jueves, 8 de junio de 2017

Tinnitus


Si escucha un zumbido, ruido, silbido agudo u otros sonidos en un oído, en ambos oídos, o en el centro de la cabeza, puede ser tinnitus.
Es más común en personas mayores de 65 años, aunque puede afectar a personas de todas las edades, incluido niños.

A menudo se describe como un sonido de timbre, pero puede presentarse como uno o más sonidos. Puede ser constante o intermitente, fuerte o silencioso, bajo, medio o alto (algunos dicen que suena como música). Muchas personas experimentan tinnitus de diferentes maneras.

Aquellas que son particularmente sensibles a los sonidos cotidianos tienen una condición llamada hiperacusia. Otras personas con tinnitus leve pueden notarlo cuando están en un ambiente tranquilo.



¿Qué lo causa?

Las personas mayores pueden experimentarlo porque sus nervios auditivos comienzan a estar menos sensitivos. Los más jóvenes pueden desarrollarlo porque tengan un daño interno del oído debido a la exposición a un ruido excesivo.
Otras causas pueden incluir una acumulación de cerumen o una infección del oído medio. Si tiene anemia también puede ser motivo, al igual que el tímpano perforado.

Algunas condiciones médicas también pueden causarlo. Tales como la otosclerosis (pérdida de la audición causada por un crecimiento óseo anormal en el oído medio) o enfermedad de Ménière, una condición que afecta a parte del oído interno).
En menor frecuencia , el tinnitus se puede desarrollar después de una lesión en la cabeza o la exposición a un ruido repentino o muy fuerte (por ejemplo, una explosión).

Igualmente puede ser ocasionado por ciertos medicamentos para la presión arterial alta o para la hiperactividad de la glándula de la tiroides. Ciertas personas sienten que su tinnitus empeora cuando están estresados, o se torna más evidente cuando están sentados o acostados. Pero para muchos, puede que no haya una causa obvia.



Cómo funcionan los oídos

Hay tres partes en el oído: el oído externo, medio e interno. Las ondas sonoras se concentren en el tímpano a través del oído externo. El sonido hace vibrar el tímpano y las vibraciones pasan por el oído medio. Tres pequeños huesos dentro del oído interno, donde entran en la cóclea.

La cóclea es un pequeño tubo curvado lleno de líquido y forrado con unos 15.000 pelos microscópicos. Cuando las
vibraciones llegan a la cóclea, hacen que los pequeños pelos se muevan, lo que desencadena una señal eléctrica que pasa a través del nervio auditivo. La señal es entonces transferida a la corteza auditiva a través de neuronas dentro del cerebro. La corteza auditiva reconoce y analiza la señal, permitiendo percibir la señal como sonido. Si parte de la cóclea está dañada, deja de enviar señales a las partes del cerebro.
Las señales de otras partes de la cóclea, que todavía funcionan, llegan hasta el cerebro, pero llegan sobre-representadas, lo que causa los sonidos del tinnitus.



Protegiendo su audición

Según los expertos, la exposición prolongada a un ruido más alto de 80 decibelios puede dañar su oído:

  • Si está expuesto a ruidos fuertes en el trabajo, utilice protectores auditivos.
  • Cuando utilice su reproductor portátil de música, apáguelo por lo menos durante cinco minutos cada hora y compre auriculares con cancelación de ruido o aislamiento acústico.
  • Evite estar cerca de altavoces.
  • Si tiene una infección en el oído visite al especialista.
El tinnitus no es dañino en la mayoría de los casos, y puede a menudo mejorar con el tiempo. Existen diferentes terapias para ayudarse a si mismo:

Terapia de sonido
Funciona proporcionando ruido suave de fondo, que distrae su cerebro y le hace menos consciente del ruido del tinntitus
Por ejemplo, sonidos naturales como un arroyo burbujeante, olas del océano, lluvia que cae y el canto de los pájaros.

La terapia cognitivo-conductual
Reduce la ansiedad que se experimenta como resultado de tener tinnitus, ayudando a aceptar los sonidos.

Relajación
Como una forma de tratamiento para el estrés.

Combatir la pérdida de audición
Si además sufre de alguna pérdida auditiva su tinnitus empeora. Corrigiendo esto, puede ser menos notable.



Remedios naturales

  • Ginkgo biloba: puede ayudar a impulsar la mala circulación en las partes del cerebro que afectan a los oídos internos. Existen algunos estudios con resultados positivos en estos casos. Otro estudio en 60 pacientes con tinnitus que recibieron una infusión de extracto de ginkgo seguido de un extracto por vía oral durante 10 días, también encontraron una mejora.
  • Magnesio: Dado que el magnesio contribuye al mantenimiento normal de la función nerviosa, ayuda a los nervios involucrados en el sistema auditivo. Algunos expertos creen que la falta de magnesio en las células capilares que se encuentran en la cóclea también puede favorecer al tinnitus.
    Otra teoría es que la exposición a ruidos fuertes puede desencadenar una sobreproducción de glutamato en el cerebro. El glutamato es necesario para enviar señales entre las células nerviosas, y se cree que el magnesio bloquea su producción.
  • Aceites de pescado: Existen evidencias que demuestran que la toma de ácidos grasos omega 3 (EPA), que se encuentran en el aceite de pescado, ayuda al cuerpo a fabricar las llamadas sustancias eicosanoides, las cuales ayudan a mejorar el flujo sanguíneo no sólo de los oídos, sino del cuerpo.
  • Valeriana: La valeriana podría ayudarte a dormir mejor. Diversos estudios prueban su eficacia como un remedio natural para los trastornos del sueño.


Información facilitada por Lamberts España


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate