viernes, 27 de julio de 2012

Extracto de hojas de alcachofa

Reduce el colesterol, elimina toxinas y
mejora el funcionamiento del sistema
digestivo.

La alcachofa (Cynara scolymus) es un miembro de la familia de las asteráceas que se ha utilizado desde la Antigüedad. Actualmente el uso de su hoja está muy extendido, principalmente como ayuda digestiva en dispepsia y en síndrome de intestino irritable.
Los efectos principales de la planta se deben a los ácidos cafeoilquínicos (como cinarina y ácido clorogénico), los flavonoides (como luteolina y sus derivados) y sustancias amargas (lactonas sesquiterpénicas como la cinaropicrina).

La cinarina es el principio activo más importante de la alcachofa y la que, junto con sus productos de degradación, le confiere gran parte de su acción colerética (aumento de la producción de bilis), colagoga (aumento de la secreción de bilis), hepatoprotectora, regeneradora de la célula hepática e hipocolesterolemiante.

Usos de la hoja de alcachofa 
Los principales usos de la hoja de alcachofa son:
  • Digestiones pesadas, indigestión, gastritis: el aumento en la secreción de bilis mejora la digestión de las grasas, lo que facilita y acelera la digestión en general. Además evita la producción de flatulencias en el instestino delgado causadas por la mala digestión de las grasas.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: la alcachofa facilita la digestión y regula el tránsito intestinal, ayudando a aliviar el dolor abdominal y el estreñimiento asociado.
  • Estreñimiento: al estimular las secreciones biliares, facilita la correcta digestión de las grasas, ayudando a reponer el ritmo en las evacuaciones. Además, estimula el peristaltismo intestinal.
  • Transtornos hepáticos, alteraciones de las vías biliares: como insuficiencias hepáticas, disquinesias biliares, colelitiasis, ya que estimula la síntexis de bilis y la mantiene en estado líquido.
  • Programas de detoxificación hepática: estimula la eliminación de toxinas del hígado vía intestinal.

 Hoja de alcachofa y colesterol

Se ha observado que el extracto de hoja de alcachofa presenta tres efectos principales de utilidad en la reducción del colesterol y en la prevención de la aterosclerosis:
  1. Efecto antioxidante: sus compuestos antioxidantes disminuyen la oxidación del colesterol LDL (colesterol malo). El colesterol LDL oxidado presenta una estructura modificada que dificulta su captación por parte de las células y una mayor capacidad de adhesión a las paredes arteriales. Por este motivo, una vez oxidado en la sangre, es más difícil retirarlo de la circulación y se ve favorecida su deposición en las paredes arteriales.
  2. Efecto colerético (aumento de la producción de bilis): el extracto de hoja de alcachofa incrementa la síntesis de bilis por parte de las células hepáticas. La bilis está formada por ácidos biliares, formados en parte por colesterol, y es secretada al duodeno para facilitar la absorción de las grasas de la dieta. Sin embargo, no toda la bilis secretada al intestino es eliminada a través de las heces. Por ello, una mayor síntesis de bilis favorece la eliminación de colesterol a través de esta vía.
  3. Inhibición de la biosíntesis de colesterol de novo: además de a través de la dieta, el colesterol también puede obtenerse mediante la síntesis endógena o de novo. El extracto de hoja de alcachofa inhibe la enzima HMG-CoA-Reductasa (Hidroximetilglutaril-CoA-Reductasa), implicada en la síntesis de colesterol. Además el extracto parece inhibir también la síntesis de colesterol en otros niveles de la vía.
Como resultado de estas tres propiedades se observa una disminución del colesterol circulante y de la formación de placa de ateroma.
Click en la imagen para una mejor lectura

Eficacia del extracto de alcachofa en el control del colesterol
El extracto de hoja de alcachofa ha mostrado ser un remedio altamente efectivo a la hora de disminuir el colesterol total y el colesterol LDL. Un estudio publicado en el año 2.000 realizado en 143 adultos con niveles elevados de colesterol, en el que se administró diariamente 1.800mg de un extracto de hoja de alcachofa 25-35:1 durante 6 semanas mostró una eficacia importante, con una disminución del colesterol total del 18,5% y una reducción del colesterol LDL del 22,9% (por una reducción del 8,6% y del 6,3% en el grupo placebo).

Estos niveles serían comparables a los obtenidos con algunas estatinas, con la ventaja de la excelente tolerabilidad del extracto de alcachofa y la ausencia de los efectos secundarios (como mialgias, rabdomiolisis o miopatías, entre otras) que pueden darse con el uso habitual de estatinas.

Con todos estos datos de eficacia y seguridad, el extracto de alcachofa puede convertirse en una alternativa segura y eficaz para tratar los niveles elevados de colesterol y prevenir así la arteriosclerosis y la enfermedad cardíaca.


La importancia de la dosis correcta
Los resultados de los estudios con extracto de hoja de alcachofa son muy diversos, con una gran variedad de resultados y de dosis utilizadas (la mayor parte excepcionalmente bajas). Por ello, para disminuir los niveles de colesterol se debe utilizar un extracto 25-31:1 (es decir con una concentración de 25 a 31 veces superior a la encontrada en la planta seca) y en una dosis diaria de 640mg de extracto, tres veces al día.


Para mejorar el metabolismo y la digestión de las grasas, así como el funcionamiento hepático, se recomienda tomar 640mg de este extracto al comienzo de la comida principal aunque, en algunos casos, se podría ampliar a las 3 comidas diarias.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud . 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate