jueves, 29 de septiembre de 2016

Eccema y Psoriasis. Nutrientes que ayudan a la piel.




Algunas personas tienen la piel seca durante el otoño, el invierno y a medida que envejecen. Otras sufren de una condición específica de la piel como el eccema o la psoriasis.
El eccema puede afectar a personas de todas las edades, pero se ve sobre todo en niños. La psoriasis también puede afectar a cualquier edad, aunque los expertos creen que las edades más comunes en que se produce son en los últimos años de la adolescencia, a los 30 años y entre las edades de 50 a 60.

Según la National Eczema Society, la condición tienen un impacto mayor, en la calidad de vida, que cualquier otra condición de la piel, y puede alterar la vida familiar, laboral, las relaciones personales y sociales, fiestas, ocio y muchas actividades diarias. Muchas personas que padecen psoriasis también se sienten avergonzadas y, como consecuencia, soportan la falta de autoestima.
Y para empeorar las cosas, algunas personas creen que la psoriasis es contagiosa, lo que hace las cosas más difíciles para los que la padecen.


Cosas a tener en cuenta:

  • La forma más común es el eccema atópico. Normalmente afecta a personas que tienen otras alergias.
  • Los expertos creen que puede haber un elemento genético de psoriasis, ya que puede darse en familias.
  • Otros tipos de eccema incluyen dermatitis de contacto (cuando la piel entra en contacto con una sustancia particular).
  • La psoriasis no se puede transmitir de una persona a otra, al tocar o besar, o al compartir alimentos o bebidas.
  • Un niño, con un padre con eccema atópico tiene 60% más de probabilidad de desarrollarla o un 80% si ambos padres lo padecen.
  • Algunas personas con psoriasis también desarrollan un tipo de artritis llamada artritis psoriásica, que causa dolor e hinchazón en las articulaciones.
Las personas que se ven afectadas por eccema atópico o psoriasis, pueden tener períodos en los que no tienen síntomas o los síntomas son muy leves.
Una teoría es que el estrés contribuye al desarrollo del eccema y la psoriasis, mientras que otra teoría sugiere que tenerlas hace la vida más estresante. Es importante que aprenda a relajarse encontrando el método adecuado e intentar hacerlo parte de su rutina diaria.


El eccema


Hay muchas cosas que pueden desencadenar un brote de eccema, incluso el estrés. Las más comunes incluyen: la caspa de animales, los ácaros del polvo, jabones y detergentes, cosméticos, artículos de tocador y perfumes, el polen, temperaturas extremas, las infecciones, telas (incluida la lana, mohair y poliéster), los metales, el látex, el caucho y los cambios hormonales.

Algunos animales podrían ser culpables, tales como: productos lácteos, los huevos, pescados y mariscos, trigo, tomates, nueces, soja, levadura, aromas y los aditivos. Los expertos en salud también creen que un 50% de los casos son causados por la dieta, especialmente en los niños.

Consejos para tratar de prevenir el brote o aliviar los síntomas:

  • Manipular la piel suavemente: Duchas o baños tibios, y evitar el uso de jabones perfumados. No frotar al piel demasiado fuerte, y usar crema hidratante o loción suave diseñada para pieles sensibles.
  • Evitar los alimentos desencadenantes: Si ve que su eccema empeora después de comer ciertos alimentos, trate de aliviarlos, pero pregunte a un experto en nutrición para prevenir las deficiencias nutricionales.
  • Usar ropa de fibras naturales para el contacto con la piel: Use lana o fibras sintéticas encima del algodón o seda (no en contacto con la piel). El uso de ropa muy ajustada también puede irritar la piel.
  • Ser activo: Actividades físicas suaves pueden ayudar. Hay que tener cuidado si se quiere ir a nadar, ya que los productos químicos utilizados en las piscinas pueden irritar las pieles propensas al eccema.
  • Prepararse para el frío: El invierno puede ser difícil, ya que se pasa más tiempo en ambientes interiores con calefacción central. Mantenga el termostato en torno a 21ºC, y añada un poco de humedad en el aire mediante el uso de humidificadores.

La psoriasis

Es el resultado de la hiperactividad de las células del sistema inmune, que acelera la renovación de las células de la piel (por lo general, las células de la piel se reemplazan cada 21-28 días, pero con la psoriasis el proceso sólo tarda de dos a seis días).


Debido a que la piel no puede arrojar las células muertas con la suficiente rapidez, se forman escamas blancas plateadas, llamadas placas, que pueden acumularse. Es el tipo más común, afectando al 80% de los que la padecen. No hay cura, y no se sabe exactamente por qué algunas personas la desarrollan. 
Pero sabemos que hay muchas cosas que pueden causar que brote.

Consejos para tratar de prevenir el brote o aliviar los síntomas:

  • Hidratar: Es importante usar cremas para mantener la piel hidratada.
  • Evitar el agua caliente: Bañarse o ducharse con agua templada, y use un limpiador corporal suave evitando frotar la piel.
  • Dejar de fumar: Las toxinas en el humo del cigarrillo pueden afectar a las partes del sistema inmunológico que están vinculadas con el desarrollo de las psoriasis.
  • Mirar lo que se come y se bebe: Una dieta sana, equilibrada, y beber mucha agua es una buena idea. Hay personas que creen que algunos alimentos empeoran sus psoriasis. También es una buena idea reducir el consumo de alcohol.
  • Tomar un poco de sol: Algunos expertos creen que el sol es bueno para la piel que sufre de psoriasis, pero por períodos cortos de tiempo, sin dejar quemaduras en ella.



Información facilitada por Lamberts



La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate