sábado, 7 de julio de 2012

Línea Weleda Bebé



La línea Weleda Bebé de Caléndula cuanta con un amplio surtido de productos para la higiene diaria de bebés y niños desde el primer día de su vida. Un cuidado a base de ingredientes 100% naturales.

Selectas materias primas como aceites de semillas y frutos madurados al sol, ceras protectoras (de lana y de abeja), extractos de plantas medicinales y suaves fragancias a base de aceites esenciales naturales, proporcionan al bebé el cuidado y la protección ideal para su desarrollo saludable y equilibrado.

Los productos están formulados para minimizar el riesgo de alergías y con todos los ingredientes controlados desde su origen. Los extractos de caléndula se obtienen de cultivos biodinámicos propios. Su alto contenido en principios activos como los carotenos sirve para reforzar el escudo de protección de la piel a la vez que estimula su desarrollo natural y su capacidad para regenerarse.

Los extractos de caléndula limpian suavemente la piel y ahora también el pelo con el nuevo champú y gel de ducha de caléndula, para una limpieza delicada de los pies a la cabeza.





La caléndula (Calendula Officinalis) pertenece a la familia de las plantas compuestas, proveniente de la región mediterránea y extendida por Europa y el Norte de África.
Al igual que el girasol, la caléndula sigue la trayectoria del Sol, orientándose hacia el este en las mañanas y girando hacia el oeste por las tardes. Al contacto con los rayos solares, abres sus pétalos totalmente, replegándolos de nuevo al caer la noche.


Conocida por sus propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas, antisépticas y regeneradoras, esta planta contiene aceites esenciales, carotenos, saponina, ácido salicílico y resinas, que resultan muy eficaces en el tratamiento de pieles irritadas o sensibles.

Weleda tiene campos propios de cultivo biodinámico, en donde siembra, desde hace más de 85 años, la mayor parte de la caléndula utilizada en sus productos; la parte restante se obtiene de cultivadores asociados que utilizan métodos de agricultura ecológica controlada.
Los cultivos  biodinámicos y los biológicos tienen en común que no utilizan fertilizantes ni pesticidas sintéticos, dañinos para el medio ambiente; por el contrario, están diseñados para devolver el equilibrio al suelo y por lo tanto, a todo el ecosistema.
Por su parte, los cultivos biodinámicos tiene ritmos de siembra y cosecha muy específicos que están estrechamente relacionados con los ritmos de la naturaleza, como las estaciones del año, las mareas y la hora del día, entre otros. Solo se utiliza compost y otros preparados naturales para fertilizar la tierra y cuidar las plantas.

En Weleda se cosechan las flores de caléndula en la mañana, justo después de la fase nocturna regenerativa. Esta tarea se realiza a mano con el fin de obtener una mejor calidad. La recolección se repite durante el verano, ya que la planta florece varias veces.
Para lograr que las flores conserven las sustancias activas en las mejores condiciones, son llevadas al centro de producción el mismo dia en que son cortadas a mano. Las diferentes etapas hasta el producto terminado son sometidas a estrictos controles a fin de adaptarlo a las pieles más sensibles.



LÍNEA WELEDA BEBÉ
LA CLAVE PARA ENTENDER LOS BENEFICIOS DE LA COSMÉTICA NATURAL

Durante el embarazo, la mayoría de mujeres está mucho más sensibilizada respecto a una alimentación sana y a los cuidados del cuerpo con cosmética natural, porque se esfuerza por conseguir lo mejor para el niño que espera.

Cuando nace el bebé, se establece un vínculo estrecho e intenso entre él y la madre, a través del contacto por la piel de ambos. Gracias a este cálido toque amoroso, que después se extiende también al padre, se favorece el crecimiento y desarrollo del niño, tanto físico como emocional. Por eso la piel juega un papel fundamental y hay que proporcionarle la atención necesaria.

Weleda dispone de una línea de cuidados auténticamente naturales para la piel de bebé, basada en el extracto de caléndula 100% biológica. Además, el laboratorio cuenta con una amplia gama de productos corporales, muy adecuados para la madre, durante y después del embarazo.

La importancia de no usar conservantes, colorantes ni perfumes sintéticos
Los productos Weleda no contienen conservantes sintéticos, como los parabenes, que con el uso prolongado pueden ocasionar irritaciones en la piel, o bien pueden disminuir a la largo plazo la capacidad natural de la piel para protegerse por sí misma.

Los productos Weleda favorecen el equilibrio natural de la piel, reforzando así su capacidad autoprotectora. Además, no contienen colorantes ni perfumes de síntesis, siendo estos últimos los principales causantes del aumento de alergias cutáneas registradas por uso de cosméticos.

Una técnica farmacéutica
Para extraer de forma natural las substancias activas de las plantas, preservando sus virtudes, Weleda recurre a procesos de tradición farmacéutica.
Los extractos de caléndula y de manzanilla se obtienen por maceración, especialmente mediante aceite de almendra dulce, combinándose con otras substancias adaptadas a las pieles delicadas, tales como los aceites de sésamo y jojoba de calidad ecológica, la cera de abeja o la manteca de karité.




LÍNEA DE PRODUCTOS

Baño de Crema de caléndula
Ideal para los primeros baños. Tan suave que convierte el agua en crema. La combinación del aceite de sésamo, de calidad biológica, con el de almendra dulce, nutre y suaviza la piel, previniendo la sequedad cutánea. No hace espuma, para evitar los tensioactivos que pueden resecar la piel.

Composición: agua, aceite de almendra dulce, aceite de sésamo, alcohol, glicerina, ésteres de ácidos grasos, gliceril oleato, extracto de caléndula, aceites esenciales naturales, jabón de cera de abeja, xantano.


Crema facial de caléndula
Protege el rostro del bebé contra las influencias ambientales (viento, polución, frío). También puede usarse en manos y zonas expuestas del cuerpo. Se absorbe sin dejar una película grasa. La cera de abeja forma una fina capa protectora que no obstruye los poros.

Composición: aceite de almendra dulce, agua, lanolina, alcohol, gliceril estearato, cera de abeja, extracto de caléndula, xantano, aceites esenciales naturales.



Champú y gel de ducha de caléndula
Limpia suavemente cabello y cuerpo, protege la piel de la sequedad y deja el cabello suave, sedoso y fácil de peinar. El extracto de caléndula calma la piel. No irritante para los sensibles ojos de los niños y adultos con piel muy seca. Alta tolerancia confirmada por pediatras y dermatólogos, incluso en pieles hipersensibles, dermatitis atópica y costra láctea. Para baño y ducha.

Composición: agua, tensioactivos de azúcar, aceite de almendra dulce, alcohol, aminoácido, aceite de sésamo, glicerina, carragenato, extractos de caléndula, xantano, ácido láctico, aceites esenciales naturales.



Aceite de caléndula
Indicado para el cuidado diario y el masaje del bebé. Ideal para usarlo después del baño, ya que previene el desecamiento cutáneo y mantiene la piel suave. En el momento del masaje, este aceite envuelve al bebé en una suave capa que ayuda a mantener la temperatura corporal y favorece las funciones naturales de la epidermis.

Composición: aceite de almendra dulce, extractos de flores de caléndula y de manzanilla, aceites esenciales naturales




Crema pañal de caléndula
Previene eficazmente la irritación en la piel de la zona del pañal. Protege y cuida de forma natural la delicada epidermis del bebé. El óxido de zinc tiene propiedades aislantes y absorbentes. La cera de abeja refuerza esta acción formando una fina capa protectora que no obstruye los poros.


Composición: agua, aceite de almendra dulce, aceite de sésamo, óxido de zinc, jabón de cera de abeja, lanolina, gliceril linoleato, arcilla, extractos de caléndula y manzanilla, aceites esenciales naturales





Leche corporal de caléndula
Esta leche hidrata, suaviza y favorece las funciones naturales de la piel del niño. De textura fina y untuosa, penetra fácilmente sin dejar una película grasa. El aceite de sésamo, de calidad biológica, nutre y previene la sequedad cutánea. El extracto de caléndula, también de calidad biológica, calma y alivia la piel.

Composición: agua, aceite de almendra dulce, aceite de sésamo, alcohol, glicerina, ésteres de ácidos grasos, extracto de caléndula, jabón de cera de abeja, xantano, aceites esenciales naturales. 






PARA LOS NIÑOS

Baño de extractos de caléndula
Baño de acción relajante y equilibrante, para unos dulces sueños. Ideal para niños inquietos. Gracias a la acción de la caléndula, el tomillo y la endrina, calma y suaviza la piel sensible.

Composición: extracto acuoso de caléndula y tomillo, cloruro de sodio, zumo de endrina, aceites esenciales naturales, silice, xantano. 


Jabón vegetal de caléndula
Especialmente suave, este jabón limpia la piel sin resecarla, con sus ingredientes naturales. Particularmente indicado para niños y bebés, así como para piel sensible y delicada. Con extractos de caléndula, manzanilla y arroz, entre otros.
Composición: jabón de aceites de palma, coco y oliva; agua glicerina, aceites esenciales naturales, extractos de flores de caléndula y manzanilla, rizoma de iris, pensamiento silvestre, arroz y malta, cloruro de sodio. 






Gel dentífrico para niños 
Especialmente formulado para niños, desde la primera dentición. Sus agentes limpiadores de origen natural previenen las caries y respetan el esmalte de los dientes. No presenta riesgo alguno en caso de ingestión.

Composición: glicerina, agua, ácido silícico, extracto de caléndula, alginato sódico, aceites esenciales, aesculina.




Gel de salvia
A base de aceites vegetales. Alivia los síntomas de la primera dentición. Se aplica realizando un suave masaje en las encias.

Composición: agua, alcohol, glicerina, xantano, extractos de salvia, manzanilla, ratania y mirra, corteza de castaño de indias, fluoruro de calcio, plata, sulfato de magnesio, aceites esenciales naturales.









PRODUCTOS RECOMENDADOS DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA



Aceite de masaje antiestrías
Favorece la prevención y la reducción de las estrías que se crean durante el embarazo en el vientre, los muslos, las nalgas y en el pecho. Aceites de almendra dulce y de jojoba suavizan e hidratan la piel. El aceite de germen de trigo, rico en vitamina E, enriquecido con los extractos de árnica, ricos en ácido silicio, tiene un alto poder tonificante.
Al ser un producto auténticamente natural se puede aplicar durante toda la gestación y la lactancia ya que no contiene nada que pueda perjudicar el desarrollo sano del no nacido o del lactante.




Baño de esencias de lavanda
El aceite esencial de lavanda desprende un perfume impregnado de calidez con virtudes relajantes, ideal para disipar tensiones y nervios. También es perfecto para aliviar la tensión de los pechos que debido al aumento de tamaño se vuelven tirantes e incluso duelen. Se puede usar también en la ducha, utilizando poca cantidad con un guante.







Gel tónico de cobre
Este gel no graso combina las virtudes armonizantes y relajantes del cobre, metal conocido por sus propiedades antiespasmódicas, con las propiedades refrescantes y relajantes de plantas como limón, bardana, hamamelis, endrina y árnica, disipando así la sensación de piernas pesadas. Posee una acción tonificante duradera.
Aplica el gel y masajea suavemente, efectuando pequeños movimientos circulares desde abajo hacia arriba.






El desodorante de Citrus
Proporciona frescura y bienestar inmediatos. Una mezcla de aceites esenciales de limón y naranja previene y neutraliza los olores corporales desagradables causados por el desarrollo bacteriano. La solución más suave y eficaz durante el embarazo y lactancia. No altera el sabor de la leche materna.









TABLA DE INGREDIENTES

Pasos para ver la imagen a tamaño original: pincha sobre la imagen, haz click con el botón derecho sobre ella: "Ver imagen"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate