miércoles, 26 de septiembre de 2012

Bálsamo reparador Idoki.

La piel, y especialmente la de la cara, está constantemente expuesta a múltiples agresiones ambientales, en forma de humo o polvo que se deposita en la piel; y también químicas, por la aplicación de determinados productos químicos o cosméticos mal conservados o de baja calidad.

El manto protector de la piel se deteriora y sufre un envejecimiento precoz, apareciendo lesiones descamativas, que frecuentemente derivan en la contaminación posterior y la aparición de infecciones.

Este tipo de lesión puede recuperarse con un tratamiento adecuado; sin embargo, se va haciendo más difícil a medida que la piel envejece.

El bálsamo reparador de Idoki, debido a los principios activos que utiliza, es antimicrobiano, reparador y cicatrizante, y por eso está especialmente indicado para acné, foliculitis, dermatitis atópica, queilitis o boqueras, dermatitis seborreica, y otras pequeñas heridas y úlceras cutáneas que se infectan con suma facilidad.

Dermatológicamente testado. Sin  parabenos, sin siliconas, sin colorantes y sin OMG´s.

Los principios activos utilizados en este producto son:
  • Centella asiática. La centella asiática es una planta medicinal que de forma tópica se utiliza en patologías dermatológicas, como cicatrización de heridas y escaras, prevención de estrías del embarazo, psoriasis, úlceras dérmicas, bucales o corneales, blefaritis, conjuntivitis y quemaduras.
  • Propóleo. Las abejas utilizan el propóleo para desinfectar la colmena, recubrir las paredes agrietadas y mantenerla libre de hongos, bacterias y otros invasores.




¿PARA QUÉ SE UTILIZA?

Queilitis o Boqueras
Comúnmente ocasionadas por hongos como la Cándida albicans
 


Eczemas, Dermatitis
Cursan con descamación y picazón intenso



Acné y Foliculitis
Frecuentemente contaminadas por bacterias, como el 
Propionibacterium acnes y el Estafilococo aureus



Calenturas y Vesículas
Producidas por el virus del Herpes simple



¿COMO SE APLICA?
Modo de empleo
Aplicar una pequeña cantidad 2 ó 3 veces al día, sobre las afecciones localizadas de la piel. La acción del producto se refuerza si se comienza el tratamiento con los primeros síntomas. Seguir aplicando hasta que desaparezca. 
Para uso externo. No aplicar en mucosas. Evitar el contacto con los ojos.

Principios activos
Centella asiática: cicatrizante, antiinflamatorio y reepitalizante
Propóleo: Antiséptico y antimicrobiano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate