jueves, 21 de mayo de 2015

Cistitis, cómo combatirla/prevenirla.


La cistitis es la inflamación aguda o crónica de la vejiga con infección o sin ella; causada por microbios, normalmente bacterias.
Cuando orinamos nos deshacemos de gran parte de las toxinas y bacterias de nuestro cuerpo, pero a veces éstas bacterias pueden adherirse a la pared de la uretra o de la vejiga  y multiplicarse a mucha velocidad.

Las mujeres son más propicias a contraer infecciones de orina que los hombres puesto que su uretra es más corta y está más cerca del ano, de dónde suele proceder la bacteria. A este respecto, es importante no limpiarse nunca de atrás hacia adelante.

La mayoría de los casos de cistitis están provocados por un tipo de bacteria llamada Escherichia coli.


Síntomas
Los síntomas más comunes de esta infección son:
  • Necesidad persistente al orinar, acompañada de ardor.
  • Sangre en la orina (Hematuria)
  • Orina de color turbio y olor fuerte
  • Malestar pélvico
  • Malestar general, fiebre baja.




Complicaciones
Por lo general estas infecciones, si se tratan adecuadamente y a tiempo, no suelen producir complicaciones, pero si no se tratan pueden llegar a resultar bastante serias ya que la infección puede pasar a los riñones y dañarlos permanentemente.

Tratamientos
Para combatir esta infección debemos utilizar plantas de acción antibiótica tales como la Gayuba, un antiséptico urinario. Hay que destacar que para que esta planta funcione correctamente la orina tiene que ser lo más alcalina posible. 

Por otro lado el arándano rojo presenta también una acción antibiótica contra las bacterias que causan dicha infección. Las propiedades del arándano se atribuyen a sus proantocininas (PAC), que son un grupo de compuestos presentes en algunos frutos que disminuyen la adherencia de los cilios de la Escherichia coli a las paredes de las vías urinarias.

A diferencia de los antibióticos, el uso prolongado del arándano rojo no tiene ningún tipo de efecto secundario sino todo lo contrario; se utilizan tanto en tratamiento como a nivel preventivo, incluso en embarazadas. Además, el uso continuado de antibióticos debilita el sistema inmune, favoreciendo las repeticiones. Por eso es habitual que tras un episodio de cistitis venga otro y otro más.

También hemos de destacar del arándano que es un potente antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres, proteger los vasos sanguíneos y mantener los niveles adecuados de colesterol en sangre.
También posee un alto contenido en vitamina C, que contribuye a mantener un sistema inmunitario sano.

A nivel preventivo, un vasito de zumo de arándano al día es suficiente, siendo necesario subir la dosis en caso de infección.


Por Sheyla Buron.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate