miércoles, 6 de marzo de 2013

Nuevos descubrimientos sobre la vitamina K

¿Qué es la vitamina K?
La vitamina K es una vitamina liposoluble que se da naturalmente de dos formas: la vitamina K1 (filoquinona), que se halla en las plantas (hojas verdes); y la vitamina K2, que la producen las bacterias intestinales. La K3 y la K4 son variantes que actúan como pro-vitaminas en particulares casos como mala absorción de las grasas.
La vitamina K es principalmente conocida por ayudar a la adecuada coagulación de la sangre. Sin embargo, en la última década se ha visto un creciente interés en los beneficios de la vitamina K. Esto se debe a recientes avances que ha permitido descubrir nuevas funciones de la misma, que influyen en un rango mucho más amplio de procesos fisiológicos de los que se creía.

Síntomas de deficiencia
La deficiencia de vitamina K puede presentarse en personas con desnutrición y problemas de mala absorción intestinal debido a condiciones como la enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria del intestino y alcoholismo.
Podrían ocurrir casos de desequilibrio de micro flora que surgen desde el tratamiento con antibióticos. Anticoagulantes y medicamentos como la warfarina son antagonistas de la vitamina K.
Dado que está bien comprobado que los recién nacidos tienen un riesgo de deficiencia de vitamina K, en muchos países la administración de vitamina K a los recién nacidos, de forma profiláctica, es parte de la rutina.

¿Qué hace la vitamina K en el cuerpo humano?
Una ingesta suficiente de vitamina K es fundamental para:
  • La normal coagulación sanguínea y mantener los vasos sanguíneos en buen estado.
  • El mantenimiento de la salud ósea.
  • Reducir el riesgo de enfermedades crónicas.
  • Regulación del crecimiento celular.

Osteoporosis
La evidencia, hasta la fecha, indica un papel importante en el metabolismo óseo por ambas vitaminas, K1 y K2.
La vitamina K es necesaria para un uso adecuado del calcio en los huesos. Se ha relacionado una menor tasa de fractura con un mejor status de vitamina K1, mientras que se ha comprobado un aporte inferior en personas con osteoporosis.
La investigación muestra que las proteínas en el tejido óseo y arterial necesitan mucho más altos niveles de vitamina K para la carboxilación completa, que las proteínas de la coagulación de la sangre. La activación de la osteocalcina (la proteína producida por el hueso), requiere de la vitamina K en niveles 10 veces más que la necesaria para la coagulación de la sangre. Según Ames, a largo plazo la deficiencia de vitamina K es un factor de riesgo para la osteoporosis y la ateroesclerosis.

Enfermedades cardiovasculares (aterosclerosis)
La calcificación vascular es un problema serio, ya que contribuye al endurecimiento de cualquier placa que anteriormente ha sido acumulada gradualmente en las paredes de los vasos sanguíneos. Esta estrechez de los vasos afectados reduce su elasticidad, lo que lleva a un flujo reducido de sangre y un aumento del riesgo de formación de coágulos, y por consiguiente, un potencial ataque cardíaco y derrame cerebral. 
Numerosos estudios indican el rol de ambas, K1 y K2 en la salud arterial.
Dos grandes estudios observaron un vínculo entre una alta ingesta de vitamina K2 y menores tasas de enfermedad cardiovascular. No se observó tal asociación con la K1. Sin embargo, otro estudio con mujeres post menopáusicas indicó que la adición de vitamina K1 a un mineral y suplemento de vitamina D conservó la elasticidad arterial.

Cáncer
Investigaciones han descubierto que la vitamina K2 tiene efectos anti cancerígenos. La asociación más fuerte fue para próstata y pulmón.

Otras enfermedades crónicas
Otras investigaciones indican que la deficiencia de vitamina K puede contribuir a enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer), y se ha planteado la hipótesis de que la suplementación puede ayudar en su prevención. 
La mejor fuente para humanos es la suministrada por las bacterias intestinales y por eso, el suplemento de vitamina K es particularmente importante para aquellos cuyo equilibrio normal en la flora intestinal ha sido alterado.

Consumo de vitamina K en la dieta
En el Reino Unido, la filoquinona es la principal fuente dietética de vitamina K. De acuerdo con el grupo de expertos sobre Vitaminas y Minerales (EGVM), su absorción no se ve afectada por el contenido de grasa en una comida. Sin embargo, algunas investigaciones han encontrado que la vitamina K se absorbe mejor con grasa. La ingesta diaria de K1 y K2 es mucho mayor en Japón que en el Reino Unido. Los niveles de K2 son particularmente altos en el este de Japón y esto se correlaciona con una menor tasa de fractura de cadera en mujeres ancianas.


Artículo elaborado por Lamberts Healthcare Ltd.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate