jueves, 22 de febrero de 2018

Las mejores fuentes de vitaminas

Las vitaminas son esenciales para nuestro bienestar y para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo,  el cuerpo sólo es capaz de producir la vitamina D; todas las demás vitaminas debemos proporcionárselas con la alimentación. ¿Conoces para qué sirve cada vitamina y en qué alimentos puedes encontrarlas?


VITAMINA A

La vitamina A o retinol es liposoluble y su precursor es la provitamina betacaroteno (sustancia que confiere el color naranja a las zanahorias). La vitamina A desempeña un papel importante en procesos biológicos como por ejemplo la reproducción, la regeneración de la piel, el cabello o las uñas, el desarrollo de una buena visión, el sistema inmunitario, las mucosas, los huesos, los dientes y la protección celular. Al tratarse de una vitamina liposoluble, se almacena en el hígado.

Donde se encuentra
La provitamina betacaroteno se encuentra el alimentos de origen vegetal como las zanahorias, las frutas amarillas, naranjas, rojas o verdes (como albaricoques, melocotones, melón, papaya) y en las legumbres, mientras que la vitamina A se encuentra en alimentos de origen animal como el aceite de hígado de bacalao, la mantequilla, el queso, la leche, los huevos, la carne, el hígado y los riñones.

Los "top" para el invierno: Los pimientos rojos, la col verde, las zanahorias -también en zumo-, el té matcha, la col de Bruselas y otras variedades de coles, el brócoli, las espinacas, los pepinos, las endivias, los germinados de soja, las chicorias o el apio.


VITAMINA B
Es un complejo de vitaminas que incluye varios tipos, como la B1, B2, B3, B5, B6, B9 y la B12, todas ellas indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Entre otros beneficios, las vitaminas del grupo B, metabolizan lípidos, proteínas y glúcidos, mantienen el buen funcionamiento del sistema nervioso, producen glóbulos rojos, ayudan al sistema inmunológico y a las defensas, protegen las mucosas, y son claves para la fabricación de hormonas del crecimiento, el pelo, la piel y las uñas.

Se trata de un conjunto de vitaminas hidrosolubles, es decir, que son absorbidas por difusión pasiva, no se almacenan y el excedente se expulsa por la orina.
Por este motivo es tan importante asegurarnos que se incluyen en la dieta de manera regular. La mayoría se encuentran en alimentos de origen animal, lácteos, levaduras, cereales de grano completo, legumbres, verduras y algunas frutas.

La vitamina B12 se obtiene mayoritariamente de alimentos de origen animal: por parte de personas que no los consumen -como pueden ser personas mayores y veganas- supone un reto el mantenimiento de un nivel saludable; de ahí que suela ser necesario un aporte extra de esta vitamina.

Dónde se encuentra
Se puede encontrar vitamina B12 en pequeñas cantidades en alimentos vegetales como la levadura de cerveza, algas, setas, el germen de trigo y la soja.

Los "tops" para el invierno: Los pimientos, el chucrut, la col de Bruselas, el brócoli, la col verde, la col china, las acelgas, los puerros, las endivias, el té matcha, la remolacha, el rábano, la cebolla, las patatas, los cítricos, las peras, las manzanas.


VITAMINA D
La vitamina D se forma en la epidermis gracias a los rayos solares, Debido a la falta de luz, en invierno el organismo necesita un aporte extra con la alimentación, ya que esta vitamina fortalece los dientes, los huesos, el sistema nervioso y el sistema inmunitario, y favorece el optimismo y la relajación.

Dónde se encuentra
En los pescados grasos, como el salmón, las anguilas o los arenques, en el aceite de hígado de bacalao, en la yema de huevo y en los cereales integrales y las setas.

Los "tops" para el invierno: Champiñones, cereales integrales, aceites de pescado -en poca cantidad-


VITAMINA E
La vitamina E es un antioxidante, protege las células de la destrucción por los radicales libres, actúa preventivamente contra la arteriosclerosis, las inflamaciones y el proceso de envejecimiento. Además, es clave para un buen riego sanguíneo, la coagulación, los ojos, y la fertilidad.

Dónde se encuentra
En los aceite y grasas vegetales -como el aceite de germen de trigo, de girasol o de soja-, en los frutos secos (como avellanas, nueces, almendras, cacahuetes o pistachos), germen de cereales, copos de avena integral y pan integral.

Los "tops" para el invierno: Chucrut, col de Bruselas, espinacas, col verde, coliflor y brócoli.


VITAMINA H
(Biotina)
Interviene en el buen desarrollo de los huesos y los dientes, la piel, las mucosas, el pelo, las uñas, la coagulación, las hormonas masculinas, la cicatrización y la vitalidad.

Dónde se encuentra
En la yema de huevo y el hígado, así como en la levadura de cerveza, los granos de soja, los copos de avena, los productos a base de trigo integral, en legumbres como los guisantes y las nueces.

Los "tops" para el invierno: Germinados, espinacas, lentejas, guisantes, nueces, champiñones.


Información facilitada por A.Vogel


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 15 de febrero de 2018

Yoga para conseguir una buena salud física y espiritual

El yoga es una disciplina de origen hindú que tiene como filosofía la unión física, mental y espiritual. De hecho, su nombre proviene del sánscrito "yoga", que significa "unión". 

Los practicantes de esta disciplina, conocidos como yoguis, no solo la consideran una actividad física, sino también una práctica orientada a la meditación, y a conectar el cuerpo, la mente y el alma.


Beneficios del yoga para la salud
Postura de la cobra
Existen muchas "asanas" o posturas para practicar yoga, con distintos niveles de dificultad. Algunas de ella requieren tener más flexibilidad, otras requieren tener más fuerza..., pero todas ellas pueden llegar a conseguirse con perseverancia, practicando diariamente, aunque la habilidad no sea nuestro punto fuerte.

Las asanas también constituyen una buena medicina preventiva e incluso algunas de ellas han sido utilizadas para tratar ciertos problemas de salud.
A continuación te indicamos algunos ejemplos relacionados con los beneficios del yoga.


Postura Salabhasana
Alivia los dolores de espalda
Según estudios realizados por la Universidad de Maryland, la combinación de la práctica de yoga con ejercicios de fisioterapia reduce la intensidad de los dolores en la zona lumbar. Además, a medida que aumenta la flexibilidad, desaparecen muchos de los dolores musculares provocados por las tensiones y las malas posturas.

Algunas de las asanas utilizadas para mejorar los dolores de espalda son la postura del saltamontes (Salabhasana), la del perro hacia arriba (Urdhva Mukha Svanasana) o la del embrión (Balasana).


Calma los síntomas físicos y psicológicos de la menstruación
La práctica frecuente de yoga mejora el estado de ánimo, el dolor menstrual y favorece la relajación en mujeres con síntomas físicos y psicológicos asociados a la menstruación, según indica un estudio inglés publicado en la revista The Journal of Alternative and Complementary Medicine, en el que participaron mujeres de edades comprendidas entre los 13 y los 45 años.


Mejora la respiración
La práctica de la respiración está orientada a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, aumentar la relajación y aliviar el estrés.
Las mejores asanas para ello son la postura de la cobra (Bhujangasana) y la postura de la montaña (Tadasana).


Reduce la presión arterial
Las personas que presentan prehipertensión, es decir, pacientes con la tensión ligeramente elevada y que tienen más riesgo de desarrollar hipertensión, consiguieron reducir su presión arterial con la práctica de una hora diaria de yoga. Así lo confirma un estudio realizado por los investigadores del Hospital Gangaram de Delhi (India).


Mejora la circulación
Las distintas posturas y los movimientos que se realizan en el yoga ayudan a que el sistema circulatorio funcione correctamente, lo que contribuye a prevenir la aparición de varices y arañitas vasculares.

De este modo, las "asanas", junto con una alimentación saludable, la meditación y unos valores acordes al yoga, ayudan a conseguir la conexión del cuerpo y la mente.


Información facilitada por A.Vogel


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


jueves, 8 de febrero de 2018

¿Sabías que...? Echinacea purpurea

¿Sabías que los preparados con extractos de Echinacea purpurea fresca minimizan el riesgo de sufrir complicaciones derivadas del resfriado  y la gripe?

La gripe es una infección respiratoria causada por cierto número de virus que se transmiten por el aire e ingresan en el organismo a través de la nariz o de la boca.
Los síntomas de la gripe aparecen súbitamente y pueden incluir dolores en el cuerpo y en los músculos, escalofríos, tos, fiebre (generalmente alta), dolor de cabeza y dolor de garganta, entre otros síntomas.

El resfriado común también es debido a un virus, y se suele propagar a través de diminutas gotitas aéreas que se liberan cuando una persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz, y en la mayoría de los casos causa rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudos. Asimismo, es posible que se presente dolor de garganta, tos y dolor de cabeza, pero raramente fiebre.

En ambos casos si la situación persiste, pueden aparecer una serie de complicaciones como neumonia, sinusitis, bronquitis, amigdalitis u otitis. Normalmente estas complicaciones se deberán a que el virus ha propiciado una infección bacteriana en las vías respiratorias superiores (fosas nasales, garganta) o en las vías respiratorias inferiores (pulmones).
Un estudio publicado este mismo año en la revista científica internacional Virus Research, ha demostrado cómo el extracto de Echinacea purpurea fresca ayuda a prevenir las posibles complicaciones del resfriado común y la gripe nombradas anteriormente. 
Esta acción se desarrolla mediante la inhibición de la expresión de ciertas moléculas de la membrana celular cuando la célula ha sido sometida a estrés celular (como lesiones o infecciones víricas), moléculas que sirven como anclaje a las bacterias oportunistas y favorecen el desarrollo de la enfermedad.

Hasta ahora se había podido demostrar su acción antivírica frente a los virus de diferentes tipos de gripe y también su acción antibacteriana frente a diversos tipos de bacterias grampositivas y gramnegativas. 
Asimismo se había demostrado cómo los preparados con extracto de Echinacea purpurea fresca modulan la respuesta inmunológica, reduciendo la inflamación, minimizando los primeros síntomas de la gripe y el resfriado.
También se había estudiado cómo el contacto entre los virus y el extracto de equinácea producía una inhibición de su poder de invasión en un estadio temprano de la infección, gracias a la modificación, en la superficie proteínica viral, de la hemaglutinina (HA), de
manera que el virus no puede anclarse a las células del organismo, y, por tanto, no puede infectarlas y replicarse (con lo que reduce el despliegue de virus y, por tanto, se minimiza la carga viral, lo que provoca que el organismo puede gestionar mejor la infección).

Este nuevo estudio proporciona una acción más holística si cabe al extracto de equinácea fresca, demostrando así, además de su ya conocido uso como preventivo del resfriado y la gripe, y su acción antiviral y antibacteriana, una acción preventiva de complicaciones en caso de padecer dichas afecciones.


Información facilitada por A.Vogel



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

jueves, 1 de febrero de 2018

Picea abies, el abeto


La pícea es un árbol de la familia de las pináceas, de hojas perennes y de gran talla, que puede superar los 60 metros de altura. Popularmente, la mayoría de las especies de la familia de las pináceas se conocen con el nombre de "pino".

La pícea crece desde Europa Central hasta el Gran Norte, a una amplitud superior a los 900 metros. Algunos ejemplares pueden llegar a vivir hasta 600 años; por ello no es de extrañar que la floración no tenga lugar hasta pasados los treinta años. De sus yemas y sus brotes tiernos se obtiene una resina y una esencia ricas en limoleno y pineno, muy beneficiosas para la salud.

Es una especie sensible a la polución, a las lluvias ácidas y a los suelos áridos. De hecho, algunos de sus componentes, como la piceina y el piceol, están considerados sustancias indicativas del estrés del árbol, ya que su producción aumenta si se somete a situaciones ambientales desfavorables.



Un poco de historia:


El abeto ha sido un árbol que ha a acompañado al hombre a lo largo de la historia. Los celtas lo apreciaban mucho e incluso lo consideraban como el árbol de la génesis de la luz, pues el abeto blanco estaba consagrado al solsticio de invierno ya que a partir del 21 de diciembre los días se alargaban y había más horas de luz. En la Edad Media se empezaron a distinguir claramente los diferentes tipos de Picea: Pinus y Larix. Más tarde, en el siglo XV, el reconocido botánico alemán Adam Lonitzer escribía que "las hojas de los pinos hervidas alivian la inflamación de las plagas y también el mal de dientes; para los hepáticos, se le añade un poco de miel. La resina cocida con miel es buena para los constipados, dolores de garganta llamados anginas, así como todas las lesiones externas del cuerpo".

Uso y propiedades:


El abeto es extraordinario para las vías respiratorias y para reducir la irritación de garganta, motivo por el cual se utiliza como componente de los jarabes para los catarros. De hecho, la Comisión E aprueba las indicaciones del aceite y los brotes de abeto para las afecciones de las vías respiratorias altas y bajas.


Los brotes de este árbol tienen gran cantidad de resina. Sus esencias principales son el alfa-pineno y el limoneno. El alfa-pineno es un broncodilatador de gran biodisponibilidad, con un alto grado de absorción pulmonar, además de ser un antiinflamatorio natural y un antibiótico de amplio espectro. El limoneno, por su parte, es la sustancia que da su olor característico a las naranjas y los limones. La combinación de ambos permite que el jarabe procedente de las yemas de abeto posea una acción balsámica y antitusígena que alivia la irritación de la garganta y la reconforta, contribuyendo al alivio de la tos seca e irritativa; una acción expectorante, reduciendo el exceso de mucosidad y ayudando a su expulsión; y una acción antiséptica, evitando las infecciones recurrentes de garganta favorecidas por los resfriados.


¿Cómo escoger el jarabe más efectivo?:


Los preparados fitoterapéuticos a base de yemas de abeto, en forma de jarabe, pueden resultar una solución natural interesante para aliviar cualquier irritación e inflamación de la garganta. Sin embargo, no todos los preparados son de igual calidad, ya que el proceso al que se someten las yemas y los brotes de abeto para su obtención pueden hacer variar notablemente la composición y por tanto la efectividad de los mismos.

Los jarabes obtenidos a base de yemas y brotes frescos evitan la pérdida de componentes volátiles que fácilmente se eliminan en los procesos de secado, y presentan por tanto mayor variabilidad de compuestos químicos, algunos de los cuales pueden ser los responsables de una mayor eficacia del preparado.

Información facilitada por A. Vogel


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


Translate