemos procurar evitar su inflamación. Si bien en los pacientes de colitis crónica o crohn esto es muy complicado sí que resulta de máximo interés, y podéis además, desde vuestra propia experiencia, prevenir a los más allegados para que cuiden su intestino.

Para esto resulta muy importante, entre otras medidas, controlar el estrés y moderar el consumo de grasas saturadas (ya que facilitan los procesos inflamatorios), evitar los aditivos artificiales (alimentos procesados), el tabaco, los picantes, el alcohol, el café y disminuir en lo posible el consumo de fármacos.

Especial cuidado debemos tener con los antibióticos y algunos antiinflamatorios, que además pueden ser sustituidos en la mayoría de las ocasiones por alternativas naturales como la equinácea, el propóleo, el harpagofito... También sería recomendable evitar los anticonceptivos orales, otro de los grandes causantes de permeabilidad, que podrían ser sustituidos por el anillo o los parches anticonceptivos.

Es también de suma importancia el mantenimiento de una flora intestinal adecuada, potenciando el crecimiento de las que podríamos denominar "bacterias buenas", que crecen en simbiosis con nosotros. Para ello deberemos procurar una dieta con un consumo bajo de azúcares, elevado en fibra (verduras, frutas y cereales integrales) y donde estén presentes además alimentos fermentados como los yogures naturales o el kéfir que aportarán a su vez bacterias beneficiosas para nuestro intestino y nuestra inmunidad.

Una vez más y como podemos comprobar, la clave está en una educación sanitaria basada en la prevención, y de ello debemos hacer participes a todos nuestros allegados. Aprovecho este espacio para recordar que el consumo de azúcar se ha disparado en todo el mundo. Debemos de tener en cuenta que hasta el siglo XVIII el azúcar blanco se trataba de un alimento exótico y de lujo, apenas presente en la alimentación de las clases más adineradas. Por contra, hoy en día, el consumo de azúcar se ha hecho omnipresente, alcanzando cifras abrumadoras, que rondan los 80 kg de azúcar por persona y año en algunos países. Debemos intentar frenar esta tendencia y así evitar, como sucede actualmente, que nuestros niños en la primera década de su vida hayan ingerido ya mucha más azúcar que sus abuelos en toda su vida. Nuestro metabolismo no está preparado para esto, y de ahí pueden derivar mucho otros transtornos: oxidación, intolerancia a la glucosa, diabetes tipo II,...

Pensemos que el azúcar no está tan solo en las chuches o los dulces sino también se añade a las conservas, el tomate, la mahonesa, el cacao, el jamón york, yogures, refrescos,... o se incrementa mediante diversos mecanismos como sucede en los zumos concentrados. El azúcar se encuentra además de manera natural en la leche, las frutas, las verduras, y en su forma más compleja en todas las harinas y tubérculos como los patatas. 
Debemos ejercer nuestras responsabilidad como adultos informados y prevenir así a nuestros niños y adolescentes.

Como veis, y como ya casi resulta habitual en mis artículos, una vez más me he alargado más de lo que tenía previsto, pero es que en salud todo es uno, y todo está relacionado, influyendo así múltiples factores en nuestro bienestar.

Ahora ya sí, y sin más dilación, paso a contestar las preguntas que de forma directa se me han planteado desde la dirección de la revista:

¿Ayuda a mejorar a un enfermo de Ell saber si padece alguna/s intolerancia/s alimentaria/s?
Como a cualquier persona que padezca una intolerancia, la respuesta es sí. Además, en este caso la intolerancia puede agravar algunos de los síntomas propios de las Ell: diarrea, dolor abdominal, nauseas, cansancio, dificultades en la absorción de determinados nutrientes,...


¿Las intolerancias hacia ciertos alimentos pueden variar con el tiempo o perduran?
Si bien tienden a perdurar y empeorar, sí es cierto que tras periodos en los que se evite al alimento responsable y se haga un adecuado tratamiento para la disminución de la permeabilidad intestinal: cambios dietéticos, suplementación, por ejemplo con ácidos grasos omega 3 (procedentes de pescados) y tratamiento con sustancias antiinflamatorias y regeneradoras de la mucosa intestinal, como los contenidos en ciertas plantas, esta puede desaparecer.
De igual modo si no se tratan convenientemente la permeabilidad tiende a aumentar y con ello se incrementa el riesgo de aparición de nuevas intolerancias.

¿Que síntomas suelen aparecer cuando existe alguna/s intolerancia/s alimentaria/s, suelen ir aumentando a lo largo del tiempo?
Como ya hemos dicho antes los síntomas son muy variados, en ocasiones agravan problemas ya existentes y otras ocasiones nuevas sintomatologías.
Los más frecuentes son los síntomas digestivos de todo tipo: estreñimiento, dolor, nauseas, hinchazón, diarrea...
Les siguen los síntomas dermatológicos: urticarios, eczemas, acné fuera del periodo adolescente,...
Son también muy habituales las cefaleas y en menor medida la rinitis y la dificultad respiratoria, además de otros más difusos como el cansancio constante, el nerviosismo, dolores articulares y musculares, o retención de líquidos persistente, que dificulta la pérdida de peso a no ser que se elimine ese alimento. Como vemos el abanico es muy amplio lo que puede complicar enormemente el diagnóstico.

¿Que tiempo suele pasar desde que se deja de tomar el alimento que produce intolerancia hasta que desaparecen los síntomas?
Usualmente unas pocas semanas es suficiente para notar la mejora, sin embargo existen síntomas que pueden desaparecer a los poco días y otros que irán disminuyendo paulatinamente durante varios meses. Como ya hemos indicado en ocasiones la intolerancia agrava sintomatologías preexistentes, con otros orígenes, por lo que estas perduran pero disminuye su intensidad o su frecuencia.

¿Cuándo debemos eliminar alimentos de la dieta, debemos sustituirlos por otros que contengan similares propiedades?
Por suerte la naturaleza nos brinda una amplia gama de alimentos en los que encontrar los nutrientes presentes en el alimento que convenga eliminar. Muchas veces la necesidad de un alimento no es tanto nutritiva como para satisfacer nuestro paladar y esto implica simplemente un cambio de costumbres. Por ejemplo si tenemos intolerancia al trigo no podremos tomar sus derivados: pasta, pan,... pero sí la pasta y el pan hecho a partir de otros cereales a los que no presentemos sensibilidad: la espelta (escanda en asturiano), el centeno, el arroz, el maíz,...

¿Existe algún estudio que nos de porcentajes actuales de intolerancias en la población?
Existen diversos estudios que nos hablan de entre un 30 y un 40% de la población afectada por diferentes tipo y grados de sensibilidad alimentaria en los paises occidentales. En algunas de ellas existe una predisposición genética pero el hecho de que se hayan incrementado tanto en los últimos años hace pensar que existe una relación con el estilo de vida de las denominadas sociedades modernas: los aditivos, el estrés o un consumo excesivo de tóxicos (tabaco, alcohol, algunos fármacos,...)

¿De que manera podemos averiguar cual/es alimentos nos producen intolerancia/s?
Existen diferentes estudios que nos pueden ayudar: sanguíneos, dérmicos, respiratorios, inmunológicos, por saliva, bioeléctricos... si bien debemos aclarar que se tratan de test orientativos y muchos de ellos aún se encuentran en fase de perfeccionamiento. Aún así se trata de estudios que pueden mejorar mucho la calidad de vida de algunas personas. El que más conozco se trata del test bioeléctrico, desarrollado por la universidad de Bolonia y de reciente implantación en España, por su peculiaridad aclararé que consiste en la emisión de distintos impulsos eléctricos con la radiofrecuencia de cada alimento, a partir de ahí analiza como afectan al potencial bioeléctrico de nuestro organismo.

La capacidad de diagnosticar y curar a través del potencial bioeléctrico era conocido desde hace siglos por la medicina oriental, sin embargo ha sido aceptado hace tan solo unos años por los paises occidentales a partir del reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), lo que permitió en su momento la aceptación de técnicas tan útiles como la acupuntura.
Volviendo al test también es cierto que presenta algunas restricciones, como que las personas que quieran someterse a él no pueden estar tomando determinados fármacos, de lo cual el paciente debe ser convenientemente informado para evitar unos resultados erróneos.

Por otro lado el nivel de intolerancia a los alimentos no siempre es igual, y habitualmente se clasifican en alto, medio o bajo y según esto se deberán adaptar las medidas dietéticas. Es por ello que debemos asegurarnos de que estos estudios son llevados a cabo por profesionales de la salud, que puedan posteriormente orientarnos en cómo mejorar nuestra alimentación de manera personalizada, según los resultados del test.

Nada más que añadir por mi parte, tan solo agradeceros una vez más vuestra invitación a participar en esta revista, todo un placer, y desearos un feliz otoño, en el que, con la vuelta a la rutina, os plantéis nuevos y beneficiosos hábitos con los que cuidaros cada día un poco más.



*Inmunoglobulina: molécula del sistema inmunitario que se une a sustancias extrañas (Antígenos) para indentificarlas y/o neutralizarlas.
** Inmunocomplejo: La unión de una inmunoglobulina con un anticuerpo. Esta desencadenará una respuesta del sistema inmune.
*** Los consejos aquí mencionados no sustituyen a la visita médica.

martes, 20 de noviembre de 2012

Diferencias Maquillaje Sante - Maquillaje convencional






Ingredientes SANTE Cosmética natural Cosmética convencional Aclaraciones
Grasas y aceites Aceites y ceras naturales como jojoba, almendra y aceite de aguacate, ricino, cera de abejas, manteca de cacao, cera carnauba, lanolina Aceites de parafina contenidos en casi todos los productos de maquillaje Si se ingieren ceras de parafina, éstas se pueden almacenar en el hígado, riñones o nodos linfáticos. También pueden penetrar a través de la piel al interior del cuerpo.
Siliconas contenidas en barras de labios, brillos de labios y make-ups (maquillajes de fondo) Un lípido sintético;algunas siliconas volátiles pueden ser tóxicas para el hígado
Pigmentos colorantes Pigmentos colorantes minerales como óxido de hierro, hidróxido de hierro, óxido de titanio y mica Colorantes de anilina y azoicos contenidas especialmente en barras de labios y sombras de ojos de color Componente colorante. Anilina es un veneno de la sangre y de los nervios y está bajo sospecha de causar cáncer
Filtros UV Filtros de luz minerales con base de óxido de titanio o óxido de cinc Filtros UV químicos contenidos en make-ups, barras de labios y sombra de ojos Están bajo sospecha de actuar como hormonas
Emulgente Emulgentes totalmente vegetales PEG y derivados de PEG. Contenido por ejemplo de emulgentes en make-ups Pueden hacer la piel más permeable y así hacer penetrar toxinas en el cuerpo.
Fragancias y aromasAcéites esenciales y aromas naturales Componentes aromáticos de síntesis Desencadenantes en alergias
Almizcles policíclicos Están bajo sospecha de causar cáncer. Incluso pueden almacenarse a través de la leche materna en el organismo del niño
Conservantes Sistemas de conservación naturales Formalaldehido/Compuestos que liberan formalaldehido Formalaldehido es una sustancia sospechosa de causar cáncer
Compuestos alógenos orgánicos Desencadenantes de alergias y bajo sospecha de promover cancer
Ftalatos. Se emplean por ejemplo para estabilizar perfumes Influencian en el sistema de protección de la piel. Están bajo sospecha de actuar como hormonas y de dañar el hígado, riñones y órganos de reproducción


viernes, 16 de noviembre de 2012

Inmunoactiv DF

El sistema inmunitario lo forman un conjunto de mecanismos de defensa diseñados para mantener la integridad biológica frente a agentes externos o internos extraños. Se adquiere al nacer, y va madurando y consolidándose durante los primeros años de vida.

Uno de los componentes esenciales de la línea defensiva temprana del sistema inmunitario son las Células Asesinas Naturales (células NK): son leucocitos que se activan por interferones inducidos en respuesta a virus. Reconocen y lisan células "enfermas", infectadas por virus o malignizadas (cancerosas). La función de las NK se activa por IFN-α e IFN-ß (liberados por muchas células enfermas al inicio de la infección), y por IL-12 (producido por macrófagos).
A su vez, la IL-12 y el TNF-α (también del macrófago) provocan que la NK secrete grandes cantidades de IFN-gamma, con lo que se mantienen a raya ciertos patógenos intracelulares hasta que se activen las células T.

Poseen un papel importante en los primeros días de una infección vírica, al eliminar células en las que el virus se esté multiplicando, y en los primeros estadios de desarrollo de las células tumorales.

Laboratorio EGLÉ ha desarrollado Inmunoactiv DF donde la sinergia de sus componentes junto con el amplio espectro de aplicación permiten una prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas y de los procesos cancerígenos, actuando incluso antes de que en las pruebas clínicas aparezcan alteraciones detectables (fiebre, astenia, tumor,...) al favorecer la actividad de las NK.

En su composición está presente:
  • Agaricus blazei (40% polifenoles), es el hongo que tiene el mayor contenido de beta-glucanos, especialmente el 1-6 B-D-glucano, son los polisacáridos que aceleran el crecimiento de los macrófagos, que son los responsables de una de las primeras defensas del organismo contra agentes externos.
  • Ganoderma lucidum (Reishi, 50% polisacáridos), este hongo contiene gran cantidad de nutracéuticos, más de 200 componentes, entre los que destacan ácidos grasos insaturados, alcaloides naturales, abundantes polisacáridos y minerales como el Germanio y el Calcio. Tiene propiedades inmunomoduladoras, además de reducir la resistencia insulínica, lo que mejora la resistencia del organismo.
  • Jengibre (5% principios picantes), tiene actividad antiinflamatoria, ya que los gingeroles son potentes inhibidores del metabolismo del ácido araquidónico tanto por la vía de la cicloxigenasa como de la lipoxigenasa, lo que protege a la mucosa digestiva y facilita la absorción. Además tiene actividad estimulante de la secreción gástrica favoreciendo la actividad de la lipasa y disacarasa, lo que facilita la absorción de los compuestos presente en esta fórmula. 
  • Arabinogalactanos, son carbohidratos complejos, que se pueden encontrar en algunos alimentos como las zanahorias, el maíz, el trigo, los guisantes, los tomates, el vino tinto, el coco y en algunas plantas medicinales como: la Echinacea purpúrea, Thuya occidentalis, Viscum album, Angelica acutiloba, Baptisia tintoria y la Curcuma longa. Su principal función se refiere a su potente capacidad estimuladora del sistema inmunológico.
  • Beta 1,3/1,6 glucano, activa los receptores específicos situados en la superficie de los macrófagos, desencadenando de este modo una cascada de acontecimientos que llevan a la creación de todo un arsenal de defensas inmunitarias.
 Inmunoactiv DF se debe administrar durante largos períodos de tiempo para mantener el sistema inmunológico en su máximo rendimiento, especialmente en los procesos infecciosos, en épocas invernales, en períodos de sobreesfuerzo físico e intelectual y cuando haya antecedentes de padecimientos tumorales. Se pueden tomar cada día durante meses, sin riesgo de que el organismo adquiera una tolerancia que disminuya su eficacia.

Composición: 
  • E.S.S. Reishi (ganoderma lucidum) 50% polisacáridos         200mg
  • E.S.S. Agaricus (agariculs blazei murill) 40% polisacáridos  200 mg  
  • E.S.S. jengibre (zinziber officinalis roscoe) 5% gingeroles      50 mg 
  • Arabinogalactanos (larix occidentalis)                                      50 mg
  • Beta 1,3/1,6 glucanos (saccharomyces cerevisiae                100 mg 
 Excipientes tecnológicos: estearato de magnesio y dióxido de sílice.
 
Dosis recomendada:
Entre 1 y 3 cápsulas al día, repartidas en 2-3 tomas durante las comidas.  
 
 
La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud . 
 
 
 

Translate