jueves, 1 de junio de 2017

Gripe estomacal o gastroenteritis

El término médico para una infección de estómago o de intestino es "gastroenteritis". Existe dos causas principales de gastroenteritis en la población adulta: el norovirus (causada por grupos de virus relacionados) y las bacterias en los alimentos que causan intoxicación alimentaria, como la salmonela, E. coli, listeria y campylobacter.

Los principales síntomas son diarrea y vómitos. También pueden incluir calambres estomacales, dolores/dolores de cabeza y una temperatura elevada. Y aunque los síntomas difieren ligeramente de un caso a otro, el vómito sólo debe durar de 24 a 48 horas, aunque la diarrea puede durar otro par de días.



PELIGRO DE DESHIDRATACIÓN


Los síntomas de la gastroenteritis pueden tener un efecto más grave en la absorción de agua y sales del cuerpo, lo que conduce a la deshidratación. Es importante que siga bebiendo líquido incluso si no puede mantener nada. El agua es ideal, pero también podría probar zumo de fruta o sopa clara si siente el deseo.



Los niños pequeños y los ancianos son particularmente susceptibles a la deshidratación. Así que en ellos se debe prestar mayor atención a señales como boca seca, orina de color oscuro, falta de energía y aturdimiento. Si además la diarrea persiste por más de 24 horas, debe llamar al médico para obtener asesoramiento.


Estos síntomas pueden comenzar muy de repente, generalmente un día o dos después de que se infecte, y puede durar por algunos días. No hay cura específica, así que hay que dejarle hacer su curso.
Afortunadamente no suele ser perjudicial y se puede lograr la recuperación completa sin necesidad de ver a un médico.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta si se contagian, es evitar salir y propagar la infección. Así que quedarse en casa y beber mucho líquido sería una buena opción (tomar sorbos pequeños puede ayudar),
Cuando sienta deseos de comer otra vez vaya a por algo fácil de digerir, como sopa, pan, arroz o pasta.


Si está cuidando de alguien que tiene norovirus, reduzca su propio riesgo de contagio, lavándose las manos con frecuencia y no compartiendo toallas o franelas con la persona que tiene el virus. También lave cualquier ropa o ropa de cama que pueda estar contaminada y rocíe superficies que pueden estar infectadas con un desinfectante adecuado, incluyendo el inodoro y el área circundante.


El norovirus a menudo es más común durante la temporada de frío, pero puede presentarse en cualquier época del año, y debido a que el virus está cambiando constantemente, se puede adquirir más de una vez.



¿CUÁNDO DEBE VER AL MÉDICO?


Si sus síntomas duran más de unos pocos días, si está muy deshidratado o si ya tiene una enfermedad grave,

Los síntomas a tener en cuenta son: sed fuerte, piel seca y arrugada, incapacidad para orinar, irritabilidad, ojos hundidos, pulso débil, latidos rápidos, manos y pies fríos y convulsiones.



CÓMO PREVENIR LA DIARREA DE LOS VIAJEROS


  • Por regla general, si viaja al extranjero (incluso si es solo en Europa) opte por el agua embotellada, hasta para cepillarse los dientes. Donde sea posible, elija agua carbonatada sellada.
  • Evite bebidas con hielo, ya que el hielo puede haber sido elaborado con agua del grifo. Sin embargo, las bebidas calientes son generalmente seguras si le garantizan que el agua se ha hervido correctamente.
  • No coma ninguna fruta o verdura cruda que no haya pelado y lavado. También evite las ensaladas verdes, a menos que esté seguro que sus ingredientes se han lavado con agua embotellada tratada, hervida o segura.
  • Finalmente si usted o sus acompañantes de viaje desarrollan un ataque de diarrea del viajero, lávese las manos con frecuencia para evitar propagar la infección a otras personas (considere llevar un gel desinfectante para las manos o toallitas húmedas para los casos en que no siempre haya acceso a jabón y agua).
Los alimentos que son fuentes típicas de organismos que causan intoxicación alimentaria incluyen comidas crudas como: crustáceos, huevos, carnes y también aves de corral e incluso la leche.
En casa, si no almacena, manipula o cocina a fondo estos alimentos a temperatura adecuada, puede convertirse en viveros de bacterias dañinas.



SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS QUE PODRÍAN AYUDAR DE VARIAS MANERAS

Los suplementos que contienen bacterias vivas como L acidophilus, L casei, S boulardii y B bifidus pueden actuar como una barrera contra cualquier bacteria potencialmente dañina que pase a través de su sistema digestivo. Trabajan para prevenir el crecimiento de organismos nocivos.
Numerosos estudios clínicos sugieren que tomarlos puede ser una forma eficaz de protegerse. Investigadores de todo el mundo han probado sus habilidades, y los resultados de las pruebas sugieren que las bacterias vivas pueden ayudar a aliviar la diarrea, incluyendo la diarrea del viajero.

Alternativamente, los suplementos de fibra soluble que contienen sustancias tales como fructo-oligosacáridos (FOS) pueden ayudar ya que estimulan el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas.
Además existen evidencias de que las bacterias vivas pueden apoyar el sistema inmunológico.

Otros complementos pueden ayudar a mejorar la función inmune son: la vitamina C y fórmulas multivitamínerales que incluyen buenos niveles de vitaminas C y D, zinc y selenio.

Como un preventivo, es posible tomar un suplemento de ajo para su efecto anti-viral. En un estudio se encontró que el ingrediente activo alicina, presente en el ajo, tiene actividades antibacterianas, antifúngicas, antiparasitarias y antivirales, incluso contra ciertas cepas de E. coli.



Información facilitada por Lamberts España



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate