jueves, 26 de octubre de 2017

Dieta para prevenir las piernas cansadas

El "Síndrome de las Piernas Cansadas" aparece como consecuencia de la mala circulación sanguínea, produciendo hinchazón en las venas de las piernas, pesadez en las rodillas o calambres.


Alimentación saludable para combatirlo

La sensación de pesadez y cansancio en las piernas afecta a tres de cada diez mujeres española, según el estudio "Percepciones y hábitos de las mujeres españolas en relación a la salud de sus piernas y la IVC".
Una alimentación saludable ejerce un efecto positivo en la circulación venosa; por ello, presentamos cinco alimentos que no pueden faltar en la dieta de una persona propensa a sufrir este problema:
  1. Aceite de oliva y frutos secos: son ricos en ácidos grasos poliinsaturados que disminuyen los niveles de triglicéridos y de colesterol, fluidificando la sangre. También están presentes en el pescado azul, como el salmón, que contiene ácidos grasos omega-3; las semillas de lino o la soja.
  2. Agua: un litro y medio de agua al día ayuda a eliminar las toxinas, mejorando la circulación. La clave es mantenerse hidratado mediante tés, infusiones o jugos puros de frutas y verduras.
  3. Jugos de fruta, de mirtilo negro, granada o arándanos, ricos en taninos y flavonoides que ejercen una acción beneficiosa sobre las paredes venosas.
  4. Judías verdes: son ricas en potasio (1.300 mg por cada 100 g), mineral implicado en el movimiento muscular y en su mantenimiento saludable. Los plátanos, el germen de trigo o las legumbres también son una buena fuente de potasio.
  5. Frutos rojos: los antioxidantes presentes en los frutos rojos favorecen el alivio de las piernas, pues poseen una acción antiinflamatoria y vasoconstrictora.
Además, hay complementos alimenticios que pueden ayudar a aliviar la pesadez de las piernas, como los preparados a base de Castaño de Indias: las semillas frescas de este árbol tienen escina, una componente que consigue disminuir la viscosidad de la sangre -volviéndola más líquida-, facilitando el flujo sanguíneo. También descongestiona los vasos sanguíneos y aumenta la resistencia capilar.


Información facilitada por A.Vogel


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

jueves, 19 de octubre de 2017

Virtudes de la soja. Los beneficios desconocidos.


Basándose en comprobaciones científicas extraídas de más de cincuenta estudios independientes, el Organismo Estadounidense para el Control y Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) ha decidido permitir a los productores de alimentos que contengan un mínimo de 6,25g de proteína de soja por ración, inscribir en el envoltorio del comestible o la bebida en cuestión la indicación: "25 g de proteína de soja al día, incluidas en una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, pueden reducir el riesgo de sufrir transtornos cardíacos"

Las autoridades reguladoras estadounidenses examinaron un número suficiente de estudios para convencerse de que, en personas con un alto índice de colesterol, al reemplazar todas o una parte de las proteínas animales de su dieta por proteínas de soja, tanto el índice total de colesterol como el de colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad, más conocido como "colesterol malo") se reducen considerablemente

Teorías acerca de sus beneficios

Aunque todavía no se sabe con certeza cual es el mecanismo por el que la proteína de soja produce tales efectos, los investigadores han formulado varias hipótesis. Podría deberse al hecho de que favorece la secreción de ácidos biliares, lo que produce la reducción del nivel de colesterol en la sangre.

Otra teoría defiende que la proteína de soja estimula el hígado y éste reacciona reduciendo el nivel de colesterol LDL en la sangre, o bien que las isoflavonas de esta leguminosa actúan como antioxidantes, o favoreciendo la vasodilatación y reduciendo de este modo los daños producidos por este tipo de colesterol y los depósitos que deja en las paredes arteriales.

Sea cual sea la explicación correcta, en lo que respecta a las isoflavonas, la acción protectora que potencialmente ejercen no se limita al corazón. Se considera que tanto las isoflavonas, calificadas por algunos expertos de arma secreta de la soja, como los lignanos de esta planta están estructuralmente emparentados con lo estrógenos (hormonas humanas)


Isoflavonas, genisteína y estrógeno humano

Lo más sorprendente de los estrógenos vegetales que aparecen en la soja es que la similitud de su forma y su estructura con los estrógenos humanos significa que pueden acoplarse a los receptores beta del estrógeno, pero, al ser más endebles que el estrógeno humano, son susceptibles de reducir el riesgo de que se inicie el proceso de división celular.

La genisteína también ejerce una gran influencia en el crecimiento y el control celular, puesto que ayuda a inhibir tanto la acción de las enzimas necesarias para la división celular, como la vascularización, controlando así la reproducción de las células cancerígenas.

Las propiedades beneficiosas de la soja no acaban ahí. Parece se que, en las mujeres premenopáusicas, los estrógenos vegetales de esta planta atenúan los efectos del estrógeno humano. A las mujeres posmenopáusicas, cualquier efecto del estrógeno vegetal, por leve que sea, les ayudará a reducir los efectos de la menopausia, ya sea a corto o largo plazo

Varios estudios han revelado que, administrando 40g adicionales de proteína de soja al día, se incrementa el aporte mineral a ciertas vértebras de la columna, además de reducirse la intensidad de síntomas menopáusicos, tales como los sofocos.

En países como Japón, donde el promedio de estrógenos vegetales ingeridos oscila entre los 20 y los 50mg diarios, el riesgo de padecer cáncer de mama es entre cinco y ocho veces menos que en Europa occidental, donde la media es de 1mg diario.

Parece ser que incrementando la ingesta diaria de soja, no sólo se puede reducir el riesgo de padecer trastornos cardiacos, sino que además se podría contribuir a fortalecer la salud de mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas. Sin duda alguna, cada vez se encontrarán en más productos a base de soja en los que se resalten las propiedades beneficiosas en este componente.


Información cortesía de Solgar España.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 5 de octubre de 2017

Policitemia


En un anterior artículo hemos hablado sobre la anemia; los diferentes tipos y posibles tratamientos.
Haciendo referencia a este tema, en el de hoy hablaremos del caso opuesto, la policitemia.

La policitemia es el exceso de hematíes en la sangre. Aunque no existe una única causa para la policitemia, se sabe que hay varios factores que contribuyen a la producción anormal de glóbulos rojos.

  • Congénita: Un componente hereditario aún desconocido. En algunos casos se detectan anomalías en los cromosomas 8, 9, 17, 20, que podrían explicar esta enfermedad.
  • Formación endógena de glóbulos rojos: En estos casos los pacientes presentan una producción de eritrocitos (glóbulos rojos), exagerada, sin evidencia de alteración de sus receptores ni de otros factores.
  • Fisiológica: En determinados momentos de nuestra vida, por cambios producidos en nuestro organismo, se necesitan más glóbulos de lo habitual, y por tanto se sintetizan en mayor cantidad. Un ejemplo de cambio fisiológico se este tipo sería en caso de embarazo. En este caso no es preciso darle mayor importancia ni tratamiento, porque remite espontáneamente al finalizar el periodo de gestación.
  • Alteraciones en los receptores de factores hematopoyéticos: esto significa que existe una respuesta anormal a estímulos de los factores productores de células sanguíneas en los receptores de una proteína llamada trombopoyetina, que va a dar lugar a una formación descontrolada y patológica de glóbulos rojos. 

Al aumentar el número de hematíes, la sangre es más espesa de lo normal y puede dar problemas circulatorios, sobre todo a nivel de pequeños capilares, que son los periféricos. La sangre tiene dificultad para llegar a los lugares más irrigados por pequeños capilares, y así, aunque secundariamente, la respiración celular estará afectada por mala circulación.
Por otro lado al haber más cantidad de hematíes, hay un mayor metabolismo, es decir, una mayor destrucción y producción y a largo plazo puede producirse una acumulación de hierro en el hígado (que no es eliminado fácilmente por el organismo).Esta acumulación de hierro en el hígado puede ocasionar lesiones en los hepatocitos y acabar en cirrosis. (Hemocromatosis).


CUADRO CLÍNICO DE PACIENTES CON POLICITEMIA:
  • Problemas circulatorios en las extremidades (hormigueos)
  • Picores generalizados
  • Coloretes en las mejillas


TRATAMIENTO:

El objetivo de los tratamientos, es reducir el espesor de la sangre, evitando así, problemas de coagulación y sangrado.
Se utiliza un método llamado flebotomía, que consiste en que semanalmente se haga una extracción de sangre, hasta que el nivel del hematocrito disminuya.
La terapia con luz ultravioleta puede disminuir los picores en los pacientes que lo experimentan.
No es conveniente tomar suplementos, que no alimentos, que contengan vitamina C porque en este caso la vitamina C en vez de comportarse como un antioxidante, tiene actividad pro oxidante celular.


Sheyla Burón Castroagudín


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


Translate