jueves, 24 de septiembre de 2015

Vinagre, el arma secreta de la naturaleza.

El vinagre se obtiene al fermentar los azúcares de los frutos de los que procede. Éstos se someten a un proceso de fermentación durante el cual el azúcar se convierte en ácido acético, el ingrediente que dota al vinagre de la propiedades medicinales que se le atribuyen.

Por ejemplo, siempre se ha utilizado vinagre como desinfectante, ya que es un antiséptico natural. Debido a su alto contenido en ácidos, es una sustancia usada para limpiar heridas. Aunque durante mucho tiempo se utilizó en medicina para mejorar los casos de infección , con el paso del tiempo su uso se ha dejado de lado en estos campos, pasando a ser empleado sólo por las medicinas alternativas.

Además, contiene antioxidantes en altas dosis, ayudando a proteger las células del ataque de los radicales libres. Esto se traduce en que ayuda a mantenerse joven por más tiempo y contribuye a evitar las enfermedades producidas por la oxidación celular.

También mejora la digestión, en contra de la creencia popular, ya que contribuye a activar la secreción de jugos gástricos que facilitan el proceso digestivo.

Destacan sus principios desintoxicantes, según los cuales el vinagre es un potente diurético que ayuda a eliminar los residuos que acumulamos día a día en el organismo. Por este motivo se le han aplicado poderes adelgazantes que no están del todo demostrados: Simplemente, supone una buena forma de eliminar lo que sobra, aunque no es un quemador de grasas. Sí es cierto que su ingesta ayuda a eliminar las retenciones de líquidos en el organismo.

Algunos estudios realizados sobre el vinagre han demostrado que es un aliado para reducir los niveles de glucosa en sangre, así como para disminuir la presión arterial. Los datos no son concluyentes, pero sí apoyan la teoría de que el vinagre es un aliado beneficioso en la alimentación. No es muy recomendable, sin embargo en personas que sufren úlceras grastrointestinales, debido a la cantidad de ácido que contiene.

Como remedio tradicional, algunos de sus beneficios son:

  • Alivia los dolores de cabeza
  • Disminuye el dolor de las picaduras de insectos
  • Combate los mareos y los dolores estomacales
  • Calma las quemaduras solares
  • Calma el hipo
  • Protege contra la intoxicación alimentaria
  • Ayuda a que desaparezcan las marcas de las quemaduras
  • Elimina la caspa
  • Abrillanta el cabello
  • Es uno de los mejores agentes naturales para eliminar ciertos plaguicidas y bacterias de los productos frescos (Utilizar un 10% de vinagre y un 90% de agua)

Además, es muy eficaz como limpiador y eliminador de gérmenes (Espejos y superficies de cristal, elimina manchas de tinta e imperfecciones en los suelos de madera, abrillanta cobre y bronce, y es un eficaz blanqueador de ropa); combate pulgas, garrapatas y piojos; es un excelente repelente de la mosca del caballo; y se utiliza para mascotas, como limpiador de oídos, para los cascos de los caballos, e incluso para algunos problemas de piel.

Se suele consumir en la alimentación, especialmente como aliño. Además combina bien con el pescado, es útil para ablandar la carne, y muy sabroso rociado sobre los vegetales cocidos. También se puede emplear para preparar vegetales en escabeche. 

Sin embargo, si se toma por razones terapéuticas, es mucho mejor utilizar grandes cantidades de alimentos fermentados para obtener los ácidos benéficos, ya que de éste modo ayuda a repoblar el intestino de bacterias beneficiosas. No existen directrices oficiales relacionadas con el consumo de este alimento, lo habitual es una o dos cucharaditas diluidas en agua o zumo por las mañanas. Por supuesto, hay que tener en cuenta su elevada acidez. Siempre se debe diluir en agua, ya que el vinagre puro podría dañar el esmalte de los dientes y los tejidos de la boca y la garganta. 

A largo plazo, su consumo excesivo posiblemente podría causar niveles bajos de potasio y afectar negativamente a la densidad ósea. El vinagre de manzana podría interactuar con diuréticos, laxantes y medicamentos para la diabetes y el corazón. Si se está bajo tratamiento y se desea consumir vinagre de sidra de manzana, es imprescindible consultar antes con un profesional de la salud.


Información cedida por A. Vogel

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate