miércoles, 21 de marzo de 2012

La Labranza Toledana nos presenta su aceite Umbría Oretana

"La agricultura es la profesión del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre."
 Cicerón
 
 
 
La Labranza Toledana da nombre a una tradición familiar de varias generaciones dedicada al cultivo del olivo, almendro, cereal y legumbres. Siguiendo con el máximo respeto y rigor la sabiduría campesina ancestral, y mediante un uso racional de los recursos naturales y técnicos de los que se dispone, tratan de desarrollar una agricultura más libre e independiente de elementos ajenos al propio campo y su entorno. Organizan y participan en jornadas de información y cursos de formación en agricultura, difundiendo así, una manera de cultivar la tierra más digna para el que la trabaja, comprometida con el consumidor y respetuosa con el medio.
 
 
 
La agricultura ecológica tiene que servir para dar sentido a la frase de Cicerón, para devolver la dignidad al campo y la libertad al campesino.
Agricultores y ganaderos, que ven en su trabajo un oficio noble y ancestral, que con sentido común, sencillez y una enorme responsabilidad, tienen la imprescindible y gratificante tarea de alimentar al mundo. 
 
UMBRÍA ORETANA es el aceite que obtienen cada año, fruto de unos olivos centenarios de variedad Cornicabra, cultivados de forma tradicional y en secano. El mejor aceite está en el fruto sano cuando aún está en el árbol, únicamente se le quita lo que le sobra. Se separa previamente el hueso entero de la pulpa, para que el aceite del hueso no dañe el de la pulpa. Utilizan el hueso como combustible para la calefacción. De la pulpa y en frío se extrae el aceite, se clarifica por decantación natural y lo se envasa en rama. Con los dos subproductos resultantes, la hoja y el alperujo, se hace compost para devolverlos a la tierra de donde salieron. El aceite que queda en los depósitos es utilizado para hacer  jabón natural artesano con aloe vera.
 
 
 
Con un consumo racional y coherente de alimentos, enseres y servicios, se contribuye a una auténtica revolución ecológica, social y económica. La responsabilidad tiene que ser asumida y compartida entre productores y consumidores. Unos y otros deben buscar en su entorno más cercano los bienes de consumo y los elementos para producirlos.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate