jueves, 27 de febrero de 2014

Emociones luna - agua

                               



El agua debe permanecer en movimiento; tiene un ritmo, un ciclo que es gobernado sobre todo por el movimiento y la atracción gravitacional de la Luna. Las expansiones y contracciones diarias de los océanos durante las mareas son como el ciclo respiratorio de la Tierra.





La Luna es yin, el principio receptivo, femenino y oscuro, relativo al subconsciente: lo escondido y las emociones. El agua tiene esas mismas características. El estado del agua en su cuerpo puede reflejar el estado de sus emociones: Como el planeta, también nosotros podemos tener sequías e inundaciones, charcas estancadas y corrientes de agua fresca.




Todos tenemos nuestros ciclos. Muchos de nosotros poseemos ciclos en los que se liberan las emociones retenidas, como en las lluvias del invierno. Luego, con una nueva conciencia y expresión de estos sentimientos, viene un verdadero aligeramiento de nuestra energía.



El agua, retenidas a veces en el cuerpo junto con nuestras emociones, puede ser causa de letargia, lentitud, irritabilidad e incapacidad de expresarnos.


Desde el punto de vista chino, los individuos con deficiente energía del agua pueden tener dificultades para relajarse o descansar, y una incapacidad de reflexionar claramente. Un elemento agua equilibrado permite la fluidez, la capacidad de descansar y de nutrirse a uno mismo, y a los otros, de guiar la percepción y la reflexión, y de expresar los sentimientos, como el amor.


Las cualidades de la compasión, el entendimiento y la respuesta a las necesidades y sentimientos de los demás se consideran a menudo como nuestro aspecto femenino y maternal, y son también características del elemento agua.

Fragmento extraído del libro  “la Salud y las estaciones “  del  Dr. Elson M. Haas publicado por la editorial  Edaf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate