jueves, 13 de marzo de 2014

Hierbas para el invierno


Durante el invierno, cuando una gran parte de la energía de las plantas está en las raíces, hervir algunas de ellas puede ser útil para las raíces de los hombres. Muchas raíces de hierbas son limpiadores del cuerpo y la sangre y fortalecedoras de sistemas específicos. Por ejemplo, la raíz de bardana es buena para los pulmones, la sangre y la piel; la raíz de consuelda ayuda a los pulmones y a los revestimientos mucosos, produciendo un efecto tónico especialmente en las paredes intestinales, incrementando el potencial de asimilación de los elementos nutritivos, proceso éste que es de singular importancia para su bienestar. No somos necesariamente lo que comemos; es más preciso decir que somos lo que asimilamos.





En invierno, como en todas las estaciones, es de vital importancia para la salud el equilibrio de las entradas y salidas de energía, en forma de alimentos, sentimientos y trabajo. Necesitamos un descanso adecuado, y dormir, relajarnos, jugar, equilibrar la actividad, la tensión y el trabajo de nuestra vida. También es importante para permanecer saludable crear y mantener la limpieza, tanto en el interior como en el exterior.
La llegada de cada nueva estación produce tensión y cambio, y en esos momentos se tienen más probabilidades de enfermar; pero la enfermedad misma proporciona la oportunidad de evaluar de nuevo su vida. Sin embargo, si lo hace así voluntariamente, y cambia de acuerdo con la nueva estación, puede prevenir la enfermedad. El invierno es un período importante para sentir que sus cambios interiores están entretejidos con la danza de su existencia.




En esta estación, la raíz de malvavisco ( Althaea officinalis) resulta particularmente útil para aliviar las irritaciones o inflamaciones de riñón y vejiga. Esta raíz, hecha en infusión y tomada internamente, actúa como diurético, incrementando el flujo de orina, y como demulcente-emoliente, lo que significa que alivia y suaviza los tejidos corporales. Puede utilizarse medicinalmente como emplasto para curar y mitigar las llagas inflamadas. Se puede utilizar también interna y externamente para la inflamación de las membranas mucosas, especialmente de la vejiga, zonas vaginales y recto, o para los intestinos inflamados. También resulta útil para las dolencias de garganta, pulmones y bronquios.





En invierno puede necesitar hierbas que den calor a su cuerpo; el pimentón, por ejemplo, es un buen estimulante natural tanto en invierno como en verano. La raíz de jengibre (Zingiber officinale) es otro buen calorífico, pues ayuda a la circulación y aumenta la fuerza del elemento fuego. Se hierve a fuego lento durante 15-20 minutos para hacer una infusión, o se utiliza cociéndola. Es un tónico estimulante del estómago, incrementa la secreción gástrica y ayuda a la digestión. Alivia los gases intestinales, por lo que es útil para los calambres digestivos y dolores abdominales, y es también un remedio de la diarrea. Como infusión y como compresa, se ha utilizado popularmente para los catarros y la bronquitis, y para la amenorrea (menstruación suprimida). Cuando se bebe muy caliente facilita el sudor, que suele ser útil para las fiebres y catarros.




Otras hierbas para la vejiga y el riñón son una baya, una semilla y una hoja: las bajas de enebro, las semillas de lino y las hojas de ortiga. El enebro (Juniperus communis) actúa como carminativo (alivia el gas intestinal) y como diurético, además de ser útil para las enfermedades vaginales y venéreas. Es buena en combinación con otras hierbas diuréticas como la “uva ursi” (gayuba). Las bayas de enebro se utilizan como preventivo de la enfermedad cuando se ha estado expuesto a ella o cuando la resistencia es muy baja. Las bayas, masticadas o tomadas en infusión, se pueden utilizar diariamente cuando se viaja `para aumentar la resistencia.



Las semillas del lino (Linum usitatissimun), hervidas a fuego lento y tomadas en infusión, son útiles para las mucosas inflamadas y en los problemas de los órganos urinarios, pues suaviza y limpia los riñones y la vejiga. 

Moliéndolas y mezclándolas con agua se puede hacer un buen emplasto para poner sobre las inflamaciones locales y forúnculos.






Las hojas de ortiga (Urtica dioica) se comen, se beben en infusión o se utilizan en un champú para los cabellos o loción para la piel. Es diurética, tónica y astringente y se considera una hierba excelente para los problemas renales, dolores de espalda o problemas uterinos. Puede utilizarla como tónico renal y como reconstituyente de la fuerza y la energía cuando se bebe en infusión.
Las hojas jóvenes, ligeramente vaporizadas y comidas, contienen mucho hierro, actúan como purificador de la sangre  y pueden ayudar a la reducción de peso. La planta produce una suave reacción de picazón y enrojecimiento cuando se utiliza externamente, acción ésta que es útil para los dolores reumáticos.




Para los problemas de riñón y vejiga, puede utilizar en combinación algunas de las hierbas mencionadas. Para las infecciones de vejiga, beba mucha infusión hecha con raíz de malvavisco, bayas de enebro y menta. Una combinación agradable para el invierno es la infusión de raíz de jengibre, semillas de lino o fenogreco y ortiga. La infusión de semillas de fenogreco constituye un buen tónico para los riñones y las glándulas suprarrenales.







Para hacer las mejores infusiones hay que dar a cada hierba su lugar en la totalidad. Cada hierba da su mejor esencia a la mezcla del modo siguiente:


  • Raíces duras (bardana, consuelda): hervir 20-30 minutos
  • Raíces blandas (regaliz, malvavisco, jengibre): hervir 10-15 minutos
  • Cortezas (canela,..): hervir 10-20 minutos
  • Semillas o bayas (hinojo, fenogreco, anís, enebro): 5-10 minutos
  • Hojas (menta, romero, ortiga): ¡no hervir nunca! Verter agua hirviendo por encima. reposar 20 minutos.
  • Flores (hibisco, manzanilla): ¡No cocer! Añadir agua hirviendo y dejar reposar 10-20 minutos.

Fragmento extraído del libro  “la Salud y las estaciones “  del  Dr. Elson M. Haas publicado por la editorial  Edaf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate