jueves, 18 de mayo de 2017

Cómo viajar de forma sostenible


Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible "tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas"

El turismo sostenible es una tendencia al alza y desde hace varios años está cobrando protagonismo. De hecho, según un estudio realizado por Booking.com el año pasado, el 52% de los viajeros de todo el mundo afirmaron que tendrían en cuenta criterios medioambientales al elegir sus vacaciones. Un año antes, este porcentaje fue solo del 10%.


¿Y en qué consiste el turismo sostenible?

Se trata de viajar, pero buscando tener un bajo impacto sobre el medio ambiente y la cultura local, al tiempo que se contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.

Esta tendencia surge porque cada vez existe una mayor concienciación por los temas ambientales en todo el mundo.
Eco Hotel WildSpring Guest Habitat
Frente al turismo convencional que busca la máxima rentabilidad en el menor espacio y tiempo posible, son muchos los turistas que empiezan a darse cuenta del daño que ocasionan al mediambiente. Y además, los visitantes exigen cada vez más calidad en los lugares que recorren.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo sostenible "tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas".

Nuestro interés por viajar y por el turismo continúa aumentando día a día. Así pues, generar una menor huella de carbono personal debería ser una prioridad cuando exploramos el mundo.


Consejos para contribuir al turismo sostenible

1) Evita volar
De acuerdo con un estudio de la Fundación David Suzuki, la industria de la aviación es responsable de entre un 4 y un 9% del total del impacto de la actividad humana en el cambio climático. Por eso, ahora más que nunca es un buen momento para buscar una staycation (unas vacaciones quedándose en casa). 
Si tienes que volar, trata de reducir tu impacto escogiendo el tren para viajar a países cercanos o reservar vuelos directos en lugar de varias escalas. Además puede reducir tus emisiones escogiendo una compañía aérea ética.

2) Escoge tu destino detenidamente

Gracias a internet podemos encontrar una enorme cantidad de información sobre el lugar al que vamos a viajar, incluso antes de llegar. La organización sin ánimo de lucro Ethical Traveler clasifica, año tras año, distintos destinos según sus estándares de protección del medio ambiente, el bienestar social y los derechos humanos. En 2016 estaban en los más alto de la lista países como Mongolia, Panamá o Cabo verde.

Esta lista puede continuar creciendo si la gente elige de forma consciente viajar a estos países y apoyar las industrias de turismo sostenible. Su éxito animará a otros destinos a seguir su ejemplo y nuestra huella de carbono disminuirá.

3) ¿Cómo de sostenible es tu hotel?
Existen alrededor de 140 certificados de medio ambiente alrededor del mundo, todos con un objetivo común: hacer del alojamiento una industria más ecológica. Analizan, entre otras cosas, el uso de energías renovables por parte de los hoteles, si reciclan, si utilizan productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente, y si ofrecen opciones earthfriendly a sus invitados (por ejemplo, no cambiar la ropa de cama todos los días).
Si el hotel que has escogido ha recibido el sello de aprobación de sostenibilidad no esperes más y resérvalo.

4) Piensa en todo
Recuerda las prácticas sostenibles que has implementado en casa; desde pedir que no cambien tus sábanas a diario y tomar duchas cortas, hasta utilizar el aire acondicionado lo menos posible. Todo suma. Si decides hacer una ruta turística, asegúrate de que tu guía promueve prácticas éticas, respeta la naturaleza y utiliza productos de oficina ecológicos.


5) Utiliza el transporte local
Alquilar un coche puede parecer una opción más sencilla al llegar a tu destino, pero a menos que sea eléctrico no es lo más amable para la naturaleza. Según la Comisión Europea los coches son los responsables de aproximadamente un 12% del total de las emisiones de dióxido de carbono de la Unión Europea. En su lugar, puedes utilizar la bicicleta, coger el tren o simplemente caminar.


Susan Devaney


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate