martes, 29 de octubre de 2013

Aceites esenciales y sus usos

   La Aromaterapia es la utilización de los aceites esenciales para la armonización de la salud física y mental. Los aceites esenciales se emplean para reforzar el proceso natural de curación. Se trata de un método natural que se basa en la actividad de las moléculas bioquímicas de los aceites esenciales.

   Un aceite esencial es la esencia volátil extraída de las plantas aromáticas por medio de la destilación por arrastre con vapor de agua.

    Después de la destilación de una planta aromática se obtiene un extracto vegetal complejo: cada aceite esencial contiene una amplia gama de moléculas bioquímicas que lo caracterizan.

Los aceites esenciales ejercen un poder sutil sobre la salud: actúan tanto sobre el cuerpo como sobre el espíritu. Desde hace miles de años, las civilizaciones humanas han confiado en las virtudes de las plantas aromáticas para sus cuidados. Hoy en día, las propiedades tradicionales de los aceites esenciales son estudiadas y verificadas por la aromaterapia científica.

Los aceites esenciales pueden ser utilizados de diferentes maneras y con diversos fines:
  1. En masaje; se diluyen los aceites esenciales en un aceite vegetal o en un soporte cosmético para una aplicación localizada. A veces se pueden utilizar los aceites esenciales puros para determinadas afecciones.
  2. En difusión; se dispersan las moléculas aromáticas por el aire con el fin de respirar sus bondades o para sanear un espacio.
  3. Por vía oral; se ingieren pequeñas cantidades de los aceites esenciales siguiendo una dosificación precisa y las recomendaciones de un terapeuta para ayudar al organismo.

Algunas precauciones de uso
  • Lavarse las manos después de cada masaje o contacto con la sinergia aromática.
  • En caso de contacto accidental de un aceite esencial con el ojo, limpiar la zona con la ayuda de una gasa impregnada en aceite vegetal (oliva, avellana, nuez de albaricoque,...) aclarar luego abundantemente con agua.
  • Respetar el número de gotas recomendado, la frecuencia de aplicación o de ingestión, así como la duración de su uso. El tratamiento es eficaz en dichas dosis y el hecho de aumentarlas conllevará el riesgo de efectos secundarios.
  • Los pacientes alérgicos y de piel ultrasensible realizarán, antes de su empleo, un test de tolerancia aplicando una pocas gotas en el pliegue del codo. En caso de intolerancia, una reacción cutánea será visible al cabo de unos diez minutos y, por lo tanto, el tratamiento no será conveniente.
  • En caso de alergia, intolerancia o irritación cutánea, aplicar algunas gotas de aceite vegetal de caléndula 3 ó 4 veces al día durante 2 ó 3 días.
  • En caso de ingestión accidental de un volumen considerable de aceite esencial, llame al centro de desintoxicación más cercano.


La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. En todos los casos es preferible consultar con su terapeuta, médico, u otro profesional de la salud.

Información cedida por Pranarom (www.pranarom.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate